Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Editorial

Los cuentos de nunca acabar cuyas víctimas son adultos mayores

Los cuentos de nunca acabar cuyas víctimas son adultos mayores

La modalidad conocida en la jerga policial como “cuento del tío” sigue haciendo estragos en nuestra región y lo peor es que, en la mayoría de los casos, la sufren adultos mayores al obrar de buena fe frente a un interlocutor “trucho”.

Si bien este delito considerado como una estafa viene desde hace muchísimo tiempo, los delincuentes cada vez recurren a estrategias más ingeniosas para sortear cualquier tipo de prevención.

Por estos días hubo varios casos en la Región y todas las víctimas fueron jubilados. Lo llamativo es que coincidió el “modus operandi” de los delincuentes para despojar a las víctimas de su dinero: una persona se comunicó con ellos supuestamente desde la ANSeS para informarles que tenían que cobrar un retroactivo de 250.000 pesos por un juicio que los damnificados le hicieron al organismo previsional nacional por alguna deuda.

En este sentido, ya hay un dato preocupante: ¿de dónde sacó el falso funcionario esos datos específicos que le dan un importante grado de veracidad al relato?

Las víctimas recientes fueron un padre y su hijo, que viven en el barrio berissense de El Carmen, a quienes el ladrón logró robarles de su cuenta bancaria 27.000 pesos y 70.000 pesos, respectivamente, mediante una serie de artilugios.

Previamente, intentaron engañar vía telefónica a otro vecino de 74 años, que no cayó en la trampa. Mientras que una abuela sí entregó 30 mil pesos. Según los propios damnificados, en la misma trampa habrían caído otros jubilados de la Región.

Lo cierto es que después de avisarles que tienen un retroactivo para cobrar, les piden que aceleren el trámite depositando una cantidad de dinero en un cajero automático, para luego girarlo a una cuenta indicada por el funcionario “trucho”.

Frente a estos casos, desde el organismo previsional se buscó aclarar que “ANSeS no llama por teléfono ni pide transferencias de dinero” a ningún afiliado. Sin embargo, se debería reforzar esta prevención con mayor información a los adultos mayores, que son los más afectados por este delito que suele tener otras modalidades, como la de los falsos operarios que se presentan en domicilios particulares.

En este tipo de estafas, los delincuentes se hacen pasar por empleados de una empresa y llegan a la casa de personas de la tercera edad para “arreglar” el supuesto mal funcionamiento de un servicio. Esta es otra trampa para sustraerles plata. Incluso, hubo casos en nuestra ciudad en que los robos se volvieron violentos y las víctimas terminaron en el hospital.

También en los últimos tiempos, con el dólar en la boca de todos, muchos engaños se dieron a partir de falsas recomendaciones a jubilados desde supuestas entidades financieras para “proteger” sus ahorros. Les dicen que va a ir un empleado del banco a buscar el dinero para depositarlo en una cuenta. Y, en realidad, es otra maniobra delictiva que se debe prevenir con la información adecuada para que los abuelos no caigan en estas trampas.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla