Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Espectáculos |HISTORIAS DE VIDA

Entre la cal y la arena: Shakira factura pero los problemas no paran

La colombiana aceptó pagar una millonada al fisco español para terminar con la pesadilla. Y, a la par, ha conseguido renacer musicalmente

Entre la cal y la arena: Shakira factura pero los problemas no paran
26 de Noviembre de 2023 | 05:15
Edición impresa

Con su particular voz y unos movimientos que mezclan raíces latinas y de Medio Oriente, Shakira conquistó el mundo con sus canciones bailables y una aguda visión de las tendencias. Pero la estrella colombiana no logró convencer a la justicia española que la acusaba de fraude fiscal: así, mientras renace su éxito y capacidad de facturación tras su reciente separación de Gerard Piqué, la colombiana tendrá que devolver varios de los millones ganados.

La alternativa, claro, era ir presa: gracias a un acuerdo de último minuto, la artista consiguió esquivar la cárcel, aunque ella dice que el arreglo económico lo firmó para evitar exposición privada que hubiera supuesto este proceso que debía reconstruir sus pasos en Barcelona entre 2012 y 2014. Para lograrlo, entonces, tuvo que reconocer ser culpable de fraude fiscal y aceptar una multa de unos 8 millones de dólares.

“Tenía dos opciones: seguir peleando hasta el final, hipotecando mi tranquilidad y la de mis hijos, dejar de hacer canciones, álbumes y giras, sin poder disfrutar de mi carrera y las cosas que me gustan, o pactar, cerrar y dejar atrás este capítulo de mi vida mirando hacia adelante”, indicó Shakira citada en un comunicado de su defensa, publicado a comienzo de esta semana, tras llegar al acuerdo que implica que, por segunda vez, debe pagarle una millonada al fisco español.

La artista, de 46 años, no oculta que acaba de atravesar un periodo muy complicado, en el que los litigios fiscales se sumaron a su mediática ruptura el año pasado con el ex jugador del FC Barcelona Gerard Piqué, tras más de una década de relación y dos hijos. Una separación que también tuvo implicaciones económicas.

“En una de las horas más difíciles y oscuras de mi vida, la música me ha traído luz”, confesó en septiembre del año pasado a la revista Elle.

Y así fue. Meses después llegaría el lanzamiento de “Bzrp Music Sessions, Vol. 53” -una suerte de catarsis sobre su separación, creada junto al productor argentino Bizarrap-, que se convirtió de inmediato en un éxito mundial y devolvió su carrera a la primera línea, al igual que otras colaboraciones con estrellas como Karol G u Ozuna.

Con casi 1.500 millones de reproducciones entre Spotify y YouTube, el tema que ha popularizado estrofas como “a ti te quedé grande” o “las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”, fue coronado el jueves como canción del año y mejor canción pop en los Grammy Latinos. Un renacer, empañado de problemas, pero lo que cueta, claro, vale.

HACIA EL MUNDO

La historia de Shakira es así: Shakira Isabel Mebarak Ripoll nació el 2 de febrero de 1977 en Barranquilla, en una familia de clase media, de padre de ascendencia libanesa y madre colombiana con raíces catalanas. De carácter hiperactivo, desde niña mostró fascinación por el canto y el baile. Tras debutar con unos primeros álbumes adolescentes, de música pop que seguía los cánones de la época, su primer gran salto se produjo en 1995 con el álbum “Pies descalzos”, con un aire más rockero y una voz propia. Canciones como “Estoy aquí” colmaron las radios de la región, lanzando a la joven Shakira al estrellato latinoamericano.

 

Ella dice que el arreglo económico lo firmó para evitar exposición privada

 

Tres años más tarde, con Emilio Estefan como productor, subiría otro escalón con “¿Dónde están los ladrones?” (1998), en el que ya exhibía una hábil combinación de estilos y que le valió múltiples reconocimientos. “Ciega, sordomuda” fue el primer corte, pero “Ojos así”, y su video con baile árabe incluido, hicieron explotar a Shakira, que con apenas 22 años era ya una de las mayores estrellas de América Latina, despertando incluso el aplauso de su compatriota Gabriel García Márquez.

“La música de Shakira tiene una impronta personal que no se parece a la de nadie, y nadie la canta ni la baila como ella a ninguna edad, con una sensualidad inocente que parece inventada por ella”, escribió el Premio Nobel de Literatura en un perfil publicado en 1999 en la revista colombiana Cambio.

Así, Shakira comenzó a conquistar el mundo.

EN INGLÉS

Animada por Gloria Estefan, Shakira dio el salto al inglés y a finales de 2001 ingresó en el circuito mundial del pop con su álbum bilingüe “Laundry service”. Su tema más destacado, “Whenever, wherever”, pasaría seis meses en los primeros puestos de una treintena de países. Ahora con el pelo rubio, la Shakira del nuevo milenio no dudó en mezclar salsa, merengue y RnB con electrónica o influencias hip hop: un estilo más global, música pop como aeropuertos, aunque con el carisma innegable de una cantante arrasadora.

El camino lo recorría por entonces con Antonio De la Rúa, el hijo del ex presidente argentino, su pareja entre el 2000 y 2011, durante su gran despegue internacional: de hecho, ese “acompañamiento” tendría consecuencias económicas tras su separación. Lo cierto es que con una carrera cada vez más global, la colombiana se convertiría en la única cantante en actuar en tres Mundiales de fútbol, aunque sería el de Sudáfrica 2010 el que marcaría su vida personal.

Durante la grabación del video del famoso “Waka, Waka”, himno de aquella Copa del Mundo, conoció a su futura pareja, y padre de sus hijos, Gerard Piqué. Todavía estaba en pareja con Antonito. Y de hecho, el juicio con el fisco le reclama saber si en los primeros años de relación con Piqué, Shakira vivía en Barcelona. Ella dice que no, y no quiere indagar en aquellos años donde, según ella, entre viaje y viaje intentaba conformar una relación con el futbolista.

Por entonces, todo era color de rosas. Éxito tras éxito, también formó una familia. Y a pesar de la pérdida de voz que sufrió en 2017 -debido a una hemorragia en las cuerdas vocales por la que tuvo que aplazar una gira mundial-, en 2020 llegaría otro hito de su carrera: su actuación junto a Jennifer López en el show del medio tiempo del Superbowl.

Sería su último momento de éxito antes de atravesar sus horas más oscuras a nivel sentimental y legal: separación, juicios, pérdidas millonarias, y la sensación de estar saliendo del centro de la escena. Pero las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan: así es como Shakira, hoy en Miami para volver a poner su carrera en el sitial en el que tiene que estar, consiguió convertir las desgracias en éxito.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$120/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2250

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$160/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $3450

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$120.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $2250.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla