Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
PANORAMA ECONÓMICO

¿Transición económica ordenada o desordenada?

¿Transición económica ordenada o desordenada?

Por AMÍLCAR COLLANTE (*)

De volver a darse los resultados de las PASO en la elección presidencial de octubre, ya tendríamos un presidente electo el 28 de Octubre. Y habría un mes y 14 días para el cambio de gobierno. La pregunta clave es si la transición económica va a ser ordenada o desordenada.

Para simplificar la cuestión económica. Por un lado, se necesitarán dólares para cubrir el frente cambiario y evitar un salto en el dólar, cumplir con las obligaciones de deuda y, además, abastecer a los bancos para poder devolver los depósitos privados en moneda extranjera (que siguen cayendo).

Por otro lado, el Gobierno tiene que pagar obligaciones en pesos (deuda y gasto corriente) ya que existe un agujero fiscal de más de 250 mil millones de pesos que hay que cubrir (especialmente concentrado en diciembre por el pago de aguinaldos). Que si no es financiado por el mercado (algo muy probable después del reperfilamiento de deuda) es más factible que se recurra a la monetización del déficit. En pocas palabras, la emisión monetaria será fuerte y puede tener consecuencias sobre la inflación en ese mes. Además puede generar un escenario desordenado en el arranque del próximo gobierno, ya que si se da en un contexto de mucha desconfianza -y caída en la demanda de dinero- puede generar un salto mayor en la inflación.

Las restricciones cambiarias se agudizarán pasada la elección general

 

En relación a la falta de dólares, el Gobierno ha tomado decisiones estas semanas tras la noticia de que el FMI no iba a girar los 5.400 millones de dólares del préstamo Stand By ( sexto desembolso).

En este camino alternativo, el Ejecutivo negoció la utilización de los 7.200 millones de dólares que estaban bajo el concepto de “fortalecimiento de reservas” en el activo del Banco Central. Y se utilizan para cancelar deuda en dólares que tenga el país hasta el 10 de diciembre.

En el Banco Central, hasta el 26 de septiembre, había cerca U$S 12.600 millones de reservas internacionales netas (o de libre disponibilidad). Es decir , de las 48.500 millones que figuraban en las reservas brutas del Central, sólo estaban disponibles un 25 por ciento de ellas para poder intervenir en el mercado de cambios .

Y había una cuenta con U$S 7.200 millones (fortalecimiento de reservas) producto del préstamo con el FMI, que no se podía tocar. Su fin era robustecer el número de las reservas internacionales. Sin embargo, el FMI prefirió habilitar su uso y no girar “fondos frescos” al Gobierno actual. Tras esa autorización al 2 de octubre el número de reservas disponibles, contando esos fondos, es de cerca de U$S 18.300 millones.

Sin esos dólares las cuentas no cerraban, ya que hay aproximadamente U$S 6.000 millones de deuda a pagar hasta fin de 2019 . Y el “drenaje “ por intervención del Banco Central en el mercado de cambios es de U$S 70 millones diarios. Y recordemos que en las últimas jornadas fue superior a los 200 millones de dólares (diarios).

Lo más probable es que para no quedarse sin reservas (sin dólares) las restricciones cambiarias se agudicen pasada la elección. Con lo cual el tope de 10.000 dólares por mes para personas físicas puede bajar. También puede aparecer un dólar (diferente al oficial) para gastos en el exterior con tarjeta crédito. Consecuentemente, la brecha cambiaria -que es la diferencia entre el dólar oficial y el paralelo- se ampliará.

La clave es ver que pasa con los pesos y el programa fiscal que presente Fernández. Ya que si el déficit será monetizado, se desarman las Leliqs y se expanden los pesos en circulación .Y se relajan mucho los objetivos fiscales. Puede que el mercado espere una inflación más elevada aún y la transición sea más desordenada.

Por ello, es muy relevante la señal que pueda dar Alberto Fernández - si es que finalmente sale electo Presidente - la noche del 27 y la primer semana pasada la elección, para despejar las dudas sobre estas cuestiones.

Por el lado de los dólares, todo hace pensar que habrá más restricciones cambiarias y se intentará evitar un mayor salto del dólar cómo hubo tras la PASO.

 

(*) Economista UNLP

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla