Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Policiales |En un asalto a dos camioneros que cargaban verdura
Le pegaron un tiro en una pierna a un quintero y golpearon a su empleado

Fue en el campo que el horticultor tiene en 229 y 39, de Etcheverry. Los ladrones eran 4 y llegaron en un auto, del que bajaron 3, armados. A una de las víctimas le gatillaron. Y la bala no salió. Los heridos, hospitalizados

Le pegaron un tiro en una pierna a un quintero y golpearon a su empleado

Loida solano, esposa del quintero baleado, relató ayer a el DIA el dramático asalto en ese campo/demián alday

15 de Agosto de 2020 | 04:35
Edición impresa

Los asaltos en quintas agrícolas de la Región, protagonizados por bandas que, además de robar, descargan muchísima violencia en sus víctimas, mantienen una preocupante actualidad, con ataques cada vez más frecuentes.

Los dos últimos episodios que trascendieron se registraron en viviendas con superficies hortícolas situadas en Etcheverry y en Abasto (ver cuadro aparte).

En ambos episodios, coincidentemente -como si hubiesen actuado los mismos ladrones- hubo robo, golpes y heridos de bala.

“TENÍAN REVÓLVERES Y ESCOPETA”

Eran las 22.30 del jueves cuando en una quinta de 229 y 39, en Etcheverry, dos clientes estaban cargando a su camión Ford 4000 los cajones con verduras que le habían comprado al propietario del lugar, mientras un empleado de este último controlaba la tarea.

Cuando nada hacía presagiarlo, llegó a la escena un Ford Focus gris, con cuatro hombres en su interior, tres de los cuales bajaron presurosos y de inmediato esgrimieron sus armas de fuego, al tiempo que anunciaban a sus víctimas (como si hiciera falta), que aquello era un asalto.

En ese momento el propietario de la quinta estaba dentro de su casa, a pasos de donde se desarrollaba el atraco, acompañado por su esposa y sus dos hijos.

Fue precisamente la mujer, Loida Solano (39), quien en la tarde de ayer la contó a este diario cómo fue la secuencia de este caso de inseguridad y también se refirió a los momentos de terror que padecieron sus familiares, el empleado y los dos clientes.

Los delincuentes “llegaron en Ford Focus gris con vidrios polarizados. Eran cuatro, pero del coche bajaron tres, que tenían revólveres y una escopeta, aunque actuaron a cara descubierta: sin barbijos ni capuchas”, reflejó.

Según comentó, en un principio los ladrones creyeron que los clientes eran los dueños porque los vieron cargar cajones al camión, por lo que les pidieron que abrieran la puerta de la casa. “Pero enseguida les dijeron que ellos vinieron sólo a comprarnos mercaderías”, explicó Loida.

La banda se enfocó entonces en el medianero -de 40 años- que trabaja en el lugar. A tal punto que, reveló Solano, “le gatillaron con un revólver, pero la bala no salió. Por eso le pegaron culatazos en la cabeza, abriéndole dos cortes en el cuero cabelludo”.

El revuelo impulsó al dueño de ese campo, Rolando Cuellar Donaire (40), a salir de la vivienda para saber qué pasaba. Y, sin preámbulos, uno de los asaltantes le disparó un tiro que le pegó en una pierna.

“Con mi hija de 14 años y mi nene de 9 llegamos a pensar en lo peor cuando escuchamos el balazo. Enseguida mi marido entró en la casa con una pierna ensangrentada y supimos que el herido era él”, refirió la mujer.

“NO SE LO DESEAMOS A NADIE”

Estimó Loida que el violento asalto en su propiedad duró “entre 15 y 20 minutos”, que para los damnificados resultaron una verdadera odisea por la agresividad de los maleantes y la incertidumbre que esa situación les representaba.

Tanto fue así, que Solano reconoció que “no le deseamos a nadie lo que nos tocó vivir”. Y admitió también que llegaron a pensar que todo iba a terminar “en alguna desgracia mayor”.

Por otra parte, confirmó que “sólo les robaron a nuestros clientes. Por suerte, al final no se metieron a robar en casa”.

La mujer aseguró desconocer el monto de lo sustraído a quienes llegaron al lugar en su camión.

Sin embargo, en la denuncia que los damnificados radicaron en la comisaría Decimoquinta, figura que la banda escapó de la zona con 11.000 pesos y un celular.

Una vez que la banda se alejó de la escena en el Ford Focus con el que habían llegado, tanto Donaire Cuellar como su empleado, Román Vedia, que quedaron ensangrentados por las agresiones sufridas, por fueron trasladados al hospital Alejandro Korn, de Melchor Romero.

“Mi esposo pasó toda la noche en el hospital -aseguró la mujer-; recién hace unas horas que le dieron el alta médica y volvió. A nuestro empleado, en cambio, le curaron las heridas por los dos cortes sufridos y luego pudo retirarse a su domicilio”.

En cuanto a los clientes asaltados, Solano indicó que a ellos no los golpearon ni los balearon, “les quitaron la plata y el celular”.

Los damnificados fueron identificados por la Policía como Eduardo Flores (40) y Rider Flores Aramayo (32).

Solano ayer estaba un poco más tranquila pero más preocupada que antes: “Hace casi 9 años que estamos acá y es la primera vez que vienen a robar”.

“Sabemos que hay muchos robos en las quintas y se vive con miedo. Por eso, con otros quinteros de la zona creamos un grupo de WhatsApp, para comentarnos ante cualquier presencia o movimiento sospechoso. Pero en este caso, nadie advirtió que dentro del Focus había cuatro tipos. No le llamó la atención a nadie como para hacerlo saber mediante un WhatsApp”.

En tanto, recordó que hace poco más de dos meses, un camionero fue asesinado de un tiro en la cabeza a sólo 400 metros de su lote.

Como lo publicó EL DIA, sucedió en 232 y 38, cuando la víctima, Gerónimo Damián Dilan, forcejeó con los delincuentes, uno de los cuales le descerrajó un balazo que impacto en la cabeza del camionero, provocándole su fallecimiento en cuestión de segundos.

Este brutal homicidio ocurrió en una zona de quintas hortícolas con calles mal señalizadas, con muchos pozos y casi nula iluminación.

Crimen
Hace poco más de dos meses, a cuatro cuadras de donde ayer hirieron a dos quinteros en un asalto, el camionero Gerónimo Damian Dilan fue asesinado por delincuentes que lo abordaron cuando se retiraba de una quinta tras cargar verduras. Fue en 232 y 38, el 5 de junio pasado

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla