Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Talentos locales en el exterior

De La Plata a Cambridge, tras los pasos de César Millstein

Luego de obtener un doctorado en la Universidad del premio Nobel Argentino, una investigadora platense avanza sobre sus hallazgos

Brenda al llevarle su título a celia millstein, viuda del investigador/EL DIA

Brenda valeiras en el laboratorio de Biología Molecular de Cambridge, donde hizo su doctorado / el dia

Nicolás Maldonado

nmaldonado@eldia.com

Por ser uno de los centros académicos más prestigiosos del mundo, la Universidad de Cambridge es vista en general por los científicos que aspiran a formarse en ella como una meta “casi imposible” de alcanzar. Eso fue de hecho lo primero que pensó Brenda Valeiras cuando una colega suya le propuso presentarse a una beca para hacer allí su doctorado en Biología Molecular. Cuatro años más tarde, esta platense que cursó la primaria en una escuela pública, acaba sin embargo de cumplir ese sueño gracias al legado de César Millstein y una alta dosis de esfuerzo personal.

“Cuando una amiga me propuso Cambridge para hacer el doctorado, mi primera reacción fue que no era para mí, que no iba a poder entrar. Siempre pienso en eso porque me enseñó lo importante que es no autolimitarse”, cuenta Brenda desde el Laboratorio de Biología Molecular de Cambridge, donde tras obtener su doctorado se quedó a continuar su proyecto de investigación.

Para alguien que desde su adolescencia, “miraba la serie Cosmos de Carl Sagan y soñaba con trabajar en el campo de la genética”, encontrarse hoy en el mismo lugar donde hizo su carrera el premio Nobel argentino César Millstein y continuar en cierto modo su línea de trabajo parece sin duda un sueño; un sueño al que fue dando forma a lo largo de años con paciencia y dedicación.

Egresada de la escuela primaria Nº 5 (la de 1 y 38) y del Colegio Centenario, Brenda descubrió al terminar el secundario en 2003 que la carrera que ambicionaba no estaba disponible en nuestra ciudad. “En ese momento la única universidad nacional que ofrecía una licenciatura en Genética era la de Posadas. Con tantas carreras en La Plata fue bastante difícil convencer a mis papás para que me dejaran mudarme sola a otra provincia a esa edad”.

Si bien asegura que estudiar en Misiones fue “una experiencia muy enriquecedora”, el desarraigo que sintió durante esos años resultó suficiente para que descartara “realizar un postgrado en el exterior del país”. Sin embargo luego de hacer su tesis de grado en el Instituto Leloir y de aprovechar la oportunidad de una maestría en la Universidad de Friburgo (Alemania), Cambridge entró de pronto en su radar.

“De no haber sido por mi familia y mis amigos que me animaron a presentarme a la beca Millstein tal vez no me habría largado. Es una beca que instituyó en su honor una fundación de Edimburgo y está destinada para que investigadores argentinos puedan formarse en el mismo lugar donde él trabajó”, explica Brenda, quien en 2014 quedó preseleccionada para recibirla tras una entrevista por Skype.

“Tuve que viajar después para una entrevista en persona que terminó durando dos días y donde había algunos premios Nobel. No me esperaba semejante jurado pero por suerte todo salió bien y me otorgaron la beca”, comenta Brenda, quien reconoce lo valioso que le resultó en aquel momento el hecho de que sus papás la hubieran mandado de chica a estudiar inglés.

Con sus tradiciones y sus fraternidades, “Cambridge parece salido de una novela de Harry Potter”, comenta Brenda al reconocer que el laboratorio donde hizo su doctorado ya no es el mismo donde trabajaba Millstein (“sus investigaciones en anticuerpos monoclonales derivaron en ingresos que permitieron ampliar las instalaciones y los recursos tecnológicos”) pero que “parte del equipo que él formó sigue ahí”.

“Contar con tantos recursos tecnológicos es algo muy valioso para el trabajo en laboratorio, pero también te lleva a valorar mucho la calidad de la ciencia que se hace en nuestro país”, afirma Brenda, que se dedica a investigar interacciones moleculares en base a hallazgos que el propio Millstein contribuyó en su momento a realizar.

Concretamente “estudio una familia de proteínas que tienen la habilidad de introducir cambios en el ADN y que pueden generar un amplio espectro de anticuerpos pero también producir un cáncer cuando esos cambios se dan fuera de lugar. El objetivo es tratar de entender cómo esas proteínas reconocen dónde introducir los cambios para predecir su comportamiento”, explica Brenda, que planea seguir perfeccionándose un tiempo más en Cambridge para capitalizar en un futuro ese aprendizaje en nuestro país.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla