Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El Ciclón y el Globo, un clásico con sabor bien porteño

A la espera del domingo, repasamos historias del tradicional duelo

12 de Junio de 2009 | 00:00
PRODUCCION JORGE MUSCIO

Los enfrentamientos entre Cuervos y Quemeros datan de la era amateur y se prolongó hasta el presente, con una clara ventaja para los azulgranas en el historial del clásico. Ya desde la década del '30 San Lorenzo (cuando comenzó la era rentada de nuestro fútbol) picó en punta, ya que de los 21 encuentros disputados los de Boedo ganaron una docena, los de Parque Patricios 7 y se dieron solo 2 empates. El primer encuentro se jugó el 19 de julio de 1931 en la cancha de San Lorenzo y el triunfo fue para los locales por 3 a 0 con la particularidad que el tanto de la apertura fue en contra del defensor Moyano. Luego ampliaron la cuenta Cortecci y Arrieta. El primer encuentro jugado en la cancha de Huracán finalizó igualado a uno, con anotaciones de Closas para el Ciclón y el legendario Onzari para el Globo.

En tanto que el primer triunfo quemero data del cuarto enfrentamiento del ciclo profesional, el 31 de julio de 1932. Fue como local por 2 a 0 con goles de Cordero y Masantonio. Un año después San Lorenzo festejó su primer título de campeón en la incipiente era profesional con dos resultados mixtos ante su vecino. Primero venció como visitante 2 a 1 gracias a los goles de Arturo Arrieta y Diego García, descontando Herminio Masantonio. Pero en la segunda rueda, en el estadio de Avenida La Plata, Huracán se tomó la revancha y se despachó con un 4 a 1 por intermedio de los goles de Herminio Masantonio (2), Gil y Cordero. Anotando Villalba el del honor para el equipo que posteriormente se consagrara campeón. El máximo goleador de esta década fue Herminio Masantonio con diez conquistas.

TODO SIGUE IGUAL

En la década del '40 las cosas siguieron por los mismos carriles puesto que San Lorenzo amplió la diferencia con su clásico rival al ganar 9 de los 20 partidos jugados. Mientras que Huracán se quedó con 6 victorias y se registraron 5 empates. Lo curioso del caso fue que el Globo consiguió cuatro de sus triunfos en calidad de visitante, algo poco frecuente para la época. En el arranque de esta segunda etapa, el Ciclón ganó los primeros cuatro partidos al hilo y tras registrarse un empate y un triunfo santo en 1943, Huracán volvió a ganar un año después de ocho partidos.

En el campeonato de 1946, el que San Lorenzo conquistó con 90 goles en 30 fechas, se repitió la particularidad que volvieron a ganar un partido cada uno. El de la primera rueda fue del Globo por 3 a 2 con un doblete de Alfredo Di Stefano y uno de Tucho Méndez. Mientras que para los locales convirtieron Armando Farro y el vasco Angel Zubieta. Pero en la cancha de Ferro, donde Huracán hizo las veces de local, la historia se revirtió, dado que el Ciclón se alzó con el triunfo por 2 a 0 casualmente con los mismos autores de los tantos.

SUPREMACIA SANTA

Ya entrada la década de los años '50, la supremacía de San Lorenzo se acentuó de manera vertiginosa. Los cuervos sumaron 13 victorias al historial de la veintena de partidos, contra 3 de Huracán y 4 igualdades. El Ciclón llevó su racha ganadora a ocho triunfos consecutivos entre los años 1957 y '60. Sin embargo, en el comienzo de la década hubo un lustro de paridad con cuatro empates y triunfos alternados de los dos equipos. El mayor goleador de la década fue José Francisco Sanfilippo, ya que de los 51 goles del equipo azulgrana (Huracán dejó la cuenta en 30) el Nene anotó 14.

Además, por primera vez San Lorenzo le ganó a Huracán los dos partidos de un torneo en el que se consagró campeón. En 1959 ambos enfrentamientos los ganó el Ciclón por amplia diferencia. En el estadio Tomás A. Ducó terminó 4 a 1, el Globo comenzó ganando con un gol en contra de Cancino. Pero con un gol de Boggio, otro de Miguel Ruiz y dos del Nene Sanfilippo el Ciclón dio vuelta el resultado. Mientras que en el Gasómetro el pleito se dirimió con un contundente 6 a 3. De nuevo Huracán se había puesto arriba en el marcador, esta vez, con un tanto de Diz. Pero San Lorenzo reaccionó y pasó a ganar con dos de Boggio y uno de Sanfilippo. El Globo lo empató con una anotación de Soria y otra de Diz. Pero el Ciclón liquidó el asunto con otros dos gritos del Nene Sanfilippo y el restante de Boggio para darle forma al partidos con mayor cantidad de goles en la historia de este clásico.

SAN LORENZO, ARRIBA

Durante los años '60, San Lorenzo continuó reafirmando la superioridad en el historial contra Huracán. De 21 partidos, los de Boedo se quedaron con 11, los de Parque Patricios sólo con 4 (estuvieron catorce encuentros sin ganar) y se anotaron media docena de empates. En estos años, justamente, se registraron dos hechos curiosos que fueron los pases de Alberto Rendo y Carlos Buticce que de jugar en Huracán pasaron a San Lorenzo, conformando la base del equipo de los Matadores que en el Metropolitano de 1968 ganó invicto el torneo, algo que pasó por primera vez en el fútbol argentino.

Sin embargo, en los dos duelos de ese campeonato, los resultados fueron empates. En la cancha de Alcorta y Luna el encuentro finalizó con el marcador en cero. Mientras que en la de Avenida La Plata la igualdad fue en dos. Tedesco y Rosl, en contra, pusieron arriba al Globo. Pero Veglio y Pedro González le pusieron cifras definitivas. Un años después, el 20 de abril, Huracán cortó la sequía de siete años sin triunfos ante su eterno rival fue por 2 a 1 con goles de Miguel Brindisi y Vilanoba, descontando Telch para el Ciclón.

TITULOS PARA LOS DOS

Por primera vez en la historia, en los 70, la estadística entre San Lorenzo y Huracán finalizó casi igualada, aunque los azulgranas sacaron un partido de ventaja. De los 32 partidos jugados los cuervos se alzaron con 13 victorias, los quemeros con 12 y se dieron 7 empates. El hecho destacado fue que en el año 1976 se vieron las caras cinco veces y que en todas Huracán se quedó con los dos puntos en disputa, tres veces en el torneo Metropolitano (3 a 1, 3 a 1 y 4 a 2) y dos en el Nacional (2 a 1 y 2 a 1).

Esta década fue rica en campeonatos para los dos clubes. El primero en salir campeón fue San Lorenzo en 1972, metiendo un doble histórico al ganar los dos torneos que se disputaban por entonces. Pero en los enfrentamientos mano a mano quedaron igualados. En el Metro, empataron 2 a 2 (Brindisi y Babington para Huracán y Ayala, en dos ocasiones, para San Lorenzo) y en la revancha (la tarde del 10 de setiembre cuando San Lorenzo dio la vuelta olímpica en la cancha de Huracán) el Globo se despachó con un 3 a 0 con un par de goles de Roque Avallay y el restante de Miguel Brindisi. Pero en el Nacional, en cancha de Racing, el que festejó fue el Ciclón por 3 a 0 (dos de Ramón Heredia y Enrique Chazarreta).

En 1973 al que le tocó salir campeón en el Metropolitano por primera vez en el profesionalismo fue a Huracán, con uno de los equipos más recordados del fútbol argentino. Y acá fue, justamente, el Globo el que no pudo ganar. En su estadio empató 2 a 2, Avallay y Babington marcaron sus goles y Héctor Scotta y el Ratón Ayala los de San Lorenzo. En el Nacional de 1974 el campeón volvió a ser San Lorenzo, pero sin poder ganarle a su rival. Dos a cero finalizó el partido jugado en Parque Patricios (Carlos Babington y Miguel Brindisi) y 2 a 2 en Boedo (Leone y Babington, para Huracán; Beltrán y Enrique Chazarreta, para el Ciclón).

POCOS PARTIDOS

En los '80 se registraron pocos partidos, ya que coincidieron los descensos de San Lorenzo (no jugó en Primera la temporada de 1982) y de Huracán (no disputó los torneos entre 1985/86 y 1989/90). Por eso se enfrentaron tan solo 8 veces con 2 victorias azulgrana, una del Globito y 5 empates. En la década de los '90 el clásico volvió a disputarse con normalidad, salvo por el segundo descenso de Huracán. Se jugaron 18 encuentros, con 7 triunfos de San Lorenzo, 4 de Huracán y 6 de empates puesto que un partido se les dio por perdido a los dos.

En su vuelta a Primera, Huracán tuvo un período de cinco partidos sin perder (con dos triunfos y tres empates) pero después no pudo mantenerse en la misma línea, ya que San Lorenzo estableció una serie invicta de seis encuentros invicto (con cuatro victorias y dos igualdades) la que se cortó la tarde en que falleció el hincha Ulises Fernández, de Huracán, en un enfrentamiento entre barras de los dos clubes. Anteriormente, en el Clausura del '95 que fuera ganado por los de Boedo, se registró el resultado con la diferencia más abultada de la historia: 5 a 0 con tantos de Biaggio, Esteban González (2), Silas y Monserrat.

EL NUEVO SIGLO

El regreso de Huracán a Primera coincidió con el inicio del nuevo siglo, aunque posteriormente volvió a descender en la temporada 2002/03 y regresó en la 2007/08. Por lo que los partidos que se llevan disputados en actual decena de años solo fueron 9. Huracán se quedó con 2 triunfos, San Lorenzo con 3 y se llevan 4 igualdades. Dentro de esta última serie de clásicos, el último ganado por el Globo data del Apertura '01 gracias al tanto de Emanuel Villa.

Mientras que el de San Lorenzo fue por 4 a 1 y se registró en el último clásico jugado que, además, fue el más largo de la historia, ya que empezó un sábado y a causa de un temporal fue suspendido y terminó un martes. Huracán se había puesto en ventaja (con un cabezazo de Paolo Goltz) y en la reanudación del mismo el Ciclón logró darlo vuelta con goles de Aureliano Torres, Andrés Silvera (2) y Cristian Chávez. El domingo cuervos y quemeros volverán a verse las caras para agregarle un capítulo más a esta rica historia futbolera.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla