Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EN VIVO

EN VIVO.- El festival en la Plaza de Mayo tras la asunción de Alberto Fernández

Ampliar
Un centro de rehabilitación platense en jaque por prolongada deuda del IOMA
Un centro de rehabilitación platense en jaque por prolongada deuda del IOMA
14 de Noviembre de 2019 | 14:04

El Centro de Rehabilitación Darse Cuenta que funciona en nuestra ciudad desde hace 23 años cuenta con el destacado logro de egresar -entiéndase reinsertar en la sociedad- anualmente a cincuenta residentes de los distintos tratamientos de adicciones a sustancias peligrosas. Sin embargo, la ONG se encuentra en serio riesgo de seguir adelante con esa valiosa función. El motivo, aducen, es una abultada deuda que mantiene el IOMA, por la cual se han hecho planteos, reclamos y pedidos que hasta el momento no han surtido los efectos deseados. Por lo tanto, actualmente el clima que viven quienes llevan adelante la iniciativa es de incertidumbre, pues no sólo preocupa el futuro del proyecto, sino también el de los pacientes.

Según explicaron a este medio, por año se gradúan 50 personas en sus sedes de City Bell y Los Hornos. "Son personas que salen de la adicción y vuelven a la sociedad recuperados, lo cual es muy difícil lograr. Es una estadística que dentro de los índices de Latinoamérica es muy valiosa", resaltaron.

Pero las cifras reflejan nada más que los resultados. Detrás de ellas existen proceso complejos abocados a la recuperación de las personas que requieren de internaciones y tratamientos psicológicos. Esto último acapara la mayor atención de los equipos interdisciplinarios que forman parte de esta propuesta: "Se trabaja sobre todo con la historia del consumo, con sus infancias, cómo llegaron a la adicción; no es un tratamiento rápido, lleva su tiempo, por lo general el promedio es de dos años, algunos son más rápidos que otros, es relativo", apuntaron.

Desde la ONG consignaron que "tenemos unos 250 residentes, más los tratamientos ambulatorios, que es otra forma de recuperación por fuera de la comunidad", y detallaron que "trabajamos con más de 40 profesionales, entre ellos psicólogas, operadores socioterapéuticos, psiquiatras y médicos clínicos, todos ellos conforman los equipo terapeuticos de las distintas unidades".

Desde el centro de rehabilitación advierten que el atraso en los pagos del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) "es importantísima" y "pone en jaque la estabilidad de la institución y sobre todo la de los pacientes afiliados". 

Y señalan que "esta situación no sólo desestabiliza el funcionamiento de la institución que tiene 23 años de experiencia en el abordaje de problemáticas relacionadas con el consumo de drogas y alcohol, sino que también pone en riesgo la continuidad del tratamiento de 120 personas que están intentando recuperarse de una enfermedad que crece día a día a nivel social".

Según cuentan desde la ONG, "el atraso en los pagos por parte de la obra social data del año 2018 y llega hasta el día de la fecha: La deuda es muy grande y ya no sabemos cómo pedir que cumplan con lo que corresponde". 

"Nosotros tenemos 250 personas en tratamiento y casi la mitad tienen IOMA. El atraso es de un año y medio. Nuestros residentes están internados durante 24 horas y hay que asistirlos. Sin el ingreso de los pagos de las obras sociales, se nos hace imposible darles alojamiento a tanta cantidad de pacientes, durante tanto tiempo”, detalló uno de los directores de Darse Cuenta, Horacio Salomón. 

Salomón sostuvo que "hace unos meses, los familiares de los residentes perjudicados por la obra social, enviaron una carta a la Gobernadora María Eugenia Vidal para que interceda. No sólo no recibieron respuesta alguna, sino que además la deuda creció y el panorama es desesperante". 

“Hay que marcar que el Estado desde hace años no aporta absolutamente nada en materia de adicciones y desprecia el funcionamiento de instituciones como la nuestra. Pero lo más grave es que tampoco piensan en la persona que intenta recuperarse, que quiere reinsertarse en la sociedad y disfrutar de una vida sana, con su familia y en paz consigo misma”, cerró.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla