Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Peores previsiones y mayores riesgos
Peores previsiones y mayores riesgos
22 de Noviembre de 2019 | 03:19
Edición impresa

París

EFE

La economía argentina profundizará su recesión este año y solo comenzará a crecer en 2021, según la OCDE, que alertó de los riesgos de agravar la situación si se revierten ciertas reformas estructurales destinadas a mejorar la productividad. En su informe semestral de perspectivas la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico llevó hasta el 3 por ciento la caída del PIB este año, 1,2 puntos más que en su anterior previsión de mayo pasado.

En 2020, sin embargo, el deterioro de la economía será del 1,7 por ciento, cuatro décimas menos de lo anteriormente augurado y para 2021 se prevé un crecimiento del 0,7 por ciento, el primero desde 2017.

Los desequilibrios internos y externos que han conducido a la recesión iniciada el año pasado se han agravado con las incertidumbres políticas sujetas al ciclo electoral, abierto con las primarias de agosto, que se han traducido en la salida de capitales y una fuerte depreciación de la divisa, explica.

Esa situación ha provocado una reestructuración de la deuda a corto plazo y el restablecimiento de los controles monetarios abolidos en 2015, lo que provocó la aparición de un mercado cambiario paralelo e interrupciones en los pagos. Todo ello ha estancado la inversión, al tiempo que la inflación ha degradado el poder adquisitivo de los particulares.

La volatilidad ha afectado al crecimiento y se ha traducido en un aumento del desempleo, que comenzó a mediados de 2015.

La organización prevé que la demanda interna se mantenga moderada hasta finales de 2020, porque la estabilización económica seguirá precisando de rigor macroeconómico, lo que augura un incremento del desempleo.

Pero el tipo de cambio más competitivo estimulará la exportación, que tirará hacia arriba de la economía y que será el fundamento de la salida de la recesión.

La organización alertó además de los riesgos fiscales a causa de los altos niveles de deuda y las dificultades de Argentina para acudir a los mercados crediticios internacionales.

También señaló que la inflación podría descontrolarse si se relaja la política monetaria. “Una reversión de las reformas estructurales que mejoran la productividad agravaría la recesión y la frágil situación fiscal”, apuntó la OCDE, que señaló que mantenerlas y profundizar en ellas podría conducir a una recuperación más rápida de lo estimado.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla