Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En un nuevo intento por erradicar la comercialización clandestina

Saturación policial y mega operativo contra la venta callejera en el microcentro platense

Centenares de policías y agentes comunales desplegaron un fuerte procedimiento para evitar la instalación de los manteros. Hubo tres arrestos y secuestraron mercaderías de diferentes rubros. Protesta de vendedores en 7 y 54. Los operativos “van a seguir”, anticipan

Despliegue y tensión en el centro. Con un operativo de saturación, la comuna lanzó una embestida para ponerle freno al desborde de la venta callejera / Gonzalo mainoldi

Durante los controles incautaron mercadería de distintos rubros. Van a seguir los operativos / g. mainoldi

Más de 750 policías desembarcaron en el centro platense para evitar la instalación de manteros / g. mainoldi

Regida hasta ahora por la ley del “libre albedrío”, la venta callejera que suele desplegarse a sus anchas en el microcentro platense se encontró, ayer a la mañana, con un sorpresivo mega operativo para ponerle freno a su expansión. A primera hora, más de 750 policías desembarcaron en los centros comerciales de calle 8 y de calle 12, levantaron puestos ambulantes, incautaron mercaderías e impidieron la instalación de los manteros. Hubo tres aprehendidos -lo que derivó en una protesta de los vendedores en 7 y 54- y la jornada terminó con la confirmación comunal de que los controles van a continuar durante los próximos días.

Por el imponente despliegue que se vio en las calles, el procedimiento causó tanto o más asombro que el que tuvo lugar el pasado 7 de junio, cuando la plaza San Martín amaneció “blindada”. El objetivo de ese primer operativo -como se recordará- fue desmontar la feria que solían instalar allí los días lunes, miércoles y viernes y en la que se comercializaba todo tipo de productos, aunque predominaba la ropa usada. Desde entonces, la plaza permaneció custodiada por la Policía y, pese a las protestas, la feria no volvió a desplegarse.

Ayer, en lo que podría considerarse una nueva etapa de la embestida comunal contra la comercialización ilegal, 750 policías, acompañados por inspectores del área de Control y Convivencia Ciudadana, realizaron tareas de control en la avenida 7 y la calle 8 desde 46 hasta 54, así como en calle 12 desde 54 hasta 64.

Al recorrer las cuadras céntricas podían verse, por caso, tramos como el de 7 entre 49 y 50, con decenas de policías alineados sobre la vereda e impidiendo cualquier intento de instalación de vendedores ambulantes. En la cuadra de 7 entre 51 y 53, la del ingreso principal al Palacio Legislativo bonaerense, donde habitualmente se ven decenas de puestos de venta de unos veinte rubros comerciales y que ocupan prácticamente todo el ancho de la vereda, ayer no se veía ni un solo mantero.

Pero en algunos otros sectores, como por caso a lo largo de diagonal 80, persistía la presencia de puesteros como en un “día normal”. Así podía verse, por ejemplo, en la cuadra del diario EL DIA, en diagonal 80 entre 3 y 4, que parecía un corredor comercial “a cielo abierto”, con decenas de puestos montados.

Como resultado de los trabajos, desde la Comuna se detalló que “se detuvo a tres vendedores ambulantes por ‘resistencia a la autoridad’ y ‘agresión’; se levantaron seis puestos de venta ilegal; y se secuestró mercadería de distinta índole, por no contar con la documentación necesaria para acreditar el origen de la misma”.

El procedimiento generó cuestionamientos desde espacios políticos opositores, que denunciaron que dos militantes fueron detenidos cuando filmaban el secuestro de mercadería a los vendedores ambulantes y el desalojo de los manteros. En todos los casos los detenidos fueron trasladados a la comisaría primera de La Plata, hasta donde referentes políticos se movilizaron luego para exigir que los liberen. Vendedores ambulantes, también marcharon hasta esa dependencia policial para exigir la devolución de la mercadería decomisada por la fuerza policial. En tanto que anoche fuentes judiciales confirmaron a EL DIA que las personas arrestadas en el marco de estos procedimientos ya habían recuperado su libertad.

Quienes salieron a dar su respaldo al operativo los comerciantes que hace tiempo vienen reclamando medidas concretas contra el desmadre de mantas, tablas y caballetes sobre las veredas. Fenómeno que, además de acentuar la generalizada tendencia a apropiarse de espacios que son públicos, constituye una competencia desleal para los comerciantes que pagan impuestos, alquileres y tasas.

Convocan A ANOTARSE EN EL REGISTRO COMUNAL

Sobre los reclamos de los manteros que sostienen que “no les permiten trabajar”, desde el Municipio contestaron que “con el objetivo de reubicar a aquellos vendedores que cumplan con los requisitos y brindarles la oportunidad de comercializar sus productos en un espacio especialmente montado y dentro del marco de la ley, el municipio creó junto a la Asociación de Vendedores Ambulantes un predio ferial en 80 y 134, el cual ya se encuentra habilitado y permite que todos los vendedores que se registren puedan participar”.

De esta manera, indicaron, los vendedores que quieran inscribirse en el Registro de Puesteros, que ya alcanzó los 500 inscriptos, e ingresar al predio, pueden hacerlo acercándose de lunes a viernes, de 9 a 14 horas, a la Secretaría de Producción ubicada en el Ex Ente Municipal de avenida 7 y 49, con fotocopia del DNI con domicilio en la ciudad de La Plata, monotributo social y documentación sobre la procedencia de la mercadería.

Hay que decir, no obstante, que si bien el predio ferial de 80 y 134 lleva más de un mes funcionando, su impacto por ahora no se ha notado en las calles platenses, que hasta ayer continuaban atestadas de vendedores callejeros.

DESBORDE callejero

La nueva embestida comunal se da en el marco de un fuerte crecimiento de la venta callejera ilegal en la Ciudad, del cual dio cuenta el último informe de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), conocido días atrás.

Como se indicó días atrás, la organización, que mes a mes releva las mismas cuadras del microcentro platense -así como de la CABA y de las principales capitales del país- para contar con un dato confiable de evolución de la venta callejera ilegal, informó que “si bien en La Plata se registró en junio una baja de puestos del 9,5% en comparación con mayo, la variación interanual, es decir, junio de 2018-junio de 2019, arrojó un aumento del 19,5%” (ver aparte).

Desde la Comuna se ha remarcado que la venta ambulante vulnera la ley 11.723 de Propiedad Intelectual, la 22.362 de Patentes y Marcas, la 22.415 de Contrabando y la 24.769, el Régimen Penal Tributario, dictadas por el Congreso; al tiempo que incumple con los artículos 129, 132 y 133 de la Ordenanza Municipal Nº 6147/85, vinculados a la obstrucción y comercialización en la vía pública, y los productos comestibles que se comercializan sin ningún tipo de control bromatológico y sanitario representan un peligro para la salud pública.

8.779
Es la ordenanza que prohibió la venta ambulante en las calles platenses en 1997, después de una larga polémica que terminó en duros enfrentamientos entre puesteros e inspectores municipales. Sin embargo, la comercialización callejera nunca terminó de erradicarse.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla