Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El rubro alimentos estuvo más quieto, aunque lácteos, verduras y yerba mate tuvieron aumentos por encima del índice de ese mes

Para el Indec, junio tuvo la inflación más baja en lo que va del año: 2,7%

En seis meses, el Indice de Precios al Consumidor acumula 22,4%, el mismo porcentaje que el Gobierno había previsto para todo el año. Para el Central la baja será sostenida, pero habrá meses con más inflación que otros

El índice de precios al consumidor subió 2,7% en junio y acumuló un alza de 22,4% respecto de diciembre y 55,8% en relación con igual período de 2018, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

“Están dadas las condiciones para que la inflación siga bajando aunque sabemos que no es un proceso lineal”, dijo Guido Sandleris, presidente del Banco Central en la presentación del Informe de Política Monetaria de julio. Con esto quiso decir que habrá meses que pueden tener más inflación que otros.

A nivel nacional, los precios que mayor incidencia tuvieron en el nivel general de 2,7% para junio, fueron los correspondientes a Comunicaciones (7,1%); Recreación y Cultura (3,7%); Salud (3,6%); Equipamiento y mantenimiento del hogar (3,4%); Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (2,7%), Bebidas alcohólicas y tabaco (2,7%).

Por debajo del promedio se ubicaron los precios de los rubros Alimentos y bebidas no alcohólicas (2,6%); Restaurantes y hoteles (2,5%); Bienes y servicios varios (2,1%); Prendas de vestir y calzado (1,9%); Educación (1,8%) y Transporte (1,6%).

Por regiones geográficas en las que se divide el seguimiento de precios al consumidor del Indec, el Gran Buenos Aires y la zona de Cuyo fueron donde se registró una variación menor (2,6%, en ambos casos) al indicador de referencia nacional.

Las regiones Pampeana, Noroeste y Patagonia anotaron una variación de 2,8% en los precios al consumidor mientras que el nivel más elevado se registró en el Noreste, con 2,9%.

lácteos y verduras para arriba

De acuerdo al relevamiento del IPC, por regiones las mayores alzas entre alimentos y bebidas no alcohólicas en el Gran Buenos Aires se registraron en Leche, productos lácteos y huevos (5,8%); Verduras, tubérculos y legumbres (6%), y Café, té, yerba y cacao (5,8%).

Moderaron los precios al consumidor en el Gran Buenos Aires los precios de frutas (-1,1%); Carnes y derivados (0,5%); Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos (1,1%); pan y cereales (2,6%) y Aceites, grasas y manteca (3,4%).

En la región Pampeana, Alimentos y bebidas no alcohólicas registró una variación de 2,4%, mientras que en el Noreste fue de 2,5%; Noroeste, 2,1%; Cuyo, 2,4% y Patagonia, 2,9%.

El mes pasado además comenzó a regir el programa de Productos Esenciales, que congeló los precios de más de 60 alimentos por seis meses.

En el primer semestre del año, el acumulado de 22,4% fue impulsado por Educación (28,7%); Comunicación (28,1%); Alimentos y bebidas no alcohólicas (24,7%); Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (24%) y Salud (23,5%).

Por debajo del nivel general acumulado en el primer semestre, se ubicaron Equipamiento y mantenimiento del hogar (22,3%); Restaurantes y Hoteles (22,3%); Prendas de vestir y calzado (19,7%); Transporte (19,6%); Bienes y servicios varios (19%); Recreación y cultura (18,2%); y Bebidas alcohólicas y tabaco (16,8%).

En la medición interanual, que arrojó un acumulado de 55,8%, la medición del Indec de junio contra igual mes de 2018 registró un mayor impacto de Comunicación (65,3%); Transporte (63,6%); Salud (61,9%); Alimentos y bebidas no alcohólicas (60,8%); Bienes y servicios varios (60,6%); Equipamiento y mantenimiento del hogar (58,6%); Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (55,6%).

Por debajo de la variación interanual a junio de 2019, se ubicaron Recreación y Cultura (48,5%); Restaurantes y hoteles (47,9%); Educación (41,5%); Prendas de vestir y calzado (43,1% y Bebidas alcohólicas y tabaco (37,7%).

También impactaron los aumentos de los combustibles, que reflejaron una leve desaceleración gracias a la postergación de la actualización de los impuestos específicos del sector decretada por la secretaría de Energía; la tercera cuota del aumento de gas (diferido para diciembre) y un ajuste autorizado sobre las cuotas de los colegios privados.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla