Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $141,50
Dólar Turista $247,63
Dólar Blue $295,00
Euro $143,32
Riesgo País 2467
La Ciudad |LETRAS
Aurora Venturini: una apasionada por todas las aventuras del intelecto

Una reconocida novelista, poetisa, cuentista, ensayista, docente y traductora que tuvo amistades tan disímiles como las de Borges, Eva Perón, Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir

Aurora Venturini: una apasionada por todas las aventuras del intelecto

Fervorosa creyente decía que la virgen María la escuchaba

19 de Noviembre de 2019 | 03:13
Edición impresa

“Impetuosa”, “excéntrica”, “decidida”, “brillante intelectual”, “lúcida analista”, “desinteresada amiga”, “sincera sin límites”. La lista de calificativos usados por distintas personalidades del arte y la cultura, de nuestro país y del exterior, para referirse a la personalidad de la platense Aurora Venturini es mucho más larga y seguramente no basten para definirla de un modo completo.

Tuvo una intensa y larga vida intelectual, mostrando una sorprendente versatilidad para las letras desde temprana edad. Aurora Venturini nació en La Plata el 20 de diciembre de 1922; sus padres fueron Juan Venturini y Ofelia Melo.

En la Escuela N° 42 cursó el ciclo primario y el secundario en el Normal 1 “Mary O´Graham”. Luego, en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de La Plata se recibió de profesora de Filosofía y Ciencias de la Educación.

A poco de obtener su título universitario, trabajó como asesora en el Instituto de Psicología y Reeducación del Menor, repartición del Estado bonaerense en la que conoció a Eva Perón, con quien trabó una sólida amistad.

A los 25 años de edad, en 1948 recibió de manos de Jorge Luis Borges el Premio Iniciación, por su cuento “El solitario”; la considerable diferencia de edad entre ambos no fue obstáculo para que la joven autora platense iniciara una gran amistad con el ya laureado escritor.

Junto a otras personalidades de las letras locales, como María Dhialma Tiberti, formó parte de las Ediciones del Bosque de La Plata.

Varios de sus poemas, en la primera mitad de la década de los años 50, fueron publicados en EL DIA.

Tras el golpe de la dictadura militar que en 1955 derrocó al presidente Perón, durante 25 años la escritora se exilió en París en donde estudió psicología, al tiempo que se vinculó e hizo amistades con intelectuales como Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Albert Camus, Eugene Ionesco y Juliette Gréco y en Sicilia con Salvatore Quasimodo.

Por aquellos años tradujo a nuestra lengua varios trabajos críticos sobre poetas como Isidore Ducasse, Conde de Lautréamont, François Villon y Arthur Rimbaud, labor por la cual recibió la condecoración de la Cruz de Hierro otorgada por el gobierno francés. ​

En primeras nupcias estuvo casada con el juez Eduardo Varela, y varios años después de enviudar, se casó con el historiador y ensayista argentino Fermín Chávez.

A la distancia nunca perdió su amor por nuestra ciudad ni el gusto por aludir en sus escritos de ficciones, a veces elípticamente, a distintos ámbitos platenses que de diversos modos la inspiraban, incluyendo también datos autobiográficos.

Conforman su producción literaria más de treinta obras, entre las que se destacan, por ejemplo, “Relatos para las tías viejas” (1964), “Pogrom del cabecita negra” (1969), “Jovita la osa” (1974), “La Plata mon amour” (1974), “Poesía gauchipolítica federal” (1994), “45 poemas paleoperonistas” (1997), “Alma y Sebastián” (2001), “Racconto” (2004) y “Bruna Maura-Maura Bruna” (2006).

En la Escuela Normal Antonio Mentruyt de Banfield, ejerció la docencia como profesora de Filosofía.

En 2007 recibió el “Premio Nueva Novela”, entregado por el diario Página 12 y el Banco Provincia por su obra “Las primas”. En diciembre de 2010 la edición española de esta obra, publicada por la editorial Caballo de Troya, fue votada como el mejor libro en nuestra lengua editado en España durante 2009, recibiendo el “Premio Otras Voces, Otros Ambitos”.

Aurora Venturini tenía una fe religiosa muy arraigada. Pocos años antes de su muerte y en un reportaje realizado por nuestro diario en su departamento de la zona norte platense, mostró imágenes de santos, de Jesús Misericordioso, el Niño Jesús y una Virgen María muy joven, de la que dijo que “ella me escucha, yo le hablo, creo que conoce todos mis argumentos”.

Con esa fe y el entusiasmo inalterados trabajó casi hasta sus últimos días en distintos escritos y proyectos. Falleció el 24 de noviembre de 2015 pocos días antes de cumplir 92 años.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Fervorosa creyente decía que la virgen María la escuchaba

Su producción la conforman más de treinta obras

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla