Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Los sectores más combativos del sindicalismo rechazan la medida y amenazan con un paro

Los sectores más combativos y opositores al gobierno nacional rechazaron ayer el bono de $ 5.000 en dos cuotas acordado por la CGT y algunas cámaras empresarias y confirmaron que van a concretar nuevas medidas de fuerza antes de fin de año.

“Desde el Frente Sindical, con la CTA y los movimientos sociales anunciaremos una medida de fuerza”, dijo Pablo Moyano, secretario general adjunto de Camioneros.

“Cuando se firmó hace dos años el bono de $ 2000 nadie lo cobró”, subrayó para mostrar su desconfianza con la medida de que impulsa la actual conducción de la CGT.

“Es una maniobra más del Gobierno para dilatar un paro que tiene que ser ya. La CGT volvió a fallarle a los trabajadores. Los que no acordamos con el Gobierno estaremos en la calle”, expresó Moyano en una entrevista con radio Cooperativa.

Para Pablo Micheli, dirigente de la CTA, el bono es un engaña pichanga. “Es una suma en negro que no arregla nada. Si hay un bono, bienvenido sea, pero peleamos por un aumento de emergencia y en blanco”, dijo.

Hugo “Cachorro” Godoy, de la CTA, también minimizó el bono. “Los aumentos acordados en la paritaria de este año, de un máximo de 15% en tres tramos, y las dos sumas fijas de $2.000 y $4.000 a abonarse por única vez, ya fueron pulverizadas por la inflación anual acumulada, que ya supera el 32,4%, según INDEC. “Esto hay que compensarlo”, agregó.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...