Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Espectáculos |MANO A MANO CON EL DÍA
Pepe Monje: “Con la serie de Diego vamos a ver cómo funciona el actor argentino en el extranjero”

A semanas de mostrar su trabajo como el padre de Maradona en la serie de Amazon, el actor y bombero volutnario regresa al teatro presencial con una obra policial en Buenos Aires

Pepe Monje: “Con la serie de Diego vamos a ver cómo funciona el actor argentino en el extranjero”

Pepe Monje en una escena de “detrás de la puerta”, que se puede ver en el porteño el tinglado

10 de Octubre de 2021 | 05:39
Edición impresa

En menos de tres semanas, “Maradona: Sueño Bendito” llegará a la pantalla de Amazon Prime Video, y Pepe Monje dejará de ser un rostro reconocido en el mundo de la interpretación nacional, para convertirse (como le ocurrió a Luisito Rey) en “el papá de Diego” para todo el mundo: el actor de extensa carrera en la pantalla argentina, que fue parte de éxitos como “Pelito”, “Grande Pa!” y “Poliladron”, se pondrá en la piel de Don Diego para la serie biográfica del astro, encarnado en la ficción por Nazareno Casero, Juan Palomino y Nicolás Goldschmidt, un Maradona para cada etapa de su vida.

Un papel que inexorablemente marcará su carrera, a pesar de que Monje ya es un actor muy reconocido por el gran público argentino gracias a su paso por la pantalla chica y también por su huella en el teatro, donde lleva una vida trabajando.

Y al que ahora vuelve, tras el parate obligado de la pandemia: Monje estrenó el pasado domingo, en el porteño teatro El Tinglado, “Detrás de esa puerta”, sobre un hombre que busca afanosamente penetrar en el fondo de su alma. Una obsesión lo acecha y le ha robado la paz: intenta comprender a un asesino serial, cuyo accionar ha sido denominado por la prensa como “Los Crímenes de los Baños”. El titular periodístico sólo hace referencia a la forma, pero apenas roza la profundidad de su contenido, y este hombre indaga e interroga en su mente cada suceso como si lo hubiese cometido él mismo.

Se trata de un thriller policial, un género poco transitado en el teatro, que es un juego de espejos entre dos sujetos que se debaten dialécticamente sobre la muerte, sobre la redención, sobre el amor, sobre la inoperancia de la justicia, provocando una simbiosis entre ellos: interpretada por Monje, Emiliano Díaz y Silvia Dietrich, y con dirección de Eduardo Lamoglia, Monje cuenta en diálogo con EL DIA que su deseo de hacer la obra fue instintiva. “Uno elige los trabajos de forma intuitiva, y confía en ese instinto, y creo que la obra tenía ese algo especial”, afirma el también bombero voluntario y ganador del premio ACE. También, dice el actor, le interesó volver a trabajar con Lamoglia, reabrir su “querido” El Tinglado que “se sostuvo como podía durante toda la pandemia” y, particularmente, lo impulsó a llevar adelante el papel “la acción de de fe, de creer que esto va a cambiar, y poner eso en un proyecto laboral”.

- ¿Cómo ha sido el reencuentro con el público tras la pandemia?

- Fue fuerte. Yo le dediqué la función a un amigo, y a todos los compañeros que cayeron por la pandemia, que fueron muchos. Y es una gran responsabilidad: no han quedado muchas salas de pie. Pero el regreso fue con todas las ganas, por parte del público y por parte nuestra. Para el espectador, creo que el teatro es un espacio seguro. El actor corre algunos riesgos. Pero finalmente tenemos la posibilidad de pelear un poco más con el teatro independiente: la actuación se está cerrando por un montón de lugares, pero el teatro siempre fue un lugar donde el actor que no tenía una película o tevé tenía ese espacio para canalizar su arte y su laburo.

- Hablás de espacios que se cierran, ¿cómo ves el futuro del teatro, que ya estaba castigado, después de estos dos años?

- El teatro independiente fue muy castigado, y el actor del teatro independiente ha sufrido mucho. El que tuvo la posibilidad de trabajar los años anteriores quizás la pandemia lo agarró de otra forma. Es cierto que el actor está acostumbrado a no tener trabajo… pero no con tanto tiempo, fue una gran espera. Los números comienzan a bajar y la esperanza comienza a crecer, y como los días se ponen más lindos la gente tiene ganas de salir de esa caverna en la cual entramos. Hay que ver qué propone el teatro, porque las cosas cambiaron, el conflicto cambió. Los valores cambiaron.

- ¿Y para los actores? ¿Cómo ves el panorama?

- Respecto a la proyección del trabajo, las plataformas son hoy el lugar para que el actor nacional tenga una posibilidad a nivel internacional. Ahora con la serie de Maradona la idea de Amazon es instalarse, insertarse en la casa de los argentinos, y siempre que hay dos hay una tercera: eso también le va a dar la posibilidad a los actores de las provincias, abre un poco el juego. Creo que la serie de Maradona va a ser una gran prueba, vamos a ver cómo funcionamos nosotros en el extranjero. Ojalá los actores argentinos podamos ahora posicionarnos como en algún momento lo estuvimos, creo que esta es una gran posibilidad para todos.

“El teatro fue muy castigado, y el actor del teatro independiente ha sufrido mucho. Estamos acostumbrados a no tener trabajo, pero no con tanto tiempo, fue una gran espera”

- ¿Cómo ha sido trabajar en una serie tan grande, que se verá en todo el mundo?

- Es un honor trabajar en una superproducción así, ser uno de los protagonistas, haber podido filmar en Barcelona, en Nápoles, en México, donde se gana la Copa. Transitamos todo el derrotero de la primera temporada muy contentos. Y expectantes: la vidriera del actor es el trabajo.

- “Maradona: Sueño Bendito” es el estreno nacional del año. ¿Qué podés adelantar de lo que se verá en la serie?

- La serie es muy emotiva. Aparecen imágenes que todos tenemos en el inconsciente, y otras imágenes que jamás he visto, y son muy emocionantes. Hubo algo especial: nosotros filmamos con Diego vivo, y ahora Diego no está presente, por lo cual la lectura va a ser completamente diferente.

- ¿Y cómo fue ponerse en la piel de un personaje público como Don Diego?

- Tengo la suerte de interpretar a Chitoro: junto con Mercedes Morán hacemos de los padres de tres Maradona, así que tuve una continuidad importante en la primera importante. Creo que se conoce al padre, pero no es tan conocido como el resto de los personajes, entonces eso me permitió sortear esa cosa comparativa que puede llegar a tener el espectador con estas series biográficas. Pude jugar, desde la ficción, la composición de un padre, que es lo que yo interpreto: un hombre que desde el silencio, desde atrás, está todo el tiempo marcando la cancha. La Tota está todo el tiempo presente, y Chitoro está un paso atrás, pero mirando a Diego, constantemente, y en silencio.

- Todos tenemos una relación personal con Maradona, ¿cuál es la tuya?

- Cada uno tiene a su Diego. Yo en lo personal interpreté a Diego en un episodio de “Sin condena”, y fue muy movilizador. Hoy está en boca de todas su vida personal, y no me interesa inmiscuirme, pero Diego está con Fangio, con esas personas: son personas que marcan el mito, la leyenda que nace en un lugar, hace todo un derrotero y llega a otro lugar. Y desde lo deportivo, Diego me ha dado una gran felicidad. Ojalá estemos a la altura.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla