Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
La Ciudad |Debió intervenir la policía
El descontrol y la violencia extrema en la noche, otra vez en diagonal 74

A la madrugada hubo una pelea entre grupos. Según contaron en el vecindario, hasta se vio un arma blanca

14 de Agosto de 2022 | 04:08
Edición impresa

Una vez más, la noche se constituyó en una zona de pesar, fastidio y hasta angustia en el corredor de diagonal 74 entre las plazas Italia y Moreno. Al menos, así lo relataban ayer algunos vecinos que tienen ventanas orientadas a la calle en la que, por las madrugadas, las propuestas de diversión en los boliches parecen llegar con estruendos de motores, gritos, corridas y peleas, aún cuando la zona está bajo jurisdicción de operativos especiales de la Policía y el Municipio.

Esta vez, según denunciaron vecinos de la zona, el descontrol y la violencia dominaron un buen tramo de la madrugada en la zona de la diagonal, entre las calles 47 y 48.

Como evidencia de lo que les toca y -según aseguran- denuncian con insistencia ante las vías que ofrecen el Municipio y la Policía, desde algunos departamentos grabaron imágenes y tomaron fotos. Incluso, un vecino bajó a la calle, sacó su celular y grabó toda una secuencia de violencia entre lo que parecían dos grupos de personas jóvenes. Las corridas daban lugar a choques con golpes de puño y patadas.

“Entre el ruido de las motos, aunque hubo controles y ya no pasan tanto, y el griterío de las peleas se hace difícil”, le contó a este diario un vecino que alquila un departamento en 11 y 48.

El drama no es nuevo. Tras la calma obligada por las restricciones en el contexto de la pandemia, desde fines del año pasado, en las noches y madrugadas de los fines de semana comenzaron a sucederse relatos que indicaban un infierno para el momento en que en otros puntos de la Ciudad se descansa.

Ante esa situación, a mediados de marzo, comenzó a aplicarse un dispositivo a medida de las quejas que partían desde las viviendas. También desde los locales gastronómicos, preocupados por el descontrol que se traducía hasta el situaciones de robo o acoso a clientes.

Para frenar todo eso y las maniobras temerarias de los vehículos que forman un tránsito incesante en la madrugada, se dispuso la peatonalización en el tramo que va de 45 a 50. Además, se apostaron equipos de inspectores municipales y de policías, a pie, en camionetas y en motos.

Inicialmente, todo mejoró. Luego, desde los edificios cuestionaron el uso de la calle para la actividad recreativa, que venía con ruidos molestos en las noches. Ahora, la paciencia se agotó otra vez con la violencia extrema.

“Sigue el descontrol en el diagonal”, definió un vecino ayer y luego detalló que “la Policía se lleva una moto sin patente ni papel y el supuesto dueño agrede al policía”. Eso, en medio de la madrugada, con varios locales a pleno. La reacción generó empujones junto a una camioneta policial y un coro de gritos y silbidos.

“Estacionan los autos y le meten marcha (en referencia a la música electrónica) a todo lo que da. Parece que compiten a ver que tiene el parlante más potente”, describió un kiosquero de la zona que también se siente afectado por los desmanes.

A fines del mes pasado, el Municipio clausuró un comercio en el tramo donde anoche se produjeron desmanes. Le adjudicaron condiciones de higiene irregulares para la actividad gastronómica. Unas semanas después, el negocio volvió a abrir. Ayer, una fuente vinculada al operativo Municipal le adjudicaba atraer a grupos asociados con hechos de violencia en la zona.

Ya en una noche de insomnio, uno de los vecinos que se comunicó con este diario, contó que al incidente de un motociclista con los policías se le sumó una gresca entre dos grupos de personas. Ya eran cerca de las dos de la mañana.

Esta vez en la pelea “se pudo ver a uno con un cuchillo, mujeres golpeadas, patadas en el piso y todo tipo de barbaridades”, dijo, antes de concluir que la zona “ya es inhabitable para los vecinos”.

La Policía desplegó motos y acciones dedicadas a dispersar a los violentos. “Uno de los policías tuvo que tirar gas pimienta desde la moto para correrlos de la calle”, dijo otro vecino que presenció los incidentes.

Luego, uno de los jóvenes que antes se veía en un intercambio de golpes cayó al pavimento, como desvanecido. A su lado, según se ve en uno de los videos tomados en el vecindario. Otros chicos y una chica se toman la cabeza.

Según informó una fuente de la Policía vinculada al operativo, no hubo más que una escaramuza sin motivo para iniciar una actuación que pase a la Justicia Penal.

El mapa de los ruidos

Ese tramo de la diagonal es uno de los focos de queja en el mapa de los ruidos nocturnos de la Ciudad. Cerca de allí en la Plaza Malvinas, los vecinos vienen reclamando en forma constante por escenas similares, cada fin de semana. Tienen la sede de Control Ciudadano, a cargo de los operativos de nocturnidad, a pocos metros, también enfrente de la plaza.

Allí se insiste con las quejas por gritos y estruendo de motores sobre la plaza.

Al fastidio nocturno, ayer se le sumó el ruido por la tarde. “Desde temprano hay un festival en la plaza, con la música a un volumen insoportable, no porque sea sábado da derecho a hacer lo que quieran. La plaza esta rodeada de casas y departamentos, y hay mucha gente que esta estudiando, realizando trabajos, e incluso cursando alguna enfermedad. Tenemos derecho al descanso”, reclamó Elizabeth, frentista de esa plaza. Agregó que “no nos oponemos a los eventos. Solo queremos que se hagan con un volumen normal”.

También se suman quejas por las actividades nocturnas en puntos como 50, de 8 a 10; 44 entre 10 y 12; en el área aledaña al ingreso al Bosque y en el barrio Don Carlos, de Hernández.

En este último caso, el descontrol viene a plena luz del día, de decenas de motociclistas que toman las calles 138 y 141, de 501 a 508, como escenario para carreras y demostraciones del estruendo de los motores. Eso, según denuncian en el barrio, suele ocurrir los domingos por la tarde.

También en la zona Norte, reclaman controles en Villa Elisa. Puntualmente, en el área de la plaza “Luis Castells”, de Centenario entre 49 y 51. Allí reportan picadas de motos y actos de vandalismo en la plaza y viviendas aledañas.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Un joven parece desvanecido en la calle, después de la pelea / c. de video

Policías en moto se acercan mientras hay pelea en la calle / c. de video

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla