Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Concesionarias de autos de Tolosa, en alerta por una ola de escruches

Según los dueños, por lo general actúan menores. Rompen puertas o vidrieras y van hacia las cajas, de donde sacan “apenas el cambio”, denunciaron los comerciantes. Desde principios del año hubo al menos ocho casos

Concesionarias de autos de Tolosa, en alerta por una ola de escruches

El sábado 25 de mayo, en 13 y 525 “hicieron estallar las puertas” / el dia

17 de Junio de 2019 | 03:14
Edición impresa

Una serie de escruches a concesionarias de automóviles situadas en Tolosa, mantiene en alerta a sus propietarios. Según le contaron a este diario se trata de ataques “relámpago” en horarios nocturnos con pérdidas más significativas en daños que en bienes o dinero, prácticamente ausente en esos locales por la modalidad de comercio electrónico o bancario.

La secuencia de los últimos meses que denunciaron los comerciantes ante este diario tiene como correlato la búsqueda de prevención de estos delitos entre autoridades policiales y de la Ciudad.

Entre los damnificados se señala como origen del problema una seguidilla de robos registrada durante el verano en Tolosa y Ringuelet, con un grupo de menores como elemento emergente de un presunto escándalo de corrupción policial por el cual el comisario de la seccional sexta de Tolosa, Hernán Arnau, denunció a su segundo, Antonio “Tony” Núñez (subcomisario), por “colaborar” con los sospechosos de sostener en la zona una “situación mafiosa” (ver aparte).

La Concesionaria Zíngaro Automotores, de 13 y 527, fue una de las más golpeadas por la sucesión de episodios delictivos. “La primera vez me entraron por el techo, cortaron la chapa plástica e ingresaron. Eran tres menores y los agarraron cuando estaban adentro del negocio todavía. Obviamente los largaron enseguida”, recordó uno de los responsables de ese negocio. Los chicos, que tenían entre 13 y 15 años, fueron alojados provisoriamente en un centro de atención transitoria.

Después de ese hecho, fue víctima de otros tres, dos en el mismo negocio y el restantes en otro de San Carlos.

Esa seguidilla se inició, conforme a lo relatado por el comerciante afectado, el feriado del sábado 25 de mayo. “Esa jornada nos levantamos y nos encontramos con que habían entrado al local de Volkswagen de 13 y 525 bis”, explicó.

Al igual que en los ataques posteriores, todo quedó registrado por las cámaras de seguridad. De esa forma, pudieron observar que, cerca de las 21.30. “Se metieron después de barretear la puerta”, señaló.

Una vez dentro, “van directo a la caja. Además, revisan algunos de los cajones de las oficinas”, continuó vendedor. La alarma se activa cuando rompen los ventanales y tienen minutos para actuar.

El damnificado sostuvo que “están siempre cinco minutos, manotean lo que pueden y se van. Se piensan que van a encontrar algo de plata, pero no hay nada ahí. Ahora se hace todo a través de los bancos o de manera electrónica”.

Por otro lado, aseguró que “actúan de cualquier forma, algunas veces a cara descubierta, por lo general con capuchas. Hemos visto que usan guantes”.

Unos días después “fueron al local de Volkswagen de 44 y 145“, donde “repitieron la maniobra”.

El miércoles pasado, minutos antes de la medianoche, “nos golpearon en la Ford de 13 y 527. Palanquearon el blíndex, robaron lo que pudieron y se fueron”, indicó. El viernes siguiente, a las 20.30, “un tipo muy bien vestido agarró un pedazo de cordón de medio metro y lo tiró contra la puerta. Entró, rompió otro vidrio con la misma piedra, y como no encontró nada se fue”, manifestó.

Los responsables de Muñoz (8 y 32), Merino (7 y 520) y Arrambide (32 entre 8 y 9) también padecieron escruches. Al primero le rompieron un panel de vidrio y la cortina metálica.

Para el responsable de Merino, “está bastante complicado el tema de la inseguridad en la zona. A mí, en enero, también me intentaron entrar a robar pero no pudieron”.

Asimismo, contó que “hace poco en 32 entre 5 y 6 palanquearon la vidriera, pero alguien vio que estaban “trabajando” y llamó al 911. Llegó la policía y detuvieron a uno, que era menor”.

Por su parte, el dueño de Arrambide indicó que “en la madrugada del 27 de mayo, tipo. 4.30, me llamaron los del 901 para avisarme que tenía la vidriera rota, una puerta blíndex y un paño fijo. Habían subido a las oficinas, se llevaron cambio de un cajón y nada más”.

Los tres comerciantes coincidieron en que sale más arreglar lo que rompen que lo robado. “Estamos indignados. Sabemos que hay otras concesionarias en la misma situación”, añadieron.

En Zíngaro, tras cerrar la jornada laboral del sábado, “nos quedamos esperando toda la noche a que pase algo. No se puede vivir así”, comentaron. En esa línea, comentaron que “le hicimos llegar todas fotos y un texto contando lo que nos sucede al Intendente. Esperamos que esto se pueda solucionar pronto”.

 

Multimedia

El sábado 25 de mayo, en 13 y 525 “hicieron estallar las puertas” / el dia

Puerta rota en el local “arrambide”, en 32 entre 8 y 9 / dolores Ripoll

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla