Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“un gran centro cultural de vanguardia tecnológica”

Un proyecto para la inclusión social de mil vecinos, frenado por una habilitación

Lo impulsa la fundación Pro Humanae Vitae y funcionará en la manzana de 30 y 46. Espera la luz verde del área de Desarrollo Social

Un proyecto para la inclusión social de mil vecinos, frenado por una habilitación

Un mega proyecto para la inclusión social de unos mil vecinos de la Región pertenecientes a los sectores más vulnerables se ve demorado porque el organismo oficial que debe habilitar el uso del predio destinado a esa obra no termina de darle luz verde a la iniciativa, según plantea la Fundación Pro Humanae Vitae, impulsora del emprendimiento.

Se trata del proyecto Complejo de Inclusión Social, Cultural y Financiera (CILC) organizado a partir de un pre acuerdo entre la Fundación y el ministerio de Desarrollo Social de la Provincia y que contempla la instalación del programa en la antigua casona que fue sede del ex instituto Isabel la Católica, en la manzana circunscripta por las calles 30,31,45 y 46.

“Una parte de la propiedad está ocupada con menores de un instituto, pero un amplio sector está desocupado. Podríamos ingresar e incluso la restauración que hay que hacer del edificio sería muy rápida, porque los socios del proyecto se harían cargo de una parte cada uno y al mismo tiempo”, explicó Rafael Velázquez, director ejecutivo de la entidad que armó y ejecutará el proyecto.

Para poder avanzar con la iniciativa (a la que lo único que le faltaría es el espacio físico, según aclaró Velázquez porque, “tenemos todo resuelto y el Estado no tendría que gastar ni un peso”) y en vista de que aunque se había acordado con la cartera social la cesión del predio para llevar adelante el programa, la entidad envió pedidos de apoyo a numerosos funcionarios provinciales y nacionales, incluido el presidente Mauricio Macri.

“Es que quise explicarles que se trata de un proyecto que sacaría de la pobreza y la marginalidad a un millar de personas sin necesidad de que los gobiernos subsidien nada”, comentó Velázquez.

Según estima el dirigente, “tenemos problemas como sociedad” y en ese sentido se refirió a las últimas cifras del Indec. “Hay en la Provincia alrededor de 4 millones de pobres y si nos dejan ayudar a 1.000 de esos argentinos, aunque parezca una gota en el mar sería una muy buena manera de empezar”, planteó.

La iniciativa de Pro Humanae Vitae se financiará con el respaldo de más de 41 organizaciones sociales, académicas, federaciones, gremios, entidades internacionales y cámaras empresarias. Se apunta a edificar un Complejo Internacional de Inclusión Social, Cultural y Financiera destinado a cambiarles la vida a personas con discapacidad, madres solas, jóvenes en riesgo social y adultos mayores en situación de vulnerabilidad.

Velázquez definió al CILC como un “gran centro cultural de vanguardia tecnológica basado en la economía social. “La idea es trabajar con activos sociales sacados de necesidades reales del mercado, con salas de ensayo y grabación de música, laboratorio de robótica, laboratorio de impresión y escaneo 3 D, una galería de arte, aulas para capacitación y formación, un centro de interpretación sobre el objetivo de desarrollo de Naciones Unidas y la Unión Europea. Quienes ingresen al proyecto van a trabajar y van a formarse a la vez”, explicó Velázquez.

Vale aclarar que este diario consultó a fuentes del organismo provincial, que por ahora no respondieron sobre este reclamo.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla