Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $130,69
Dólar Ahorro/Turista $215.64
Dólar Blue $239,00
Euro $135,85
Riesgo País 2374
Deportes |EL GOLEADOR RÉCORD Y SUS SENSACIONES ENCONTRADAS
Matador

Mauro Boselli se metió para siempre en la historia grande de Estudiantes. En varias páginas ya está su nombre, pero a los 36 años va por más. Tras un 2021 doloroso, volvió al Pincha para ser feliz

Matador
Walter Epíscopo

Por: Walter Epíscopo
wepiscopo@eldia.com

28 de Abril de 2022 | 03:07
Edición impresa

En el “olimpo” de los dioses propios que tiene Estudiantes, sin lugar a dudas, hay un lugar muy especialmente guardado para Mauro Boselli. Como buen delantero que es, un auténtico “nueve”, vive del gol, y en eso es implacable.

El último martes alcanzó la marca que ostentaba desde 1971 Juan Ramón Verón, convirtiéndose en el máximo goleador junto a la “Bruja”, en la Copa Libertadores con la camiseta albirroja.

Ese golazo que convirtió a los 13 minutos con 40 segundos del segundo tiempo en el arco de 57, no será uno más. Es que se había quedado en la puerta de alcanzar a Juan Ramón en 2010, y como lo dijo a la hora de las declaraciones, “estaba esperando este gol, era un objetivo individual que tenía”. Y llegó, pero no en un día cualquiera, tenía que ser “ese” día.

El 2021 fue un año muy complicado para Boselli en lo personal, no así en lo deportivo donde le fue bien jugando en Cerro Porteño de Paraguay. El susto por el accidente de una de sus hijas primero, y en el mes de septiembre pasado la muerte de su madre, lo movilizaron a querer volver de inmediato a la Argentina. Tenía incluso 1 año más de contrato en Paraguay, pero decidió rescindir para volver.

Arrancó con un hat-trick: El 19 de marzo de 2009 Mauro convirtió tres goles en la goleada por 4-0 (el restante lo hizo Enzo Pérez) ante Deportivo Quito de Ecuador. En ese partido se dio el debut también de Alejandro Sabella como técnico Pincha. Boselli marcaba los primeros tres.

Alguna vez, Doña Tota le dijo a su hijo, Diego Maradona: “Pelusa, cuando te sientas mal, andá donde te quieran”. Y Boselli, en el momento de mayor tristeza por la muerte de su madre no hizo ni más ni menos que eso...

A fines del año pasado decidió volver al Club donde se identificó muchísimo, donde fue felíz y al cual nunca olvidó. No miró para La Boca, ni clubes de España, Inglaterra, Italia, México, Brasil, ni Paraguay por donde supo jugar... Fue a La Plata, a Estudiantes.

Es que desde sus redes sociales siempre hubo un video recordando sus conquistas con la camiseta de Estudiantes, un mensaje, un saludo, una emoción.

El hincha siempre lo quiso y lo reconoció. El vínculo jamás se cortó, por eso, el lugar indicado, era Estudiantes, y por eso jamás dudó en comenzar su tercer ciclo vistiendo la del Pincha.

Su madre, Viviana Rocca, lo acompañó siempre a Mauro en cada partido que jugó en el Pincha en sus primeras dos etapas. Es más, estuvieron juntos en la noche de la reinauguración del Estadio de 1 y 55, en noviembre de 2019. La hermana del futbolista también tiene una relación muy cercana y junto a su madre acompañaban a Mauro a todos lados.

Boselli no dudó en volver para ser felíz en el lugar que tantos lindos recuerdos tiene, deportivos y familiares. Con su esposa viven bastante cerca del Country Club donde día a día va a entrenar, sus hijas juegan al hockey en el Pincha, y se lo nota felíz, demostrando que está donde quiere estar.

Hoy, a los 36 años (el 22 de mayo próximo cumplirá 37), el delantero va por más, por que mientras hace historia a nivel internacional con sus goles, en el torneo local es el goleador del campeonato con 9 tantos (1 solo de penal).

Pero como la competencia recién está comenzando y se jugaron tres fechas, todavía le quedan partidos para seguir escribiendo su propia historia. El propio futbolista lo ve y lo siente así: “Tengo la suerte de tener más partidos para seguir haciendo crecer la marca. El apellido Verón es sinónimo de Estudiantes y es un gran orgullo haberlo alcanzado”, aseguró el goleador estudiantil haciendo referencia a la marca que desde el `71 ostentaba Juan Ramón.

GRITOS, NÚMEROS Y RÉCORDS

Juan Ramón Verón convirtió 13 goles en Libertadores entre 1968 y 1971, y totaliza 19 en torneos internacionales.

Pero si de números hablamos, los de Boselli también son tremenos. Con el tanto a Bragantino, Mauro llegó a los 250 goles en su carrera, pero si hablamos solo en el Pincha, llegó a los 70 gritos, de los cuales 18 son en certámenes internacionales, uno de ellos muy recordado por haberlo hecho nada más y nada menos que en la final del Mundial de Clubes ante el Barcelona de España.

Pero vayamos a esos 13 gritos en Copa Libertadores, una competencia tan especial para el hincha albirrojo.

Todo comenzó en la Edición 2009 de la Copa, en la Fase de Grupo ante Deportivo Quito de local el 19 de marzo, donde arrancó metiendo 3 goles.

Ya en Octavos de Final, el 7 de mayo, hizo 2 frente a Libertad de Paraguay, también de local.

Su gol más importante: El 15 de julio de 2009 Estudiantes venció a Cruzeiro, en Brasil, por 2 a 1 y ganó la Copa Libertadores de América. Esa noche, Mauro Boselli anotó el segundo tanto del León (el primero lo hizo la Gata Fernández), con un cabezazo inolvidable.

En la Semifinal ante Nacional de Uruguay, el 1º de junio hizo 2 jugando como visitante.

En la Final, el 15 de julio, le hizo 1 a Cruzeiro de Brasil, también jugando fuera de nuestra Ciudad.

En la Edición 2010 de la Libertadores, por la Fase de Grupos, el 11 de febrero le hizo 3 a Juan Aurich de Perú, jugando de local.

En tanto, el 23 de marzo convirtió 1 a Bolívar de Bolivia, también en condición de locales.

En esta Edición 2022 por la Fase de Grupos, el último martes con el tanto a Bragantino de Brasil, alcanzó la marca histórica de Juan Ramón Verón.

En las puertas del récord: En la Edición 2010 de la Libertadores, Boselli anotó su gol número 12 en la Copa, quedando a uno de Juan Ramón Verón. Fue el 23 de marzo de 2010, como local, en el triunfo 2 a 0 ante Bolívar de Bolivia. El delantero convirtió el segundo.

Quiso el destino, o no, que este gol número 13 para llegar a ser el máximo goleador en la Libertadores, fuera en un día muy especial. Tenía que ser el 26 de abril, ni un día antes ni un día después, y el propio Boselli lo explicó emocionado tras la victoria ante el conjunto brasileño y mientras los hinchas en el Estadio festejaban y lo aplaudían. “Hoy era el cumpleaños de mi mamá, que la perdí hace unos meses. Fue el primer cumpleaños sin ella. Fue hermoso hacer este gol porque se que arriba, está disfrutando un montón”, dijo, por eso también su mirada y sus dedos señalando al cielo en el festejo. Y nadie tiene dudas que fue así...

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla