Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Dicen que denunció una amenaza que “no existió”

Imputaron a una maestra de Moreno por “falso testimonio”

En el marco de la investigación por el secuestro y tortura de la docente de Moreno Corina De Bonis, la Fiscalía Nº 1 del populoso distrito del Conurbano imputó por “falso testimonio” a la vicedirectora de la institución educativa donde trabaja la maestra.

En rigor, la imputación tiene que ver con una amenaza telefónica que denunció la vicedirectora del Centro de Educación Complementaria (CEC) Nº 801, María Fuentes, porqué, según la fiscalía, “se comprobó que no existió” la llamada.

Cabe recordar que a la docente Corina De Bonis la subieron por la fuerza a un auto, le pusieron una bolsa en la cabeza y le escribieron con un punzón en el abdomen “Olla no”.

Corina era una de las maestras que organizaba una olla popular en la puerta del CEC 801 debido a que el establecimiento no funcionaba por problemas edilicios, como casi todos los de Moreno, desde la muerte por una explosión de gas de Sandra Calamano y de Rubén Rodríguez, vicedirectora y auxiliar docente de la Escuela Primaria Nº 49. Previamente habían denunciado 8 veces ante el Consejo Escolar y la Dirección de Educación que existía una fuga.

Volviendo al CEC 801, la olla popular reemplazaba al comedor que los alumnos de la zona habían perdido. Respecto de la vice, María Fuentes, el fiscal Leandro Ventricelli dijo que “se le notificó que quedó imputada por falso testimonio pues se corroboró que no existió la amenaza telefónica del 21 de septiembre que ella denunció en su declaración”.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...