Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $87,14
Dólar Ahorro/Turista $143.78
Dólar Blue $151,00
Euro $100,83
Merval 0,00%
Riesgo País 1427
Política y Economía |DESPUÉS DE CASI 100 DÍAS DE TOMA, LA PROVINCIA ACATÓ LA ORDEN JUDICIAL
Unos 4.000 efectivos, varios heridos y detenidos en el desalojo de Guernica

Agentes de las fuerzas de seguridad bonaerenses avanzaron sobre el predio de 200 hectáreas, donde chocaron con grupos de usurpadores. Un millar de uniformados permanecerá en el lugar para evitar una nueva ocupación

30 de Octubre de 2020 | 02:01
Edición impresa

Con el despliegue de unos 4.000 efectivos, el gobierno bonaerense concretó finalmente ayer el desalojo del predio de Guernica, alrededor de 200 hectáreas de tierras usurpadas desde el 20 de julio. El operativo, que incluyó violentos choques entre los agentes y grupos de ocupantes, dejó como saldo varios heridos, construcciones precarias derribadas sobre el terreno yermo y cerca de 40 detenidos, finalmente liberados hacia el atardecer (ver página 6).

Apenas amanecía. No eran ni las 6 cuando las columnas de las distintas fuerzas de seguridad (que empezaron a arribar al lugar después de las 3) avanzaron, en un procedimiento encabezado por el ministro de Seguridad, Sergio Berni, y ordenado por el juez de Garantías Nº 8 de Cañuelas, Martín Miguel Rizzo.

Después de casi 100 días de negociaciones fallidas y tras el rechazo judicial a una nueva prórroga, la liberación no tomó más de una hora. Para las 7, el grueso de los ocupantes había abandonado pacíficamente los lotes, pero algunos quisieron volver a entrar al predio y fue ahí que se enfrentaron con los policías. Del lado de los uniformados, los disparos de balas de goma y gases lacrimógenos eran constantes, mientras del otro lado llovían piedras, botellas y demás proyectiles. Así, entre las detonaciones y las cortinas de humo, los agentes fueron derribando las construcciones montadas por los usurpadores, débiles moradas hechas con nylon, chapas y unos pocos maderos que más tarde desaparecerían, o bien por la acción del fuego o bien por el avance de las topadoras que dispuso el municipio de Presidente Perón.

“Ya está todo desalojado”, aseguró Berni poco antes de las 8, pero algunas personas -con el apoyo de agrupaciones de izquierda- continuaron resistiendo el operativo en los alrededores, donde hacia las 9 se reanudaron los enfrentamientos, por lo que fue necesaria la acción de un camión hidrante para dispersar.

Según detallaron fuentes oficiales, se produjeron “alrededor de 40 detenidos” y hubo “varios contusionados” entre policías y civiles. También, en la Provincia hicieron hincapié que el desalojo -cuya plazo límite era hoy- se produjo “después de múltiples mesas de diálogo” y como consecuencia de que “un grupo radicalizado no accedió a ninguna de las propuestas realizadas y exigía permanecer en el predio desconociendo la orden judicial”, apuntando concretamente al Partido Obrero.

BALINES, FACAS Y FIERROS

En tanto, el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta, uno de los tres a cargo de la causa, confirmó que en el lugar se encontraron “balines, facas y fierros clavados en el barro”, que hubo “cerca de 35 aprehendidos” y que “si vuelven a entrar, serán detenidos”.

Mientras, los ocupantes se debatían entre la zozobra y la incredulidad: “No podemos creer que el Estado responda con violencia y represión a la necesidad de no tener un lugar donde vivir. La tristeza es muy profunda”, resumía ante EL DIA una mujer que, como muchas, participaba de la toma acompañada de su hija, una niña de no más de cinco años.

“Estamos en la calle, sin laburo desde que empezó la cuarentena, sin poder pagar siquiera un alquiler”, lloraba otra, mientras miraba arder la casilla en la que había pasado la noche anterior.

Como se dijo, hoy vencía la orden judicial que, finalmente, fue acatada un día antes, luego de varias dilaciones y prórrogas.

“El objetivo primordial fue encontrar una salida pacífica, siempre sobre la base de que se trataba de una ocupación ilegal y quienes permanecían en el lugar estaban violando la ley”, indicaban ayer voceros de la Provincia, que también destacaban el censo realizado entre los ocupantes, que identificó a unas 1.400 familias.

Según ese registro, unas 600 familias firmaron un acuerdo con el Gobierno para desalojar el predio y a cambio recibieron materiales de construcción y entrega de subsidios de hasta 300 mil pesos anuales para personas en extremo grado de vulnerabilidad.

Pero no todos aceptaron. Por eso, aún tras el desalojo, se vivía un clima de tensa calma en Guernica, donde, según se informó, un millar de efectivos policiales permanecerán custodiando el predio. Hasta que se realice la entrega a sus legítimos dueños y para evitar nuevas ocupaciones.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

La policía avanza en el predio de guernica, ayer, al cabo de cien días de toma / AFP

Construcciones precarias montadas en el terreno, derribadas y ardiendo / AFp

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla