Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
PIDEN UNA “COMPENSACIÓN” A CAMBIO

Los empresarios se resisten a que el pago sea obligatorio como quiere el Gobierno

Aunque ayer seguían negociando, el acuerdo se dilata. Plantean dudas sobre la obligatoriedad

Los empresarios se resisten a que el pago sea obligatorio como quiere el Gobierno

Empresarios platenses dicen que solos no pueden afrontarlo / archivo

El ministro Dante Sica aseguró el martes que la voluntad del Ejecutivo era que el monto adicional “con un tope” de $5mil fuera de carácter “obligatorio” para todos los privados. Pero fue esa palabra, que obliga a los empresarios a pagar el bono sí o sí, la que estancó las conversaciones en el día de ayer.

“Ellos pueden instar a pagar, pero no pueden obligar”, dijeron ayer en la UIA.

En nuestra Región también rechazan la obligatoriedad del pago. En ese sentido, Hugo Timossi, de la Unión Industrial del Gran La Plata, dijo anoche a EL DIA que “las pymes por si solas no pueden pagar ese bono” y reclamó, a su vez, la ayuda de Nación, Provincia y el Municipio a través de rebajas impositiva en el IVA, Ingresos Brutos y la Tasa de Seguridad e Higiene.

Desde la Cámara Argentina de la Mediana Empresa también explicaron que muchas empresas de su sector no pueden afrontar el pago.

“Los primeros interesados en instrumentar herramientas que fomenten al consumo somos nosotros, pero no todos los sectores pueden afrontar un bono de $5 mil. Para los pequeños y medianos comercios es inalcanzable”, explicaron en un comunicado.

Mientras tanto, en el sector de la CGT oficial sintieron los dichos de Pablo Moyano de que “volvieron a fallarle a los trabajadores”.​

Cuando trascendió que el Gobierno había incluido una cláusula, a sugerencia de la UIA, para que el pago del bono sea a cuenta de futuros aumentos salariales, desde la CGT estallaron. Y provocó una rápida respuesta desde la sede de Azopardo, rechazando la disposición.

“La idea del bono es que sea compensatorio y no remunerativo en dos cuotas, en principio englobaría al sector privado”, sostuvo ayer Sica.

Y analiza la posibilidad de permitir una línea de crédito a las empresas que no puedan pagarlo, una posibilidad que conversó en persona con Miguel Acevedo, titular de la Unión Industrial Argentina.

“Vamos a hablar con el sistema financiero para ver si hay algún tipo de financiación de corto plazo para las empresas que no lo puedan pagar”, expresó el ministro de Producción y Trabajo.

Timossi, que representa a los industriales de la región, dijo que “es imposible hablar de un crédito” para pagar este bono. “En Argentina hay tasas que no existen en ningún lugar del mundo”, agregó.

Y dijo que a muchas empresas “que no tienen posibilidades de exportar” están afectadas “porque la gente ha perdido poder de compra “ en el marcado local.

“Me parece muy bien que se le pueda dar a la gente un bono. Estamos de acuerdo. Pero para poder pagarlo el esfuerzo debe ser compartido entre los privados y el Estado” remarcó Timossi.

Ayer las negociaciones por el bono las realizó una comisión designada por el ministro Sica, el secretario de la CGT, Héctor Daer y la UIA. Por el Gobierno estuvo el jefe de Gabinete de Sica, Ignacio Pérez Riba y Ernesto Leguizamón, mano derecha de Jorge Triaca. El titular de la CGT Héctor Daer, envió a su principal colaborador en el gremio de Sanidad, Carlos West Ocampo. Y Daniel Funes de Rioja, de la UIA, asistió en representación de los empresarios.

Hoy continuarán reuniéndose y ultimando detalles en el borrador del decreto.

En el Poder Ejecutivo todavía confían en llegar a un acuerdo en los próximos días.

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...