Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,13
Dólar Ahorro/Turista $132.21
Dólar Blue $145,00
Euro $92,81
Merval 0,00%
Riesgo País 1319
“Con el video volví a sentir los golpes en carne propia; conmigo también se le salió la cadena”

“Con el video volví a sentir los golpes en carne propia; conmigo también se le salió la cadena”

gabriel, otra víctima

13 de Julio de 2019 | 04:26
Edición impresa

Hasta hace seis años Gabriel consideraba a Esteban Oscar González Zablocki como un amigo: “Fuimos juntos a la secundaria (en Berisso) y éramos del mismo grupo”, contó a este diario, pero todo cambió un verano que compartieron con otros jóvenes en Mar del Plata.

“Se enojó por una cosa básica, de esas que se pueden charlar al otro día”, recordó, pero en cambio González “me empezó a golpear en la cara y zafé porque mis amigos se le abalanzaron y yo estaba en una cama, sobre un colchón”. Gabriel admite que le pegó “muchas piñas”, sobre todo en el lateral derecho de la cara. Al día siguiente fue a un puesto sanitario de esa ciudad, donde consideraron que las heridas no eran graves, por lo que regresó a su casa de Berisso. Como sus padres trabajan en el hospital Larrain, el joven hizo una consulta, en la que le diagnosticaron fracturas en el maxilar. En definitiva, lo operaron, le pusieron una placa de titanio -de por vida- y pasó “ocho meses en mi casa, tomando helado y comiendo puré”. Según dijo a este diario, Gabriel hizo la denuncia penal, pero como avanzar con la causa requería trasladarse a Mar del Plata, optó por no continuar. “Era mucho dinero”, aseguró. El episodio alteró su vida de muchos modos: “Sentí que nací de nuevo y que tenía que disfrutar”, por lo que cambió la carrera de Derecho por el profesorado de Educación Física. Siguió con su vida, hasta que vio el video de González pegándole más de 10 piñas a un taxista y “sentí los golpes en carne propia -dijo-, conmigo también se le salió la cadena y puede volver a pasar; no es algo del momento, es su modus operandi”.

Por eso Gabriel se puso a disposición de la familia de Gómez, para dar su testimonio y ayudar a que “esto no pase de nuevo”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla