Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $140,77
Dólar Turista $246,35
Dólar Blue $295,00
Euro $141,82
Riesgo País 2464
En Juntos buscan la unidad frente a la crisis del Gobierno

En Juntos buscan la unidad frente a la crisis del Gobierno
Emiliano Russo

Por: Emiliano Russo
efrusso@eldia.com

7 de Julio de 2022 | 02:56
Edición impresa

En Juntos por el Cambio hay preocupación que un eventual agravamiento de la crisis ponga en riesgo la “institucionalidad” y por ello apelan a la responsabilidad del Frente de Todos para se avenga a resolver disputas internas que obturan la posibilidad de encarar un plan económico o que nuevos funcionarios como Silvina Batakis puedan desenvolverse con normalidad. Mientras, relegan sus propias diferencias y exponen hacia afuera una impronta de “unidad” que los muestre como una oposición “seria” que no especula con un colapso del oficialismo como, sostienen, lo hizo el kirchnerismo durante la administración de Mauricio Macri.

Justamente el expresidente cenó con Elisa Carrió, otrora socia en la fundación de Cambiemos, en su residencia de San Isidro el último domingo cuando el oficialismo se desangraba en discusiones internas para rearmar el gabinete tras la conmoción que produjo la renuncia de Martín Guzmán.

Ambos dirigentes se mostraron “preocupados” por la grave situación política e institucional en la navega el país y que se agudizó con la salida del discípulo de Joseph Stiglitz de una administración sumida en disputas intestinas. También, pese a las propias peleas en JxC, confirmaron la necesidad de mantener unida a la coalición y no alimentar la tensión política que ponga en riesgo la continuidad institucional.

En este sentido, Macri y Carrió coincidieron en apelar a la responsabilidad de los referentes de la coalición opositora para así diferenciarse del peronismo en la oposición que, a su entender, no dudó de impulsar una protesta en la que se arrojaron “14 toneladas de piedras” al Congreso cuando se debatió una reforma previsional, en diciembre de 2017.

El llamado a la responsabilidad institucional contrasta, con todo, con una sensación de pesimismo que rodea al nucleamiento opositor por la gestión que se avecina de la ministra Batakis: observan que enfrentará un limitante como lo es la falta de un rumbo definido por el problema “político” que aqueja al oficialismo. En este sentido, pronostican un escenario con una inflación in crescendo en los próximos meses que seguirá deteriorando los ingresos de la población.

El agravamiento de la crisis, no obstante, incrementó las reuniones entre los diferentes sectores de la oposición. La virtual oficialización que Horacio Rodríguez Larreta hizo el martes de su precandidatura presidencial –en medio de la incertidumbre general dijo “sueño con ser parte de la solución de los problemas”- forzó horas después un Zoom entre María Eugenia Vidal, Patricia Bullrich y el propio alcalde porteño. Al final, hubo fumata blanca y los referentes PRO coincidieron en que “en este contexto a nadie le conviene hablar de candidaturas”.

En el radicalismo, asimismo, también prima la cautela. Tanto el gobernador Gerardo Morales, como el diputado Mario Negri o el senador Alfredo Cornejo, se explayaron en ese sentido. Y frente a las versiones sobre un eventual adelantamiento del calendario electoral que surgen de las propias entrañas del FdT, exigen al propio oficialismo que “se haga cargo” de resolver sus propias internas y busque encauzar su administración en un sendero que promueva la certidumbre a los diferentes agentes de la economía.

Sin embargo, fuentes del centenario partido están alerta por una suerte de “bomba de tiempo” que el Ejecutivo estaría diseñando para el próximo gobierno con la emisión de bonos y la autorización de operaciones en dólar futuro que incubarían problemas a futuro. “El riesgo es que antes les explote a ellos. Igualmente estamos convencidos que deben terminar el mandato en diciembre de 2023”, explicó un vocero de la UCR consultado.

La cautela de la fuerza opositora intenta no acrecentar una crisis que tendría consecuencias para los próximos años. En JxC sienten que tienen “muchas posibilidades” de volver a administrar la Nación al tiempo que consideran que Argentina “no soportaría otro 2001”.

Ese espíritu colaborativo no inhibe que se produzcan fricciones con el oficialismo como ocurrió el pasado martes en una sesión de Diputados, cuando Vidal se trenzó duro con la diputada Victoria Tolosa Paz (FdT). También en las últimas horas se han sumado voces en contra de la intentona de Cristina Kirchner de habilitar la discusión en el Senado sobre la ampliación a 25 miembros de la Corte Suprema que se cayó ayer a último momento por no contar con los votos suficientes para garantizar la media sanción.

En este sentido, el diputado y consejero de la Magistratura, Pablo Tonelli (PRO), dijo a este diario que “es un proyecto absurdo que no atiende la agenda de este momento, que debería concentrarse en resolver la inflación. Vemos un gobierno que está a la deriva y por eso debemos conducirnos con responsabilidad y seriedad”.

También hay intendentes opositores que se reúnen para tratar la difícil coyuntura. Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Sebastián Abella (Campana) y Soledad Martínez (Vicente López) debatieron ayer sobre “la dura situación que atraviesan los bonaerenses” por la falta de respuestas del oficialismo. “Estamos atravesando un momento delicado y eso nos compromete mucho más a organizarnos muy bien para el año que viene”, sostuvo Valenzuela.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla