Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $98,21
Dólar Ahorro/Turista $162.05
Dólar Blue $140,00
Euro $114,16
Riesgo País 1614
Deportes |EL EQUIPO DE RUSSO AVANZÓ A LOS 16AVOS DE FINAL DE LA COPA ARGENTINA
Un irreconocible Boca sufrió ante Claypole, que lo tuvo contra las cuerdas

El humilde equipo de la C empezó ganando y fue superior en el primer tiempo. El Xeneize, con poco juego, lo pudo dar vuelta. Flojo

Un irreconocible Boca sufrió ante Claypole, que lo tuvo contra las cuerdas

Varela gana lo alto, en un pasaje del partido ante Claypole. Boca jugó mal y sufrió ante un equipo de la Primera C / Télam

4 de Marzo de 2021 | 05:10
Edición impresa

Boca se metió en los 16avos de final de la Copa Argentina tras ganarle 2 a 1 a Claypole, pero este humilde equipo de la Primera C comenzó ganando, le dio una lección de fútbol y, en el final, casi fuerza los penales.

Desde la previa todo indicaba que no habría equivalencias ni la más mínima posibilidad de que un equipo de la Primera C pudiese competir deportivamente con uno de los elencos más caros de la primera división del fútbol argentino y, además, bicampeón de la máxima categoría de nuestro país.

Sin embargo, y pese a las limitaciones técnico-tácticas, sumadas a la enorme diferencia (quizás el ítem más notorio por razones lógicas) en el aspecto físico, los muchachos de Claypole sacaron de lo más profundo una competitividad asombrosa y se le plantaron en el comienzo al poderoso Boca.

Cuando Boca pasó al frente, Claypole volvió a estar a tiro y generó chances para empatar

 

El equipo del ascenso adelantó sus líneas, se plantó con enjundia y amor propio incluso hasta complicarle la vida a los de Miguel Ángel Russo. Así es que a los 20 minutos Calone tuvo una chance inmejorable para romper el cero y, tras una maniobra fantástica en lo individual, quedó cara a cara con Javier García, que le tapó la definición en una salvada providencial.

Y tras cartón, a la salida de un tiro de esquina, Landaburu también la tuvo de cabeza, en un remate que se fue por encima del travesaño. Fueron dos oportunidades seguidas que helaron la sangre de los xeneizes. Y tanto fue el humilde equipo del ascenso, que llegó el más inesperado de los momentos (por lo que se podía presumir en la previa, pero no por el nivel mostrado), el gol de Claypole: tras una triple acción de gol, tras un tiro de esquina, Leonel Landaburu le rompió el arco a Javier García, para poner el transitorio 1 a 0.

Esa impensada ventaja inicial no fue otra cosa que la consecuencia del dominio total del equipo de la Primera C ante un desconocido Boca. La personalidad y consistencia de su juego sorprendieron a propios y extraños. El equipo puso la pelota contra el piso, se le animó a su poderoso oponente y lo puso contra las cuerdas con el gol, que llegó luego de la generación de otras cuatro claras ocasiones anteriores.

TRAS SEMEJANTE ESFUERZO, SINTIÓ EL DESGASTE

Pero claro, tras esa ventaja inicial, Claypole sintió el esfuerzo físico realizado en todas sus líneas y Boca, en una ráfaga pero sin volumen de juego, logró rápidamente la igualdad. Fue en los pies de Villa, el hombre que más capacidad mostró para el desequilibrio individual, que estableció el 1 a 1 seis minutos después de la apertura del marcador.

Los últimos diez minutos mostraron cansancio en el humilde elenco de la C y portento físico en Boca, a la vez que anarquía en su juego. En ese primer tiempo, nunca se supo a qué quería jugar el conjunto de Miguel Ángel Russo, sobrepasado en buena parte del desarrollo del acto inicial.

La parte final comenzó con Boca llevándose por delante físicamente a Claypole. Aún sin ideas ni claridad en la concepción de las jugadas, el paso de los minutos fue un aliado del Xeneize, ya que fue desnudando la merma de energías del conjunto de Roque Drago. Las ganas no fueron suficientes y se vio, ya con más claridad, una ostensible diferencia en los piques cortos, los largos y en la resistencia.

Pero era tal la confusión futbolística de Boca, que recién a los 21 minutos de esa parte final logró hilvanar una oportunidad de gol bien clara, gracias a un centro de Villa, que Medine conectó y remató cerca del palo izquierdo de Libares. Justamente el carrilero colombiano se Boca se hizo omnipresente y aglutinó desde ese instante casi todo el juego colectivo del Xeneize.

Y en medio de ese estéril dominio de Boca, Iglesias se perdió el segundo de Claypole, tras lo cual llegó el grito salvador de Maroni, para adelantar a los de la Ribera.

Tras ello, Claypole sacó pecho otra vez y en los pies de Iglesias tuvo el empate, pero tapó Javi García.

Con el pitazo final, llegó la clasificación de Boca, pero los aplausos fueron todos para Claypole, que desde la Primera C dignificó al humilde fútbol de ascenso.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla