Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $132,85
Dólar Ahorro/Turista $219.20
Dólar Blue $255,00
Euro $135,77
Riesgo País 2687
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
Dos “alquimistas” potenciadas entre seres antropomorfos e hiperrealismo

Provenientes de mundos diferentes, las artistas Abril Barrado y Gisela Banzer conviven con sus muestras y se enriquecen en una galería citibelense. Visitas gratuitas -con opciones guiadas- hasta fin de mes

Dos “alquimistas” potenciadas entre seres antropomorfos e hiperrealismo

a la izquierda, “144000”, el hombre caballo de abril barrado, primer premio del salón nacional de escultura en 2018. Detrás, dibujos y pinturas de gisela banzer de su serie “museum”. Las obras pueden visitarse todos los días en el espacio de arte depuramadre en city bell / demian alday

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

21 de Mayo de 2022 | 03:07
Edición impresa

En la galería citibelense Depuramadre conviven las muestras “Filosofía antropológica” de Abril Barrado y “Museum” de Gisela Banzer, dos grandes artistas que, como alquimistas, “transforman con su obra el espacio que habitan”, según la curadora Jasia Protto.

Un hombre caballo, esculturas de seres antropomorfos y dibujos y pinturas hiperrealistas inspiradas en el Museo de La Plata se adueñaron del espacio de arte que coordina Protto ubicado en diagonal 93 entre 13a y 13b. Con entrada gratuita, se puede visitar todos los días de 11 a 17 y los viernes y sábados de manera guiada de 17 a 20.

“Como si compusieran una sinfonía, cada una de ellas va aportando una nota que potencia a la otra. Las búsquedas individuales, y el compromiso que asumen con los temas que las conmueven, se cruzan más de una vez, creando un clima de familiaridad que sorprende”, destaca la curadora.

“FILOSOFÍA ANTROPOLÓGICA”

Dibujante, escultora y docente de anatomía para artistas que, desde hace un tiempo, adoptó City Bell como lugar de residencia e inspiración, Abril Barrado presenta en “Filosofía antropológica” una serie de cinco seres antropomorfos que creó en 2021 en el taller Caracú Cerámica de Laura Carranza, profesora y amiga. Aunque hay además una pieza que se roba la atención: “144.000” con la que en 2018 ganó el Primer Premio de Escultura en el Salón Nacional de Artes Visuales, con el que había soñado desde siempre.

Se trata de una imponente escultura de 2 x 2 metros que le demandó más de tres años de factura y en la que el cuerpo de lo que parece ser un hombre reposa cómodamente sentado en una silla con un brazo en jarra y con el otro tomándose su cabeza de caballo que mira para abajo mostrando los dientes.

“Este hombre con cabeza de caballo (que bien podría ser mi alter ego), se ríe tiernamente di mí, de todxs y de sí mismo, por esa necesidad constante de ser elegidxs, de ser galardonadxs, aplaudidxs o simplemente miradxs por amigues, madres, padres, hermanxs”, explica Abril y se enfoca en la actitud plácida -y hasta soberbia- de su criatura: “Sentado relajadamente, goza del privilegio social de ser macho, se sabe dueño de sí mismo. La cabeza de caballo juega con la ambigüedad de ser parte de una sociedad en la que nos sentimos en plena libertad y, sin embargo, nos marcan con los talones y las riendas cortas como tiene que ser nuestro paso por la vida”.

La obra toma como nombre una referencia bíblica -el número de personas que serían “elegidos” para acompañar a Dios en su reino, 144000- un dato que conoció gracias a su abuelo y que la dejó “muy impresionada” durante una infancia en la que “ya que Dios ya había elegido a sus protegidos, traté al menos de ser la elegida de mi abuelo”, cuenta.

En “144.000” se combinan varios de los intereses de Abril, sobre todo, los que tienen que ver con su gusto por los caballos y la pasión por la anatomía.

En el jardín de infantes un compañerito le tiró por la cabeza “un proyectil que resultó ser un hermoso caballito blanco de plástico” que se convertiría en una señal: “Me enamoré tanto de ese juguete que usé todos los medios disponibles para intentar recrearlo (crayones, tizas, arena), descubriendo en esa búsqueda mi pasión total por el arte”, revela.

Y de los caballos habría nacido también su interés extendido por la anatomía de los animales, algo que para comprender mejor la llevó a indagar, desde muy chica, en libros de anatomía humana para compararlas. Sin embargo, no formalizó sus estudios hasta que una productora de cine la convocó para dictar un curso de anatomía humana para artistas asistentes y animadores. Hoy, con veinte años de experiencia en la docencia, esta artista que ha trabajado para grandes producciones de cine y televisión, dirige la Escuela de Anatomía Artística Abril Barrado.

Mientras sigue buscando definir un estilo artístico que continúa delineando a medida que avanza en su producción, Abril asegura que “detrás de cada pieza siempre hay un historia más o menos profunda” y que, en ese sentido, no busca “representar un conflicto sino más bien una reflexión sobre él”.

Tras su paso por Depuramadre (su muestra podrá verse hasta fin de mes), llegará próximamente al Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano (Macla) donde exhibirá una serie integrada por diez piezas cerámicas.

Para más info, https://abrilbarrado.com

“MUSEUM”

Desde muy chica, la platense Gisela Banzer se conectó de manera autodidacta con el arte. Egresada de la carrera de Diseño en Comunicación Visual en la Facultad de Bellas Artes de la UNLP, se dedicó a esta profesión durante más de 25 años hasta que en 2012 retomó su vínculo con el dibujo y la pintura porque “a partir de allí supe que era mi futuro”.

Dueña de un estilo hiperrealista que, dice, es “inherente” a su obra, Banzer asegura que su técnica “es un medio para mostrar algo inexistente de manera verosímil”, y le gusta decir que mirar sus obras tal vez sea “como revisar un cajón con fotos antiguas y utilizar la grisalla para generar un clima eduardiano”.

Y su reconocible estilo forma parte de “Museum”, la serie que muestra en City Bell y que nació a partir de una visita al Museo de Ciencias Naturales, un espacio que recorrió en búsqueda de una inspiración que encontró casi de entrada.

“Dos esmilodontes de piedra flanqueaban la entrada y eran la antesala a un viaje al siglo XIX. Las enormes osamentas de animales extintos, los cuerpos embalsamados de aquellos en vías de extinción y las exquisitas colecciones entomológicas, se mantienen casi inalterados desde hace más de un siglo”, detalla Banzer que ya había trabajado sobre la extinción y maltrato animal en su anterior serie, “Circo mitológico” (2014-2021) en la que habitan animales humanizados para “reflejar nuestro propio maltrato”.

Pero en “Museum”, la artista fue por más y, entre aquellos fantasmas de animales del pasado, también le dio en su obra el lugar a las mujeres que ni la historia ni la ciencia le habían vedado.

“La escasez de créditos femeninos, me hizo reflexionar sobre la dificultad que afrontaron hasta principios del siglo XX las interesadas en actividades que eran específicas de los hombres”, revela Banzer el motivo por el que, en su serie, “las mujeres habitan el Museo como un testimonio de un pasado oculto o inexistente”.

Para la segunda parte de “Museum”, Banzer tomó contacto “con la historia de nuestros pueblos originarios”, sumergiéndose “en un tema controversial, infinito y desgarrador”, además de sumamente inspirador y motivador. Su obra “Araucana”, por caso, recibió el primer premio en Dibujo en el 65° Salón de Artes Plásticas Manuel Belgrano. Un Salón, que, en su anterior edición, la 64, había otorgado el segundo premio a su pieza “Smilodon”.

“Mi impulso creativo está ahí como una necesidad básica, demandando. Desde ya que obtener un premio es una gran alegría y siempre es bienvenido. El reconocimiento es una caricia en el vasto camino del arte que es bastante complejo, cuando dejamos los romanticismos de lado”, admite Banzer, autora del retrato de María Remedios del Valle, afrodescendiente y capitana designada por Manuel Belgrano, que se convirtió en julio del año pasado en el primer cuadro de una mujer en ser colocado en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

Para Banzer, “el arte nos brinda la posibilidad de reinventar la historia y hacer posible algo que pudo haber sido y no fue” y por eso avanza en su producción.

“Museum”, que todavía sigue creciendo en obra y sentido, continuará en exhibición un tiempo más en la galería de City Bell. Mientras tanto, se prepara para compartir una nueva muestra con Abril, “Antropomorfos”, en el Museo Casa Carnacini. En tanto que a fin de año expondrá sus obras ganadoras del Salón Manuel Belgrano en el Museo Sívori a fin de año.

Para más info, https://giselabanzer.wordpress.com.

Para agendar
• “Filosofía Antropológica” + “Museum”• De Abril Barrado + Gisela Banzer• Depuramadreiagonal 93 entre 13a y 13b• Se pueden visitar todos los días de 11 a 17. Guiadas: viernes y sábado de 17 a 20. Gratis

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

a la izquierda, “144000”, el hombre caballo de abril barrado, primer premio del salón nacional de escultura en 2018. Detrás, dibujos y pinturas de gisela banzer de su serie “museum”. Las obras pueden visitarse todos los días en el espacio de arte depuramadre en city bell / demian alday

“Las visitantes”, de la serie “Museum” de Gisela Banzer

“El arte nos brinda la posibilidad de reinventar la historia y hacer posible algo que pudo haber sido y no fue” - Gisela Banzer, artista

“Detrás de cada pieza hay una historia. Lo que busco no es representar un conflicto sino más bien una reflexión” - Abril Barrado, artista

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla