Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
POR EL CASO, TODAVIA NO HAY DETENIDOS

Sigue grave el hombre baleado por la bici en el barrio Gambier

La madre de la víctima calificó de “lacras” a los autores del asalto y exigió “que los agarren”

La vida de Pablo José Berón (33) todavía pende de un hilo. El sábado a la madrugada le pegaron un tiro en la espalda para robarle una bicicleta costosa. Desde ese momento sigue internado en estado crítico. Su familia espera por su recuperación y además reclama que la policía “agarre a las lacras” responsables del ataque.

Las últimas novedades sobre su cuadro de salud trajeron un poco de aliento para su círculo cercano. “Tuvo una pequeña mejoría en la que le bajaron la cantidad de medicación y está con la presión normal”, confirmó Doella Anderson, su madre, ayer a la tarde.

El hombre había salido de trabajar de una sandwichería a las 21.30 del viernes y fue a visitar a su mamá a la casa. “Todos estos días venía contento, porque falta muy poquito para que nazca su bebé”, contó ella.

Parecía una noche como cualquiera, que para Pablo siguió en la casa de unos amigos en Gambier. Cerca de la 1 salió de ahí, en 133 entre 49 y 50, a bordo de su mountain bike de alta gama.

Doella se mostró enojada con una versión acerca de que su hijo “estaba deambulando” en esa zona. En el camino del ciclista se cruzaron motochorros que lo habrían amenazado.

Lo que sigue sin saberse es si el hombre amagó a escapar o pretendió resistirse. Los delincuentes -se desconoce cuántos eran- fueron a sacarle su rodado. Los familiares de Pablo tampoco tienen en claro cómo se desarrolló el sangriento asalto, que terminó con el joven recibiendo un balazo en la espalda, tirado a quemarropa.

al borde de la muerte

Los amigos de Berón oyeron el disparo y lo encontraron malherido en la calle. Estaba perdiendo mucha sangre y debían atenderlo de urgencia.

Ante una nueva demora de la ambulancia del servicio que se convoca llamando al 107, su jefe tuvo que llevarlo cuanto antes al hospital Italiano. Según Doella, esa tardanza pudo haber resultado fatal: “Mi hijo estuvo a punto de morir desangrado. Perdió el 60 por ciento de la sangre de su cuerpo”.

Según fuentes del caso, la bala le afectó un pulmón y le rozó un extremo del corazón. Los médicos tuvieron que someterlo a dos cirugías. Desde entonces, establecieron una espera de 72 horas para ver cómo evoluciona.

Al margen de la “pequeña mejoría” que Berón mostró ayer, su familia todavía tiene cautela, considerando la gravedad del cuadro.

Semejante drama se desató a raíz de que los asaltantes fueron a robarle su mountain bike. Pablo sabía que los ladrones suelen buscarlas para robarlas y había decidido venderla: los delincuentes no le dieron tiempo.

“quiero hechos”

Por ahora no hay nadie preso por este caso. En el barrio donde sucedió el asalto circularon algunas versiones de quiénes podrían ser los motochorros.

La familia Berón se expresó con ansiedad en torno a su identificación y captura “Quiero que agarren a las lacras que le hicieron esto a mi hijo. Hasta ahora la policía no hizo nada. Quiero hechos, no más palabras”.

La DDI local continúa en su tarea de relevamiento de pruebas, con la búsqueda de testigos que tengan información para aportar y la revisión de cámaras de seguridad.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla