Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Tensa jornada en la casa rosada

Macri le echó la culpa al kirchnerismo por el lunes negro post debacle electoral

Reunión de Gabinete para analizar el colapso de los mercados. “El kirchnerismo no tiene credibibilidad en el mundo”, dijo el Presidente

Macri le echó la culpa al kirchnerismo por el lunes negro post debacle electoral

macri, junto a pichetto en conferencia de prensa. “yo no manejo los mercados”, insistió el presidente /télam

En una jornada cargada de nervios que terminó con una devaluación del 23%, el presidente Mauricio Macri salió ayer a transferir la responsabilidad por el “lunes negro” post electoral a sus vencedores en las urnas. “El problema mayor es que la alternativa al Gobierno no tiene credibilidad en el mundo”, afirmó el mandatario.

Macri dio una conferencia de prensa junto a Miguel Pichetto en la Casa Rosada, tras una reunión de Gabinete en la que se analizó el colapso de los mercados. En ese encuentro, según pudo constatar EL DIA, se lo vio dubitativo y por momentos derrumbado. Su compañero de fórmula lo apuntaló: “El Presidenta está en control”, sostuvo.

Más temprano, Macri había recibido en su despacho al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris, para coordinar una estrategia frente a la brusca suba en la cotización del dólar estadounidense. A la mesa también se sentó el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Ahí empezaron a circular sobre cambios en el elenco ministerial.

Pero en su contacto posterior con la prensa el propio Macri lo descartó, con el argumento de que en el tramo que falta hasta las elecciones de octubre, los cambios serían más simbólicos que efectivos. Sentado a su lado, Pichetto asintió la afirmación del Presidente y agregó: “Esta historia no está cerrada y todavía está por escribirse; lo vamos a revertir”.

El senador peronista había empezado la jornada preocupado por las versiones que indicaban que el presidente Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal abandonarían la campaña para enfocarse en el proceso de transición, dando por hecho que perderán otra vez en las urnas contra el Frente de Todos. Y se lo planteó al jefe de Estado en forma directa.

“El problema mayor es que la alternativa al gobierno no tiene credibilidad en el mundo “

Mauricio Macri, Presidente de la Nación

“Esta historia no está cerrada y todavía está por escribirse. La vamos a revertir”

Miguel Ángel Pichetto, Candidato a vicepresidente

 

Por eso Macri desarrolló la idea de que la alianza oficialista Juntos por el Cambio puede mejorar su performance electoral en octubre, para “emparejar” los guarismos y luego revertir la tendencia derrotista en el ballotage previsto para noviembre. Pero en la médula de su discurso, Macri se concentró el cuestionar al kirchnerismo.

A tal punto, que sostuvo que sus principales dirigentes deberían “hacer una autocrítica” por la desconfianza que generan en los mercados, que –a su juicio- “no confía en lo que pretenden hacer otra vez en la Argentina”.

Aunque al transferir la responsabilidad a la oposición, el Presidente cometió dos imprudencias: la primera es que admitió, en forma tácita, que ya no cuenta con el poder político necesario para llevar tranquilidad a los mercados; la segunda consiste en un error de análisis, porque identifica al Frente de Todos solamente con el kirchnerismo.

Y lo cierto es que parte de la explicación sobre el resultado de las PASO es que Alberto Fernández consiguió sumar un buen porcentaje de votos al caudal electoral del kirchnerismo, sobre la base de su alianza con los gobernadores del PJ y el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa.

Sobre el primer punto, el anticipado vaciamiento del poder gubernamental, el encargado de responder fue Pichetto. “Acá no hay una transición”, advirtió el senador, que además asegurío qye existe “un ejercicio pleno del gobierno de Macri”. La presencia de Pichetto en la conferencia de prensa fue fundamental para remarcar conceptos que el Presidente no logró explicar.

Pero en definitiva, se vio a un Macri impotente –“yo no manejo a los mercados”, dijo-; sorprendido por la magnitud de la corrida cambiaria y financiera –“hoy se fueron, nos desconectaron”, comentó- y utilizando la negación como una herramienta de defensa: “la elección todavía no sucedió”, repitió en varias oportunidades.

Por último, se lamentó: “No pudimos revertir la incertidumbre política”. Tomó agua, aire y se retiró del salón de los Pueblos Originarios de la Casa Rosada.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla