Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
La Ciudad |Crecen las dificultades para llegar a los acuíferos cargados
Allá lejos el agua: por la sequía, las napas están cada vez más abajo

La falta de lluvias deprimió las capas de agua subterráneas y no está funcionando el estándar de profundidad utilizado en las perforaciones para obtener lo necesario para llenar los tanques

Allá lejos el agua: por la sequía, las napas están cada vez más abajo
30 de Noviembre de 2022 | 02:59
Edición impresa

La falta de lluvias está produciendo la sequía más larga e intensa de los últimos años; en casi todo el país y en particular en esta región. Y entre todas las consecuencias que trae el fenómeno climático, una de las más graves gira en torno a las dificultades para extraer el agua potables de las capas subterráneas.

Se ha hablado en varias oportunidades de los efectos negativos en la actividad agraria de una tan prolongada interrupción del riego natural. Pero ahora se advierte otro resultado perjudicial de la falta de precipitaciones y es que las napas freáticas más superficiales se secan y hay que llegar cada vez más abajo de la tierra para obtener agua.

La situación, según destacaron los especialistas, afecta la ejecución de las nuevas perforaciones, porque los acuíferos se hallan recién a un nivel mucho más profundo de lo habitual, y también complica la sequía las tareas de bombeo a las prestatarias que distribuyen el servicio sanitario, pues para cumplir con el suministro deben llegar a capas de agua cada vez más profundas.

Diez metros más abajo

Administrador apoderado de la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos de Gorina -COSEGO-, la distribuidora del agua potable de la localidad del norte platense, Antonio Máspoli subrayó cómo se están dificultando últimamente los trabajos en las perforaciones.

“El nivel, tanto estático como dinámico del agua bajó muchísimo. Históricamente el nivel estático estuvo a 20 metros, bajaba cinco o seis metros cuando se hacía la extracción, y ahora está en los 30 metros”, señaló el dirigente.

Máspoli atribuye la baja de las napas, en parte, a la sequía, pero también sostiene que en el último tiempo se realizaron “perforaciones por todos lados que no se controlan” y que esas excavaciones en busca de agua, “en vez de parar en el primer acuífero que sería el Pampeano, para cargar las piletas llegan al Puelche y eso genera una depresión y en algunos casos se generan cuñas de agua salina, que es lo que está pasando en la zona de Villa Castells”, añadió.

El problema también afecta a la producción en el cordón hortícola, donde se recurre al agua subterránea para riego.

En el caso específico de la localidad de Gorina, Máspoli resaltó que una medida preventiva sería la instalación en los domicilios de tanques de reserva. “Casi ninguna familia lo posee, entonces, cada vez que se abre una canilla son muchas las que se abren a la vez, y así se producen picos de consumo, y eso hace bajar la presión en toda la red”, apuntó.

Según aseguran los especialistas, los excesos de precipitaciones a través de la infiltración son la única fuente de recarga del agua subterránea, por lo que es fuente de alimentación de las unidades acuíferas de nuestra región, la del Pampeano y la del Puelche.

En datos concretos, más de la mitad del país enfrenta un grado severo de sequía y 2022 se encuentra entre los 18 años de mayor escasez de lluvias desde 1961.

Uno de los escenarios más complejos lo tiene la provincia de Buenos Aires, con casi el 40 por ciento del territorio en sequía extrema.

En algunas localidades del norte y del este bonaerense llovió hasta 500 milímetros menos de lo normal.

“La peor sequía”

Guillermo Jelinski, subsecretario de Recursos Hídricos de la Provincia, indicó que por ser esta “la peor sequía de los últimos años” hay problemas en todas las perforaciones, ya sean pequeñas o grandes y de abastecimiento mayor. “Las domiciliarias, las nuevas o en ejecución están complicadas porque las napas están muy bajas. Lo mismo pasa con las más grandes y con las de las empresas prestatarias, que se `cuelgan´ porque no se puede sacar nada de las capas subterráneas”, explicó el funcionario.

Debido a que la falta de precipitaciones produce una “situación grave, muy compleja”, según el diagnóstico de Jelinski, en la Provincia se evalúa cómo hacer frente a las 8 millones de hectáreas afectadas por la sequía.

A lo que se apuesta es a la planta de tratamiento de agua potable que se ejecuta en Ensenada que, afirmó el titular de Recursos Hídricos, “va a servir para no quedar supeditados a los pozos, con lo cual le va a dar mucha más flexibilidad a toda la red de agua en la ´época en que hace calor y hay necesidad de mayor cantidad de agua”.

También se pone la lupa sobre el consumo, con una campaña para comprometer a los usuarios a que disminuya el derroche. Es más, el funcionario adelantó que se piensa en implementar el sistema de medidores en el conjunto de hogares. “No hay otra manera de controlar el consumo que con la micro medición, para que todo el mundo pague por lo que realmente consume, porque ahora se paga por superficie. Y además, el cambio climático vino para quedarse y va a seguir afectando la cuestión del agua”, remarcó Jelinski.

La infiltración por la lluvia es la fuente de recarga del agua subterránea, según especialistas

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla