Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |CERTEZAS E INCERTIDUMBRES EN MEDIO DE LA PANDEMIA
Denisse Van der Ploeg: una intérprete en ascenso, entre Lamborghini y el cine de género

La cuarentena le frenó las funciones de “Tadeys” en el Cervantes pero no le impidió el estreno de “Devoto”, su primer protagónico

Denisse Van der Ploeg: una intérprete en ascenso, entre Lamborghini y el cine de género

DIEGO CAPUSOTTO Y DENISSE VAN DER PLOEG EN UNA ESCENA DE “TADEYS”, DE OSVALDO LAMBORGHINI, QUE SE OFRECIÓ EN EL CERVANTES / Ailen Garelli

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

30 de Mayo de 2020 | 03:19
Edición impresa

Denisse Van der Ploeg (29) atravesaba uno de esos proyectos soñados como parte del elenco de “Tadeys”, la obra de Osvaldo Lamborghini que, en versión de Analía Couceyro y Albertina Carri, se ofrecía de miércoles a domingo en el Teatro Nacional Cervantes, hasta que todo estalló. Y aunque había dejado su trabajo estable por ese personaje que tuvo que preparar de emergencia como un reemplazo, sus sensaciones, con el diario del lunes en la mano, son de felicidad.

Para la joven intérprete, egresada de la Licenciatura en Actuación de la UNA y que desde hace cinco años reside en nuestra ciudad, fue “un privilegio” no sólo como actriz sino como persona “haber tenido trabajo” y, sobre todo, en un escenario mítico, como el del TNC, el que ya había explorado en 2015 como parte del elenco de “La crueldad de los animales”, escrita por Juan Ignacio Fernández y dirigida por Guillermo Cacace.

“No paré de agradecer el estado en el que vivo”, aseguró la también fotógrafa en diálogo con EL DIA, “pensando en las emergencias reales”, ubicando la prioridad en el bosque y no el árbol.

Formada con Martín Otero, Vanina Falco, Analía Couceyro, Guillermo Cacace, Ana Frenkel y, entre otros, Josefina Gorostiza, Denisse sorteó un gran desafío de la mano de “Tadeys”, una prosa plena de sensual y corrosiva acrobacia, además de una obra de teatro, una película y una ópera buffa, que fue protagonizada por Diego Capusotto.

Para ingresar en ese complejo mundo de Lamborghini, al que definió como “muy político, sexual, barroco, musical, poético”, la actriz tuvo sólo tres días de ensayos y las sensaciones que la embargaron, previo a su debut, fueron tan intensas como diferentes, “desde no dormir para estudiar, no entender nada, de copiar todo de la otra actriz (que es maravillosa) que me tocaba reemplazar en un video”, hasta que finalmente se entregó, conectándose “con lo que pasaba ahí más empíricamente”. Con el correr de las horas -porque no había tiempo para días-, se fue soltando más y más y encontró la respuesta a esa encrucijada en la danza, esa disciplina que tan hermosamente abarca y que le permitió lucirse en producciones como “Barranca abajo” con dirección de Cristina Banegas o “Montaraz” de Braian Kobla. “El conectar con la fisicalidad, el entrenamiento, me ayuda muchísimo a estar más permeable y ‘Tadeys’ tenía mucho de eso”, recordó la actriz.

En esta aventura, el acompañamiento de todo el equipo, incluido el gigante Capusotto, quien con un “va a salir todo bien, piba” la animó, fue fundamental para que lo diera todo con una criatura de entramado espeso y de significado profundo: Denisse vistió las pieles de “Estropeado”, un personaje que, según contó, “tiene una correlación directa con el niño proletario, quien pertenece a la clase explotada con la ‘herencia alcohólica en la sangre’, y él tiene unos textos muy políticos que cuando los escuchás se te eriza la piel”. Durante la obra, se lo escucha decir, por ejemplo, “¿El Estado es hombre o mujer? La respuesta sin ambigüedad es hambre para todos”.

Como respuesta inmediata a la cuarentena, el Cervantes se subió a la ola virtual y ofreció la grabación de “Tadeys”, para que el público la vea desde el living de su casa, de forma gratuita. Con esta misma modalidad, que Denisse entiende que si bien no es teatro -porque el teatro es presencial y no virtual-, es “lo único que en este momento le permite a algunos artistas tener un ingreso”, llegará en junio a la web del TNC “La crueldad de los animales” a la que llegó por “un casting junto con compañeros de la UNA”, al que se presentaron casi 200 artistas, y que se convirtió en un proyecto muy especial para ella, en tanto “agradecimiento total a la universidad pública y gratuita”, algo que “no se olvida más”.

Y en medio de esta cuarentena que potenció las reflexiones, donde la ansiedad se apoderó de los cuerpos embebidos de conectividad, resultando seres abrumados que conviven en un doble aislamiento en tanto “empezamos a dar vueltas imparables dentro de nuestras cabezas”, Denisse celebró el estreno en Cine.Ar Play -donde sigue disponible y se puede ver ahora por 30 pesos- de “Devoto: la invasión silenciosa”, la película del platense Martín Basterretche que implicó su primer protagónico en la pantalla grande.

El mérito es aún doble si se tiene en cuenta que, en un principio, había audicionado para un papel secundario pero quedó seleccionada para el principal, La Lancera, la líder de la resistencia, la criatura que le permitió ser parte de un “delirio fascinante” y con la que pudo conocer desde adentro los tiempos y modos del cine, dejándola con ganas de más.

POR DELANTE

Este 2020 le tenía preparado a Denisse otros proyectos que quedarán a merced de la pandemia. Por un lado, el estreno de “The Big Mountain”, escrita y dirigida por su socio de la vida, Braian Kobla, y que iba a protagonizar “con un grupo platense que es una bomba”, que trata sobre “todo lo que nos va sucediendo socialmente y en el mundo virtual con la montaña de datos, lo que pasa en las redes, la violencia, las marchas, los rugbiers, las masas, las clases, los algoritmos imparables, etc”. Por el otro, “Cabeza de Animal”, un trabajo de investigación que está realizando junto a dos amigos, Martín Antuña y Bernardita Epelbaum, y que, con la cuarentena, se reinventó “en una pieza audiovisual a presentar en este tiempo, para tener una obra adaptada al contexto y no deprimirnos”.

Porque, para la actriz, ése es el gran miedo: “adormecernos o acostumbrarnos” a esta situación. De todos modos, entiende que “sí o sí hay que dejar morir algo y que lo que nos encuentre teatralmente sea diferente”. El contexto presente es real, “no podemos negarlo, taparlo” lo que sí podemos hacer es “corrernos de las convenciones y hacernos nuevas preguntas con nuestros pares, generar una resistencia colectiva que nos vuelva a encontrar, con los protocolos necesarios, para que la ficción suceda en donde sea”.

En este sentido, sostuvo que es interesante analizar “cómo se empezaron a organizar los teatristas independientes, la búsqueda de nuevas formas presenciales a través de un manifiesto y protocolo para sostener el trabajo de clases sobre todo y del quehacer”, lo que los llevará a “estar un paso adelante” cuando todo comience a reactivarse y la actividad artística siga quedando en cola.

Como mujer y actriz, admitió que le costó ir abriéndose paso en el universo artístico y por eso celebra “lo que está pasando con el feminismo a nivel general” que, “en nuestra profesión, es un gran avance imposible de parar”, aunque “todavía falte un montón”, entre ello cuestiones urgentes, como “la declaración de la ley de la emergencia por violencia de género” o “la adhesión al protocolo ILE”.

En lo personal, la joven actriz empezó a cuestionarse “la autoproclamación porque hay que entender las prácticas feministas desde adentro, abrazar la diferencia, aceptarla y ver cómo dialogar con eso”, y reveló que últimamente se permitió “habitar más la fragilidad”, para “empezar a escucharnos, entender el contexto y particularizar las problemáticas de cada compañera”.

“Sí o sí hay que dejar morir algo y que lo que nos encuentre teatralmente sea diferente, atravesado por el contexto”

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

DIEGO CAPUSOTTO Y DENISSE VAN DER PLOEG EN UNA ESCENA DE “TADEYS”, DE OSVALDO LAMBORGHINI, QUE SE OFRECIÓ EN EL CERVANTES / Ailen Garelli

DENISSE SE ABRE PASO EN EL MUNDO DE LA ACTUACIÓN / Pau Schrott

Crédito: Santiago Bouzas

Imagen de "Devoto: la invasión silenciosa"

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla