Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El teniente de la fuerza aérea, juan josé arrarás

El héroe de Malvinas platense que fue derribado en combate y es recordado en Parque Castelli

Con un monolito y una placa, y 16 años después de que se aprobara el homenaje, se lo homenajeó en un emotivo acto. Su heroica actuación

El héroe de Malvinas platense que fue derribado en combate y es recordado en Parque Castelli

homenajearon al teniente de la fuerza aérea, juan josé arrarás / el dia

A 16 años de que el Concejo Deliberante local aprobara “la materialización de un monolito y placa en el parque Castelli, en homenaje y memoria del ciudadano platense Teniente Primero de la Fuerza Aérea Juan José Arrarás, caído en combate en la Guerra de Malvinas”, se inauguró ayer un monumento que recuerda a ese joven militar, otra víctima de la contienda ocurrida 36 años atrás.

Tal como estaba previsto el homenaje se realizó en el Parque Castelli, ante la presencia de familiares directos, ex combatientes, autoridades locales, vecinos y amigos.

El aviador que fue condecorado con la medalla de la “Nación Argentina al Valor en Combate”, en 1993, y como “Héroe Nacional”, en 1998 por la ley 24.950, recién ayer tuvo el tributo en la ciudad en la que nació, estudió y vivió hasta su muerte.

En 2003, el héroe platense derribado en combate, había sido declarado por el Poder Ejecutivo de la provincia de San Luis, Hijo dilecto de la provincia “por su heroica participación en la gesta de Malvinas del año 1982”. Ese mismo día, fue inscripto en el Libro de Honor de la Provincia.

Juan José Arrarás nació en La Plata el 23 de mayo de 1957, hijo de Eliseo Gabriel Arrarás Vergara y de Clara Mercedes Isasmendi Solá, con quienes vivió en la calle 59 entre 20 y 21. Hizo el primario en la Escuela Nº 10 “Ricardo Gutiérrez” y el secundario en el ex Normal 3. En febrero de 1975 se incorporó a la Fuerza Aérea Argentina -luego de los exámenes ingresaron solo 120 de 1.500 aspirantes- y egresó de la Escuela de Aviación Militar en septiembre de 1978. Hizo posteriormente el curso de aviador militar en 1979, y el curso de piloto de combate en la Brigada Aérea de Mendoza entre 1979 y 1980. En 1982, la Guerra de Malvinas lo sorprendió prestando servicios en la Escuela de Aviación Militar de la ciudad de San Luis.

El teniente Juan José Arrarás falleció el 8 de junio de 1982 en Bahía Agradable, Isla Soledad, y en el detalle de su última misión en combate, el parte de la Fuerza Aérea Argentina señala que “...las escuadrillas previstas decolaron cuando regresaba la primera oleada, teniendo como desventaja la pérdida del factor sorpresa y las PAC inglesas que se encontraban patrullando el área. Ambas escuadrillas se encontraron en el reabastecimiento de combustible en vuelo con el C-130 Hércules en la posición prevista. Eran las 15.45”.

“En vuelo rasante - añade el parte - pasaron por la costa sur de la Isla Soledad, cruzando chubascos, y sobrevolaron la zona del objetivo por el norte de Puerto Fritz Roy. Estando sobre el agua, al este de Bahía Agradable, observaron un lanchón de desembarco que navegaba rápidamente hacia la costa. El Nº 3 (Primer Teniente Sánchez) vio a su derecha y arriba a dos Harrier lanzando sus misiles, uno de los cuales impactó en el Nº 4 (Alférez Vázquez, quien falleció instantáneamente) y el segundo impactó en el Nº 2, teniente Arrarás, a quien se lo vio eyectarse”.

El único sobreviviente de aquel combate, el Vice Comodoro Héctor Hugo Sánchez, relató sobre el episodio que “El vuelo se realizó en silencio radioeléctrico, a unos 3.500 metros de altura, en un principio para evitar la detección de los radares chilenos que transmitían la información a la flota inglesa, y por el otro para evitar la detección de los radares ingleses desde las islas. Unos 150 Kms antes de arribar al sur de la isla Gran Malvina, nos encontrábamos volando rasante, yo lo hacía próximo al avión de Juan Arrarás. Me distraía ver la estela que dejaban en el agua los escapes de gases del motor de su avión, lo que demostraba lo bajo que estábamos volando”.

El militar narró que un misil impactó en la cola del avión de Arrarás, e inmediatamente se observó la eyección del piloto y vio la apertura de su paracaídas. “Como los aviones ingleses iniciaban un nuevo ataque, inicié las maniobras para evitarlos, lo que me impidió ver la suerte que corrió Arrarás en las heladas aguas del mar, aunque posteriores relatos de un piloto inglés señalaron que el paracaídas de Arrarás se incendió durante la caída, produciendo la muerte de nuestro querido camarada”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla