Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,27
Dólar Ahorro/Turista $137.40
Dólar Blue $180,00
Euro $95,52
Merval 0,00%
Riesgo País 1434
Opinión |Panorama nacional
En medio del ruido económico, el Gobierno se considera “bajo asedio”

El oficialismo sufre los vaivenes del dólar y apunta contra la oposición, pero puertas adentro hay críticas a la gestión y buscan apuntalar a Fernández. Pesce, en la mira de Cristina

En medio del ruido económico, el Gobierno se considera “bajo asedio”

El oficialismo busca apuntalar a Alberto Fernández / Telam

Mariano Spezzapria

Por: Mariano Spezzapria
@mnspezzapria

27 de Septiembre de 2020 | 03:47
Edición impresa

Anida en el oficialismo una marcada preocupación por la falta de eficacia en la gestión del presidente Alberto Fernández. Las idas y vueltas de los últimos días en la implementación del “supercepo” al dólar resultaron un ejemplo de esa situación, que en el Frente de Todos no admiten públicamente pero que, puertas adentro, forma parte de las conversaciones reservadas entre los dirigentes de la primera línea de la coalición gubernamental.

A los cuestionamientos internos que recibe el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, se suman también las críticas para algunos ministros o ministras, como es el caso de María Eugenia Bielsa. La santafesina que dirige Hábitat asistirá, en los próximos días, al desembarco como segundo de esa cartera del intendente de Navarro, Santiago Maggiotti, en la búsqueda de darle a la repartición un perfil más ejecutivo.

En el Gabinete nacional ya bajó la orden, en boca de Santiago Cafiero, de mostrarse más activos en la defensa del Presidente. El ruido económico alteró los nervios en el entorno de Fernández, a quien consideran “bajo asedio” de un sector de la oposición –enrolada en Juntos por el Cambio- y de algunos medios de comunicación. La mirada política confluye, así, con la línea histórica del kirchnerismo.

Aunque, paradójicamente, sería la vicepresidenta Cristina Kirchner la más crítica de la gestión del Frente de Todos. En la coalición gubernamental es un secreto a voces que reprochó a Fernández que haya puesto a “un radical en el Banco Central”, en referencia a Pesce.

A partir de ese comentario se dispararon todo tipo de versiones sobre posibles cambios en el equipo económico. Una de ellas mencionaba un posible pase de Martín Guzmán al BCRA. Y la llegada al Ministerio de Economía de Emanuel Alvarez Agis, quien secundó a Axel Kicillof en el Palacio de Hacienda en el segundo gobierno de Cristina.

Pero esos cambios, por el momento, quedaron en el plano de las especulaciones. Guzmán cuenta con el respaldo de ambos Fernández (el Presidente y la Vice) y del tercer socio clave del FdT, Sergio Massa, quien lo recibió en la Cámara de Diputados para la presentación del Presupuesto 2021 y lo visitó días después en Hacienda, donde Guzmán le devolvió el gesto de hospitalidad con un almuerzo. El ministro comió uno de sus platos preferidos: canelones de verdura con salsa blanca.

El impuesto a la riqueza

Los tres secretarios más importantes de Guzmán expondrán el martes ante la comisión de Presupuesto de la Cámara baja. Allí, el oficialismo consiguió un dictamen de mayoría para avanzar con el impuesto a las grandes fortunas, para cuyo tratamiento JxC reclama una sesión presencial. A su vez, Massa pedirá un hisopado a los diputados que vayan al recinto. El oficialismo obtuvo el apoyo de diputados que responden al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y al ex ministro de Economía Roberto Lavagna.

A último momento, el FdT incluyó cambios en la iniciativa y quitó de la base imponible del gravamen a los extranjeros con inversiones en la Argentina. La señal que estaba dando el oficialismo, en medio de los graves problemas que afronta el BCRA para que no se terminen de evaporar las reservas internacionales y con los mercados acicateando los bonos soberanos y las acciones de las empresas argentinas, no era la mejor.

Curiosamente, o no tanto, fue el Fondo Monetario Internacional el que trajo algo de tranquilidad financiera al Gobierno, al anunciar la llegada de una misión a Buenos Aires prevista para el 5 de octubre. Será la apertura de las negociaciones con el organismo, que encabezará Guzmán, para reprogramar la deuda contraída por la administración de Mauricio Macri.

Mientras tanto, el Gobierno sufre la desconfianza de los argentinos sobre el peso, la moneda nacional: unas cuatro millones de personas compraron dólares en el mercado oficial el mes pasado, casi el 10 por ciento de la población del país, según precisó el informe de Evolución del Mercado de Cambios que emite el BCRA. El propio Fernández tuvo que salir a desmentir que se esté por implementar un “corralito”, como en 2001.

Apuntalar al Presidente

En ese contexto, cobra fuerza en el oficialismo la idea de apuntalar al Presidente, cuyo liderazgo es esmerilado tanto por los vaivenes económicos como por la idea de que Cristina es quien realmente maneja los hilos del poder. Por eso son varios los gobernadores, intendentes y sindicalistas que piensan que Fernández debería encaramarse en la presidencia del PJ.

Ese sitial lo ocupa actualmente el diputado sanjuanino José Luis Gioja, con mandato prorrogado a causa de la pandemia, pero el anunciado acto por el 17 de octubre que organiza la CGT podría ser el escenario ideal para que Fernández escuche el “clamor de las bases” en un zoom que contará con la presencia de dirigentes de todo el país.

“Salvo Cristina, todos los presidentes peronistas estuvieron al frente del PJ”, recordó un dirigente al tanto de las conversaciones. Para Fernández, sería la oportunidad de contar con el respaldo de una fuerza política en forma orgánica, ya que Cristina sigue al frente de la Unidad Ciudadana –el partido que creó para las elecciones de 2017- y Massa es el líder del Frente Renovador.

Pero el Presidente no dio aún su visto bueno para que lo sienten en el sillón del Partido Justicialista. Hasta el momento, sólo accedió a la sugerencia de sus colaboradores de empezar a mostrar más presencia popular –tanto como lo permita la pandemia- en los actos que encabeza fuera de la quinta de Olivos.

Ya se pudo ver algo en ese sentido, durante la semana, en San Antonio de Areco, donde unos vecinos se acercaron a vivarlo. Y podría suceder lo mismo en los próximos días, en una visita que hará a Capilla del Señor. Uno de los dirigentes que está activo en esas maniobras es Juan Zabaleta (Hurlingham), quien a su vez espera el aval de Fernández para postularse a la presidencia de la Federación Argentina de Municipios (FAM).

Los recursos, a la Provincia

El territorio bonaerense es fundamental para el sostenimiento del FdT como coalición de gobierno. A tal punto, que el Presupuesto 2021 contará con 50.000 millones de pesos para la asistencia financiera de la Provincia –tomados de la quita a la coparticipación de CABA- y otros $150.000 millones proyectados en obra pública, con especial incidencia en los recursos por parte del ministro Gabriel Katopodis y de la titular de AySA, Malena Galmarini.

En la vereda de enfrente, la oposición luce todavía desorganizada pero hace una fuerte apuesta a la reacción de la sociedad frente a lo que considera como una avanzada del oficialismo contra el funcionamiento institucional. Un mojón en ese camino aguarda que lo ponga la Corte Suprema en los próximos días, cuando se expida en el caso de los jueces desplazados Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, quienes tuvieron participación en causas contra Cristina.

Los jueces de la Corte saben que están en la mira de unos y otros. Tendrán que analizar, en ese marco, la denuncia del alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta que la Procuración considera de su competencia; y viene de dar una señal al ratificar las condenas por la tragedia de Once, cuya trama oculta se incluye en la lista de los más graves y luctuosos hechos de corrupción de la historia argentina.

Aunque, lamentablemente, todas las miradas –tanto aquí como en el exterior- se las llevó el diputado Juan Ameri en su exhibición sexual en pleno debate legislativo. La imagen resultó escandalosa y lesiva de la imagen del Congreso. Pero la reacción del oficialismo, que obligó a renunciar a uno de los suyos, fue rápida de reflejos y contó con el aval de la oposición.

Para adelante, queda por ver si las fuerzas políticas lograrán autorregularse a la hora de confeccionar sus listas de candidatos.

El Gobierno nacional sufre la desconfianza de los argentinos sobre el peso

Alberto Fernández salió a desmentir que se esté por implementar un “corralito”

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla