Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Macri: "Repudiamos el terrorismo y vamos a repudiarlo siempre"

El presidente habló en la Residencia de Olivos durante el acto por el 40 aniversario de esa visita realizada por la CIDH que investigó los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar

El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que "los postulados sobre Memoria, Verdad y Justicia siguen perdurando como políticas de Estado", al encabezar un acto en la Residencia de Olivos por el 40° aniversario de la histórica visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que investigó los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar.

"También quiero destacar que la memoria es fundamental para conocer nuestra historia y lo que no queremos repetir en nuestro futuro. Es la mejor manera que tenemos para unirnos en esos valores republicanos que compartimos. Me refiero al diálogo, la paz y el respeto", expresó durante el acto en el que también hablaron la ex integrante de la Conadep, Graciela Fernández Meijide, y la presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena de Troitiño.

Al cerrar el homenaje y luego de descubrir una placa alusiva que será exhibida en el Archivo Nacional de la Memoria, el Presidente destacó el "enorme aporte" del organismo que con su visita de 1979 y su posterior informe fueron "emblemáticos para nuestra historia, porque echaron luz sobre años muy oscuros de nuestro país y marcaron un hito en la difícil recuperación del estado de derecho".

"El informe ayudó a abrir los ojos al mundo y mostrar lo que verdaderamente pasaba en la Argentina. Y hacia adentro fue una pieza clave para empezar a romper el silencio que había en gran parte de la sociedad, como siempre producto del miedo", agregó el Jefe de Estado.

El Presidente señaló que el aniversario es "una oportunidad para reflexionar sobre los esfuerzos que la Argentina ha hecho para consolidar su democracia" y tras recordar que "a los argentinos nos costó mucho sanar viejas heridas y divisiones, pero crecimos y aprendimos", agregó que pese los "altibajos" y los "momentos difíciles, nunca dudamos que la democracia es el mejor sistema que tenemos y es un compromiso de todos cuidarlo".

Además de destacar la presencia en el acto de las autoridades de la CIDH y referentes de derechos humanos, que "tanto han contribuido al retorno de la democracia", recordó especialmente a Patricia Derian, ex subsecretaria de Derechos Humanos durante la gestión del ex presidente Jimmy Carter, al señalar que la funcionaria norteamericana "jugó un papel clave al impulsar la histórica visita" del organismo al país.

En ese sentido, dijo que, además, "prestó testimonio en el Juicio a las Juntas" de 1985 y sostuvo que "fue una mujer muy valiente que no se quedó callada y que luchó por nosotros".

El primer mandatario destacó la cooperación de los Estados Unidos, que durante su gestión presidencial entregó archivos desclasificados sobre la dictadura militar argentina que contribuyeron a "saber más sobre cómo operó el terrorismo de Estado en nuestro país" y sostuvo que desde el Estado "vamos a seguir dándole batalla al terrorismo y vamos a repudiarlo siempre".

"Vivimos en un mundo que no está exento de amenazas y que demanda de respuestas cooperativas para hacerle frente. Por eso en estos años nos hemos unido con nuestros socios de la región y del mundo para cooperar en esta lucha. Los argentinos queremos vivir en paz, respetando al que piensa distinto y abrazando esa diversidad que nos caracteriza", sostuvo.

Fernández Mejide, por su parte, recordó el recorrido que tuvieron que afrontar familiares de desaparecidos para llegar con sus denuncias ante la OEA y la CIDH que derivara en la posterior visita del organismo al país y señaló que a partir de esa intervención en Argentina el organismo "cambió" y en "otros lugares estuvo mucho más atenta a las denuncias que se hacían y tuvo otros procedimientos".

"En ese entonces, nos sentíamos con las manos vacías. Hoy puedo decir que fue una bisagra en la historia en la lucha de los derechos humanos, en la historia de la propia CIDH y en la historia de nuestro país. Una de las tantas bisagras", sostuvo, antes de reflexionar sobre los "momentos difíciles en el país" de la actualidad, aunque "no respecto estrictamente a la violación de los derechos fundamentales, ni muchísimo menos".

Y, expresó que "esa épica donde pocos lograron mucho espero que nos infunda entusiasmo para encarar las épocas que vienen. Hará falta pasar por las elecciones. Hará falta que haya oposiciones constructivas que frenen ambiciones de poder. Hará falta que se construyan partidos de alternativa, que construyamos nuestro futuro que viene después de mucho cascotazo anterior pero siendo capaces de encarar y construir".

La presidente de la CIDH recordó que el organismo constituye "una voz de alerta temprana frente a toda la comunidad" y puntualizó sobre la visita en 1979 que "tuvo un enorme impacto en la sociedad y en el hemisferio", ya que "logró documentar el patrón sistemático de desapariciones forzadas y fue uno de los factores que contribuyó a la caída de la dictadura".



"Con el trabajo en el terreno visitó centros de detención clandestinos, se reunió con decenas de detenidos, lo que permitió reportar a la comunidad internacional las violaciones sistemáticas de los derechos humanos que ocurrían en este país, con especial énfasis sobre las desapariciones forzadas", expresó Arosemena de Troitiño.

Esa intervención, dijo, "fue clave para salvar muchas vidas de aquellas personas que estaban detenidas clandestinamente y aquellas que tenían toda la posibilidad de ser desaparecidas forzosamente" y sostuvo que "estamos celebrando estos 40 años para este maravilloso país, para el resto de la región y para la fortaleza de la propia CIDH".

En el acto estuvieron el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj, además de otros funcionarios de los tres poderes del Estado, diplomáticos, colectividades, fuerzas Armadas y de Seguridad y organismos de derechos humanos y ONGs.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla