Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Recordarlo me produce una inmensa alegría

Parece mentira que ya se cumplen 10 años de todo aquello. Realmente recordarlo me da una inmensa alegría, porque siento que fue algo que se inició y se completó con éxito y de forma espléndida. Fue una época donde hubo una proyección de jugadores que duraron muchos años en el Club, fue un proceso de recambio de jugadores, que comenzó con el técnico que estuvo antes que nosotros y que siguió con quienes nos sucedieron.

En aquel torneo recuerdo que algunos equipos comenzaron dando ventaja de entrada, sobre todo los equipos grandes porque no les interesaba, pero en cambio nosotros no, y lo tomamos en serio desde el inicio. Para nosotros era importante y hubo momentos donde el grupo se unió mucho y luchó por lo que quería. Y se me viene a la memoria una verdadera batalla campal que se armó en el vestuario después de ganarle a Argentinos Juniors en la cancha de Español, donde nos agredieron.

El mérito fue de todo del grupo, por haber creído en que se podía y en la disciplina. Por ejemplo, luego de eliminar a Belgrano en Córdoba, nos fuimos a Jujuy a hacer una pretemporada especial pensando en la final. Marcábamos zona en las pelotas paradas y eso estaba muy aprendido y lo practicamos mucho pensando en River que era peligroso... Después nosotros nos fuimos, y los mismos jugadores le pidieron al técnico seguir jugando así y no cambiar nada, y por suerte todo salió perfecto.

Fue muy lindo haber sido parte de todo aquello. Yo al menos me siento una partecita de ese título por lo que me tocó vivir. Me sentí muy bien a pesar de no haber podido estar en ese último partido. La final con River la escuché por radio, estaba en Rosario y cuando terminó me puse a llorar como un loco, y me hizo muy bien los llamados de los jugadores, que se acordaran de uno a pesar de no estar en ese momento con ellos.

Yo lo disfruté más cuando regresé al Club en el 2002 que en aquel momento cuando se logró, porque me había quedado el sabor de no haber disfrutado plenamente, de no haberme abrazado con alguien y festejar. Como aquella vez que seguí por radio la final haciendo fuerza para que se lograra el título, hoy deseo lo mismo para Gimnasia.


(*) Junto a Edgardo Sbrissa dirigieron al equipo en las primeras 5 fechas, pero no estuvieron en la final con River.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...