Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $98,21
Dólar Ahorro/Turista $162.05
Dólar Blue $140,00
Euro $114,16
Riesgo País 1614
Espectáculos |DESTACADO DE LA CARTELERA
Conociendo Rusia: “Las canciones no tienen época: siempre está de moda hacer una canción”

Mateo Sujatovich llega para mostrar los temas hechos con retazos de rock nacional por los que fue nominado a los Grammy Latinos

Conociendo Rusia: “Las canciones no tienen época: siempre está de moda hacer una canción”

Conociendo Rusia se reencuentra con el público platense / Guido Adler

Pedro Garay

Por: Pedro Garay
pgaray@eldia.com

5 de Febrero de 2021 | 04:50
Edición impresa

Mateo Sujatovich pudo haber sido jugador de fútbol en Real Madrid. El némesis de Messi, la solución argentina para los problemas del equipo merengue contra el Barcelona. Se probó, pero la carrera futbolista no prosperó: “Son pocos los que llegan”, dice, en modo casete de futbolista, paródico, y enseguida aclara entre risas que “no me dio la nafta, amigo”.

Pero ocurrió algo más: “Empecé a tocar la guitarra… y encontré una pasión todavía más grande que el fútbol”, cuenta, en diálogo con EL DIA. En las clases de guitarra que tomaba con Claudio Gabis descubrió que el instrumento era su amigo como había sido la pelota, y comenzó así la carrera musical del artista detrás de Conociendo Rusia, el combo que oficia de alter ego de Sujatovich y que está llamado a despertar al agonizante rock nacional, según proclaman los odiantes de las nuevas olas traperas.

Conociendo Rusia, que realizará esta noche dos shows en la Ciudad (a las 19 y a las 22 en el Ópera, con capacidad limitada), ha conseguido cargar con esas esperanzas en apenas tres años de vida: el primer disco, homónimo, fue publicado en 2018, primera aparición del “personaje” que hace de frontman, El Ruso (“en realidad, me parecía más divertido el mote de Ruso que Mateo, que es como me dicen mis viejos”). Antes, Mateo, hijo de Leo Sujatovich, tecladista de Spinetta Jade, hacía de guitarrista de otros, pero “sentía como una deuda” el sueño de la banda propia. “Desde muy chico ya tocaba con amigos, a los 20 ya trabajaba como guitarrista, todo el tiempo participaba en proyectos de otros, y sentía que necesitaba en algún momento hacer mis canciones. Pero no me salía naturalmente: la paciencia me ayudó, y un día me encontré grabando un disco”.

Desde entonces, la música emerge como un torrente de agua de Sujatovich: a su disco debut lo siguió, apenas un año después, con “Cabildo y Juramento”, que recibió tres nominaciones a los Latin Grammy y siete a los Gardel. Un conjunto de canciones hechas de retazos de sonidos de rock nacional, con letras que se mueven entre la urbanidad del indie y la poética del viejo rock de alguna reminiscencia tanguera.

“Las canciones tienen un poco de lo que se vive, lo cotidiano, otro poco de lo que uno se imagina, de sentimientos auténticos van surgiendo otras cosas…”, dice de sus temas. “Las canciones tienen siempre un poco de todo: de lo que le pasa al corazón, de lo que le pasa a un amigo, de lo que nos pasa a todos”.

“Cabildo y Juramento” marcó la explosión de Conociendo Rusia, pero, lanzado en octubre de 2019, colisionó con la pandemia: el disco lo iba a llevar a su primer Gran Rex, pero tuvo que postergarse (el desembarco podría ocurrir en abril), como tantos otros planes. “Fue un bombazo entender que el año iba a ser totalmente distinto a lo planificado, que todos los proyectos que tenía iban a tener que cambiar”, dice Sujatovich. “Hubo que pasar de página. Buscarle la vuelta para que igual estuviera bueno. Lo que tuvimos que hacer todos”, agrega.

“Las canciones tienen un poco de lo que le pasa al corazón, de lo que le pasa a un amigo, de lo que nos pasa a todos”

 

Pero “le encontramos la vuelta” para que “la creatividad pueda salir aún estando encerradito”, cuenta: lejos de quedarse paralizado, Conociendo Rusia organizó un tour virtual geolocalizado para pasar el confinamiento, y apenas se abrió la posibilidad de salir a tocar al aire libre, se lanzó, a fin de año, al reencuentro con la gente. La banda programó luego una gira de verano: es parte del tour la visita a La Plata, donde repasará los dos discos y los sencillos, y donde espera “una fiesta. Tenemos unas ganas impresionantes de subirnos a la combi e ir hacia La Plata, encontrarnos con toda la gente. Esto que es hacer música, sacar canciones, se tiene que cerrar con el show: porque todo muy lindo hacer canciones, pero si no estás ahí en el escenario con la gente, cantando las canciones, no cierra”.

Pero aunque lo alejó de ese encuentro con el escenario, en pandemia Mateo también “encontré un poco más de tiempo en casa, para disfrutar y componer canciones para otro disco”: de allí nacieron los singles “A la Vez” y “Tu Encanto”, este último en colaboración con Fito Paez, “un terrible referente”, confiesa.

EL ESPÍRITU DEL ROCK NACIONAL

De hecho, el espíritu del Fito de “Circo Beat” es uno de los que flota por “Cabildo y Juramento”, el disco que actualizó los sonidos del rock nacional y le devolvió el alma al cuerpo a muchos escuchas sufrientes en tiempos de trap, beats y ritmos urbanos. “Ahora estoy preparando mi próximo disco de trap… Nah, mentira”, bromea, como desestimando esta dicotomía. Su aproximación a estos sonidos no es un manifiesto contra los ritmos del presente, sino más bien, dice, “algo natural, que tiene que ver con mis gustos”.

Ese paladar musical hecho de discos de Charly, Spinetta y Fito (y Los Beatles, claro), se forjó, curiosamente, lejos del país: su padre lo arrastró a regañadientes a España muy joven, y además de intentar comenzar una carrera profesional en el fútbol, pasaba los días a pura nostalgia.

“Extrañaba mucho: ya era super fan de Charly, de ‘Pubis Angelical’, de ‘Clics modernos’, y estando allá, extrañando a la familia, a los amigos, empecé a escuchar los discos de Spinetta, de La Máquina de Hacer Pájaros, de la Bersuit, sonaba ‘Los calientes’ de Babasónicos en todos lados y yo me la bajaba en esos programas truchos de bajarse música… La verdad, estaba allá, pero estaba cada vez más en contacto con la música que estaba pasando acá”, cuenta.

Esos sonidos de su educación sentimental empapan su música, y si bien Mateo confiesa que le parece “una sorpresa encontrarse con que hay público para las canciones” en tiempos de monoconsumo, luego da marcha atrás: “Pero no debería serlo: siempre hubo canciones, y siempre va a haber. Los tiempos son cambiantes, hay géneros que de repente se ponen de moda, pican en punta, pero siempre habrá un lugar para quien haga una linda canción”.

“Argentina es un país con una historia de grandes cancionistas, grandes músicos que hicieron tremendos discos”, sigue. ¿Son entonces sus canciones un contacto con el pasado, en un tema donde el presente urgente parece llevarse todo puesto? ¿Un remanso a esa agobiante actualidad? Mateo disiente, no le gusta la palabra “pasado”: “El presente es lo que se hace hoy, si hoy alguien hace una canción, es presente”, dice, con coherencia casi oriental. “Y las canciones no tienen época: quizás no es un nuevo género, algo que se haya inventado hace dos años, pero siempre está de moda hacer una canción… y a la vez, nunca está de moda”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla