Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Una alianza política en debate

Tres posturas y un futuro incierto

Tres posturas y un futuro incierto

Juan Manuel Casella

Dirigente radical

El lunes se concretará la demorada reunión de la Convención Nacional de la UCR, que su presidente -Jorge Sappia- reclama desde hace tiempo. La reunión tiene como obvio propósito discutir el escenario nacional preelectoral y analizar la ubicación del radicalismo. Por lo que advierto, existen tres visiones predominantes, que persiguen distintos objetivos.

En primer lugar, está el sector denominado genérica y popularmente como “los amarillos”. Son aquellos dirigentes que pretenden ratificar lisa y llanamente la alianza con el PRO y con la Coalición Cívica, aprobada en Gualeguaychú en 2015 y ratificada en La Plata en el 2017, antes de las elecciones de renovación parlamentaria.

La idea que predomina en este sector consiste en continuar con el apoyo al gobierno de Mauricio Macri, sin mayores críticas y sin búsqueda de caminos alternativos. No digamos que el alineamiento es incondicional, pero se parece bastante.

En segundo lugar, está el sector constituido por quienes consideran que el ejercicio del gobierno -con los errores no provocados, las contradicciones, las idas y vueltas y los muy pobres resultados en materia económico-social- implican un serio desgaste de Cambiemos, estructura a la que consideran cercana al agotamiento y en consecuencia, proponen la búsqueda de nuevos integrantes por la vía de ampliar Cambiemos o la más dramática y conmocionante de generar una nueva coalición, con un programa que se diferencie de las políticas seguidas por el PRO, especialmente en materia de distribución del ingreso.

Por último, hay un tercer grupo que sostiene que el radicalismo debe retirarse de Cambiemos, recuperar su identidad y competir electoralmente con la tradicional sigla de “UCR Lista 3”.

El resultado de la Convención es indeterminable a priori. Más allá de la posición de algunos dirigentes importantes que quieren seguir en Cambiemos de manera acrítica, la base del radicalismo está en situación de fuerte debate y nadie sabe qué pasará durante una discusión que puede irse de las manos de aquellos cuyo objetivo central es preservar la relación con el gobierno a cualquier costo.

Como telón de fondo, están las elecciones del 27 de octubre y las encuestas que parecen verificar un importante retroceso electoral del presidente Macri, candidato a la reelección. Por eso, ya aparecen públicamente algunas voces que, a partir de ese retroceso, plantean la posibilidad de un reemplazo en la candidatura presidencial.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla