Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,90
Dólar Ahorro/Turista $138.44
Dólar Blue $175,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1480
La Ciudad |CÓMO SE ADAPTAN PARA PRODUCIR EN TIEMPOS DE COVID-19 Y SOSTENER LA INDUSTRIA
Entre las quintas y la web, el vino de la costa no se da por vencido y va por más

La tradicional fiesta, que cada año reúne a más de 100 mil personas, esta vez se hará vía internet y durará 16 días

Entre las quintas y la web, el vino de la costa no se da por vencido y va por más

En cada una de las etapas de la producción se toman estrictos recaudos para prevenir contagios / EL DÍA

Carlos Altavista

Por: Carlos Altavista
caltavista@eldia.com

25 de Junio de 2020 | 02:48
Edición impresa

“Berisso tiene una historia marcada por las crisis y, al mismo tiempo, una cultura del sacrificio, particularmente de quienes están ligados a la tierra, que lleva a tomar cada crisis como un motor de transformación. Ningún viñatero va a especular. Les costó mucho llegar hasta acá y nadie querrá retroceder”.

La definición de la ingeniera agrónoma Irene Velarde, una de las dos docentes e investigadoras de la facultad de 119 y 60 que, en 1999, empezó a trabajar codo a codo con los poquísimos productores de vino de la costa que quedaban en pie para reflotar la tradicional industria, data de abril del año pasado, cuando este diario realizó un informe sobre cómo resistía el sector pese a la gravísima crisis económica que sobrevolaba al país todo. Hoy, sobre llovido mojado, llegaron la pandemia y la cuarentena, que sorprendieron a los viñateros finalizando la vendimia.

Y, una vez más, surgió desde el corazón del monte de la ribera, desde las manos curtidas de los trabajadores y desde el profundo e inconfundible aroma de la uva tipo Isabella (chinche, para muchos), esa cultura de resistencia. Así, como el junco de Los Talas, que “se dobla pero siempre sigue en pie”, esa fortaleza innata se tradujo en solidaridad para con los productores más golpeados, en protocolos para moverse en las quintas, en ventas online para sobreponerse al cierre obligado de la Cooperativa de la Costa.

Ahora, van por mucho más. Luego de 16 fiestas del vino consecutivas, las últimas con una asistencia que superó cómodamente las 100 mil almas, la celebración se hará de todos modos. Vía internet.

“Durará dieciséis días, a partir del sábado 4 de julio. Cada día se recordará una de las fiestas que hicimos, con actividades de todo tipo”, adelantó a este diario el titular de la cooperativa, Martín Casali. “¿Cuánto resignamos en materia de ingresos? Muchísimo. Pero el mensaje que queremos dar es muy claro: seguiremos dando pelea y vamos a sostener esta industria, que es un sinónimo de Berisso y de la Región”, subrayó.

Es que la lucha por resucitar a una industria que en las décadas de los 40 y 50 del siglo pasado supo fabricar un millón de litros de vino al año implicó mucho esfuerzo y muchas voluntades.

Reducida a cinco familias que en 1999 trabajaban apenas dos hectáreas, la Comuna, la facultad de Agronomía y un creciente apoyo a los productores familiares por parte de distintos estamentos del Estado fueron haciendo lo suyo. Pronto, la tierra cultivada y los productores se multiplicaron por diez. “Nadie permitirá que tanto sacrificio caiga en saco roto”, enfatizó un viñatero.

“Cuando se decretó la cuarentena estábamos terminando la vendimia, de modo que tuvimos que reorganizarnos para finalizar lo antes posible la vinificación (cosecha y molienda). Se pudo concluir la cosecha y, por suerte, no se perdió casi nada”, cuentan desde la cooperativa.

Para entonces había en las distintas parcelas unos 30 trabajadores golondrina. Siete de ellos, al suspenderse el transporte público de larga distancia, se tuvieron que quedar en una de las quintas durante más de un mes.

En la etapa dura de la cuarentena, la primera, la cooperativa cerró por completo. Hoy sigue cerrada al público, pero adentro se retomó el trabajo de embotellado, etiquetado, trasiego (se separan del vino aquellas materias sólidas depositadas en el fondo de los recipientes, durante la fermentación y las etapas de la crianza), cumpliendo estrictamente con las medidas de cuidado sanitario.

Asimismo, han implementado la venta por cajas a domicilio (los pedidos se hacen vía Facebook e Instagram), así como a algunos de los comercios que pueden abrir al público.

¿Y en las quintas? “Hicimos un trabajo importante de concientización, que cuesta, hay que admitirlo”, explican los viñateros, para contar que elaboraron un protocolo con recomendaciones específicas. Lavarse las manos antes y después del trabajo, usar alcohol en gel y barbijo, no juntarse a comer, no compartir vasos, desinfectar las tijeras luego de usarlas porque son herramientas que se comparten y traslados de pocas personas en los vehículos, entre muchas otras.

En el sector apuntan que “ayuda concreta no hemos recibido hasta hoy”. No obstante, se rescató que “se reorientó el dinero que iba a utilizarse en las prácticas del curso de fortalecimiento institucional que nos dicta la facultad de Trabajo Social, junto a los cerveceros y productores apícolas, y se destinó a la compra de alimentos y materiales de higiene para los productores más necesitados”.

“Seguiremos dando pelea y vamos a sostener esta industria”, dicen los viñateros

 

La fiesta del Vino de la Costa se convirtió en un evento anual que convocó, en sus últimas ediciones, a más de 100 mil personas. Y si bien los productores saben que perderán mucho económicamente, lo que no quieren perder es “el ímpetu de reafirmar a julio como el mes del vino”.

“Es que más allá de lo económico, numerosos actores, como facultades (Agronomía, Trabajo Social y Ciencias Exactas), gente de la cultura, artesanos, toda la economía social y solidaria de Berisso, se mueven en torno a esta fiesta. Hay muchas personas y familias que se preparan todo el año para este acontecimiento. Por ello, lo mantendremos en pie por internet, durante 16 días, desde el 4 de julio, con múltiples actividades”, cerraron.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla