Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Policiales |En etcheverry
El barrio que decidió armarse tras sufrir 6 robos en 10 días

Es en un enclave de unas 50 viviendas. En una sola noche, dos bandas distintas atacaron en un par de casas. “Llamamos al 911, pero la Policía no viene”, denuncian

El barrio que decidió armarse tras sufrir 6 robos en 10 días

Oscar y su mujer ELSA llegaron desde quilmes en busca de seguridad, que ahora tampoco tienen/c. santoro

8 de Agosto de 2020 | 04:43
Edición impresa

En un barrio semi-rural de las afueras de Etcheverry nadie termina de entender por qué, si hasta hace unas semanas era tranquilo, en los últimos 10 días todo cambió por completo: en ese lapso corto sufrieron seis robos (entre asaltos y escruches) en casas de esa zona.

Encima, también les sustrajeron caballos y vacas.

El miedo se propagó como rápido entre todos los vecinos que residen en ese medio centenar de viviendas que conforman este barrio que tiene un nombre particular, cuyo origen nadie conoce - “Cantame”-, al que se accede por avenida 44 y también por la ruta 6, según la ubicación de las casas.

Como reflejo de su desesperación, ayer reconocieron ante este diario que “acá ya estamos todos armados” por si “nos encontramos con ladrones que ingresen a nuestras viviendas”. Explicaron que es una medida extrema a la que llegaron debido a que “de repente el barrio se llenó de malandras y cuando llamamos al 911, no aparece ningún patrullero”.

“ROBARON HASTA LOS CUBIERTOS”

En la tarde de ayer EL DIA estuvo en la zona de 40 entre 277 y 278, donde la inseguridad viene pegando fuerte. Al punto que, en la noche del miércoles, con 50 metros de distancia, bandas distintas de delincuentes saquearon las casas de dos familias.

Oscar Castell y su esposa Elsa Adela Casas, ambos de 70 años y vecinos de los damnificados, revelaron que “en una de las viviendas se metieron 7 ladrones armados y encapuchados, cuando estaban los dueños”.

“Les hicieron pasar un pésimo momento. Se quedaron bastante y los ataron con precintos, los hicieron tirar al piso. Les robaron dinero, televisores, celulares y hasta los cubiertos”, detallaron.

Engrosaron el botín con los vehículos de la familia, en los cuales cargaron todo lo que sustrajeron de la casa. Castell aportó sobre el otro atraco que “entraron a una casa tipo cabaña, que está a pocos metros de la nuestra, y además de robarles de todo, les provocaron varios destrozos. Sólo por maldad, porque con las cosas que les llevaron ya era suficiente”.

“Con otro vecino estuvimos ayudando al dueño a reconstruirle un poco la vivienda”, añadió.

A diferencia de la numerosa banda que asaltó al matrimonio, los maleantes que actuaron en este último asalto “eran dos que se movilizaban en moto”, señaló Castell.

Recordó que hace pocos días, en una vivienda situada a 200 metros de la suya, “los ladrones fueron con dos camionetas y se metieron en una casa, justo cuando no había nadie. Prácticamente se la desvalijaron. Hay que ver la amargura que tenían los dueños”.

“SI ENTRAN EN mi casa, DISPARO”

Mientras Castell daba cuenta de la alarmante inseguridad que súbitamente se apropió de ese barrio, cuando “hasta hace 15 o 20 días vivíamos tranquilos”, su indignación iba en aumento. Por eso, en un pasaje del mano a mano que él y su mujer mantuvieron con EL DIA, no dudó en advertir que “si entran en mi casa, yo les disparo. No tengo otra alternativa para defendernos”.

“Los estoy esperando y llegado el caso, voy a hacer lo mismo que el jubilado de Quilmes que mató a tiros a uno de los delincuentes fueron a robar a su casa”, profundizó al respecto.

Precisamente, tanto él como su mujer son oriundos de esa ciudad del sur del Conurbano de donde llegaron hace 15 años “en busca de la tranquilidad que allá no teníamos. Y ahora la perdimos en esta zona también”.

“Es para poner mal a cualquiera que en apenas 10 días se hayan metido a robar en 6 viviendas. Como también es llamativo que de algunos terrenos se hayan robado varios caballos y vacas”.

Elsa, por su parte, reprochó que “después de algún robo o ante alguna presencia o movimiento sospechoso se avisa al 911, pero no aparece ningún patrullero”.

A su lado, su marido intervino para indicar que “estamos en Etcheverry y la dependencia policial más cercana la tenemos en Olmos”, de modo que cuando llega un móvil, si es que llega, “los ladrones ya escaparon hace rato”.

Por eso, tanto este matrimonio como otros habitantes del barrio “Cantame” coincidieron en reclamar una base policial en la zona.

“Lo que pedimos todo acá es que se instale alguna garita policial, con al menos un policía al que le podamos comunicar rápidamente cualquier novedad”, enfatizó Castell.

Su esposa, a su vez, aludió a que hasta el momento, la comunicación con sus vecinos del barrio se limita a “un intercambio de WhatsApp” para mantenerse alertas. Otros vecinos consultados, pero que prefirieron mantenerse en el anonimato, expresaron su hipótesis sobre la seguidilla de asaltos y escruches en viviendas de los últimos días.

“Parece que los ´chorros´ se manejan con la tranquilidad de quienes saben que tienen la zona liberada para hacer lo que quieran”, lanzaron sin disimular la bronca por la situación que afrontan en la zona. Cuando se les preguntó sobre las características de los asaltantes que azotan a esa zona, respondieron que “son jóvenes y andan encapuchados y armados”, en contrapartida de lo que ocurre con asaltos tipo comando en sectores hortícolas, cerca de este barrio, en los que inclusive en algunos casos son protagonizados por polichorros.

“Se ven muchos pibes por nuestro barrio. No sabemos de dónde vienen, pero da la impresión de que nos vigilan”, finalizó Casas.

en abasto

Por otro lado, tres delincuentes fuertemente armados ingresaron en una casa de floricultores, enRuta 36 y 460, donde encañonaron a una mujer para forzarla a revelar dónde guardaba dinero. Buscaban una suma fuerte, pero tuvieron que conformarse con 3.000 pesos, un parlante, un celular y el arma de fuego de su marido.

Escaparon. La víctima, ilesa.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Oscar y su mujer ELSA llegaron desde quilmes en busca de seguridad, que ahora tampoco tienen/c. santoro

La zona de 40 entre 277 y 278, jaqueada por el delito/césar santoro

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla