Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Información General |Historias platenses

Secundario de adultos: de las cuentas pendientes al sueño de ir a la universidad

Vecinas de la Ciudad que decidieron terminar la escuela después de los 50 años detallaron cómo atraviesan sus estudios a esa edad y su anhelo de ir por más cuando terminen

Secundario de adultos: de las cuentas pendientes al sueño de ir a la universidad

Mirtha y su marido Miguel retomaron juntos la escuela el año pasado

Camila Moreno

Camila Moreno
cmoreno@eldia.com

1 de Octubre de 2023 | 02:29
Edición impresa

Uno de cada cinco egresados del secundario cursaron sus estudios en una escuela para adultos, Cifra que creció notablemente en los últimos 20 años en los que se incrementó en un 128% el número de graduados bajo esa modalidad.

Terminar el secundario puede ser una cuenta pendiente que se arrastra durante décadas. El trabajo, la familia o hacerse cargo de la manutención de una casa suelen ser los factores que se interponen entre una persona y sus estudios y que hacen que la idea de terminarlos se vuelva casi una utopía.

Pero a pesar de estas obstáculos que puedan hacer dudar a muchos a la hora de inscribirse en un secundario para adultos, un relevamiento realizado por el Observatorio de Argentinos por la Educación arrojó que en los últimos años la matrícula de jóvenes y adultos creció un 12% en todo el país.

Nancy, es una de las tantas personas que están detrás de esta estadística, ella retomó sus estudios luego de 40 años en una sede escolar de la localidad de Hernández -espacio que depende del CENS de una secundaria de Gorina- y a los 55 sueña con terminar el secundario para continuar su formación en la universidad.

Ella nació en Paraguay y hace más de 30 años que está radicada en la Ciudad, es madre de cinco hijos quienes fueron el motor principal detrás de su decisión de retomar la escuela. “En mi país estudié hasta los 15 años, en ese momento tuve que dejar para salir a trabajar y criar a mis nueve hermanos” relató Nancy quien reconoció que “nunca quise dejar, es más quería seguir secretariado ejecutivo bilingüe y no pude hacerlo de joven”.

Ahora a sus 55 años fueron sus propios hijos lo que la incentivaron a tomar la iniciativa, “ellos están terminando la facultad y me dijeron ‘¿mamá por qué no estudias? Tu cabeza te da para mucho, sería algo bueno que termines’. Así que empecé y retomar para mi fue un sueño, además los profesores que nos están capacitando son ejemplares, son chicos tienen la edad de mis hijos pero con todo el respeto nos ayudan un montón. Estoy muy bien en la colegio, muy contenta”, señaló orgullosa de su decisión de volver a estudiar.

Mirtha, otra vecina de Hernández, terminó la primaria a los 15 años e inmediatamente comenzó a trabajar. En ese momento vivía en el campo en Entre Ríos y no tenía ningún secundario cerca en el que continuar con su formación, por lo que siempre tuvo como “asignatura pendiente terminar los estudios”, sostuvo.

“Creo que fue algo que siempre tuve pendiente, pero por cuestiones de la vida nunca pude realizar, primero por trabajo, después porque me casé y tuve cuatro hijos, siempre se me hizo imposible por alguna u otra cosa estudiar”, destacó Mirtha.

“Cuando uno tiene ganas de estudiar no hay nada imposible, no hay excusas ni edad que te detenga”

Ahora que sus hijos ya son grandes, el menor tiene 22, tomo valor y a sus 52 años se dispuso a ponerle fin a esta cuenta pendiente, nada más y nada menos que acompañada por su marido Miguel. “Empezamos juntos, ahora ya estamos los dos en segundo año”, comentó al respecto y aseguró que si bien al principio tenía miedo ya que pensaba que “iba a ser mucho más difícil, que nos iba a costar entender porque después de tantos años agarrar una carpeta y volver a estudiar era algo nuevo para nosotros, gracias a dios lo llevamos bastante bien y tuvimos notas muy satisfactorias para nosotros”.

En ese sentido remarcó la tarea de los docentes que son “excelentes profesores, nos explican una y otra vez hasta que aprendemos, nos tienen mucha paciencia porque somos casi todos personas grandes y ahí están ellos para ayudarnos”.

Estudio, trabajo y sueños

Otro de los aspecto que sobresalieron en el informe del Observatorio de Argentinos por la Educación fue la tendencia hacia la feminización tanto en la matrícula escolar como en el número de egresados, ya que las mujeres representan el 53% del total del estudiantado.

Es que así como en el caso de estas vecinas, muchas primero se abocaron al desarrollo de su familia y una vez que sus chicos crecieron pudieron enfocarse de lleno en sus estudios.

Pero por más que quieran, ninguna de las dos le dedica el cien por ciento de su tiempo a la escuela ya que tienen muchas responsabilidades y otras inquietudes por satisfacer.

En el caso de Nancy, antes de anotarse a la escuela para jóvenes y adultos se había capacitado en otros ámbitos. “Yo ya había realizado otros cursos, como el de manejo de computadora, pero además soy masoterapeuta y el año que viene tengo pensado seguir especializándome en rehabilitación” contó la mujer que consideró que “terminar el colegio me va a ayudar un montón porque aspiro a trabajar con traumatólogos”.

Pero además de sus estudios Nancy administra un comedor en su casa: “Tres veces a la semana hago comida y le doy a mis vecinos. Empezamos con mi hermana en la pandemia, ahora ella reparte mercadería y yo cocino. La verdad es que tengo de todo, iglesia, comedor, colegio, hago de todo”.

“Retomar para mí fue un sueño, los profesores son ejemplares, estoy muy bien en el colegio, muy contenta”

Mirtha por su parte trabajó muchos años como vendedora independiente de ollas, emprendimiento que dejó para dedicarse a cuidar de su nieto de diez meses. Pero su negocio, además de ser un ingreso le sirvió para estar en contacto con mucha gente y conocer otras realidades. Una de ellas fue la de las personas sordas, lo que la llevó a estudiar lengua de señas. “Ya voy por el tercer nivel, es algo difícil pero no imposible. Lo que si requiere de mucha práctica, como a todo hay que dedicarle tiempo”, expresó contenta sobre esta iniciativa.

Ahora entusiasmadas por su paso por la escuela ya no se contentan solo con terminar el secundario y capacitarse en paralelo en otras cosas, sino que ambas aspiran con llegar a la universidad.

“La verdad es que todas las materias de la escuela son muy buenas, pero a mi me gustó mucho psicología social y la verdad es que una vez que termine me gustaría seguir estudiando algo relacionado a eso”, manifestó Mirtha y aseveró: “Para mi nada es imposible, si no estudié antes fue porque no pude, no tuve la oportunidad, y ahora se me está dando la oportunidad de estudiar y es lo que quiero hacer”.

“Estudiar me interesa y mucho. No sé que voy a hacer el día de mañana, pero mi cabecita me da vuelta toda la día. Si es que llego bien, porque ya tengo 56, si Dios me da salud y mucha fuerza me gustaría hacer alguna carrera”, esbozó Nancy cuando se le preguntó por su futuro y señaló que algunas de las profesiones que tiene en mente son la de trabajo social o economía.

“Yo creo que cuando uno tiene ganas de estudiar no hay nada imposible, no hay excusas ni edad que te detenga cuando querés aprender”, concluyó su mensaje Mirtha.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Mirtha y su marido Miguel retomaron juntos la escuela el año pasado

A sus 55 años Nancy pudo volvera la escuela y disfruta de lasclases con sus compañeros

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$120/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2250

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$160/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $3450

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$120.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $2250.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla