Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
La Ciudad |El movimiento de camiones en el foco
Sin controles ni arreglos a la vista: temor en barrios por las calles detonadas

Entre las zonas críticas está el área de canteras, al sur de la Ciudad. Avisan que el asfalto “se hunde” en la esquina de 3 y 516

Sin controles ni arreglos a la vista: temor en barrios por las calles detonadas

Piden controles de peso en avenidas de la periferia / el dia

25 de Septiembre de 2022 | 04:26
Edición impresa

En Villa Elvira, unos reclamos sin responder del modo al que se aspira en el vecindario de las canteras, parece dar paso a otro. En esa acumulación de malestar, ahora se reclama por el mal estado de las calles de asfalto, que se adjudica a la falta de controles de peso de los camiones que mueven tierra y tosca. Algo parecido a lo que sucede en las inmediaciones de 137 y 90, donde el vecindario ya abandonó la idea de que, sin mantenimiento por parte del Municipio, podrán ganarle la batalla al mal estado de la calle tirando piedras y desparramándolas con la pala.

La problemática del mal estado de las calles se extiende por el centro y las localidades de la Ciudad. Los baches y rajaduras en el casco urbano también son patrimonio, según la denuncia de vecinos que recibió este diario, en una amplia zona de la periferia, al sur y hacia le oeste, conectada por avenidas.

Según le dijo a este diario uno de los vecinos “el sobrepeso de los camiones se ve en las calles 72, 131, 32, 137, 520, 44, 66 y de Aeropuerto para La Plata”. La problemática, indicó, se extiende incluso a la 122, bien cerca del casco.

“Los camiones con acoplado -sostuvo- pueden circular con 28 toneladas en las calles”. En la zona de 5 a 125 y 615 a 635, donde abunda el movimiento de canteras, ven otra cosa en forma cotidiana y los rastros, se sostiene quedan el pavimento: pozos, rajaduras y grietas en avenidas de alto tránsito.

“Se ha notado últimamente, en especial este ultimo año, ya que en los anteriores aducíamos los errores a la pandemia, la desidia, y la falta de control total sobre el cuidado del patrimonio de la estructura vial, y los yacimientos de tosca llamados canteras, la mayoría, inscriptos en Minería y luego sin seguimiento de los planes de impacto ambiental, no podemos decir que no se puede controlar, ya que está muy claro la sobre carga de los transportes, principalmente desde las canteras de Villa Elvira, zona conflictiva, año tras año, y sin determinar, definitivamente encuadrados dentro de las ordenanzas correspondientes”, se señaló en una nota que recibió este diario.

Frente a ese cuadro en la zona también recuerdan la problemática de la explotación minera. “No sólo hacemos vista gorda a los yacimientos sin controlar con respecto a profundidades, depresión de napas y peligros permanentes, terminando en zonas de contaminación y descarga, y acumulación de todo tipo de volquetes, sino que tampoco hay un control de cantidades de suelo explotado, ni plan de recuperación de esas zonas”.

El pasivo quedará cuando se presente la necesidad de amortiguar explotaciones agotadas y abandonadas que se transforman en zonas de peligro y basura.

Siempre según la queja que se planteó con reserva de identidad, los controles para evitar el daño sobre las calles debería empezar allí: “Los yacimientos (canteras) son los principales responsables de las cargas de los transportes, por lo tanto ahí debería comenzar el control y cuidado de nuestras calles, si bien las ordenanzas, establecen porque calles se debe circular hay una norma en la que establece los kilogramos que se puede transportar según el equipo, esto no se está haciendo y muy lejos de eso se ven los camiones y acoplados cargados con carga sobrante de sus barandas, sin tapar y mismo por donde circular las calles con depresiones marcando el deterioro por sobre peso del tránsito”, concluyó uno de los frentistas.

Una calle hecha huella

En Arana vienen reclamando junto a otros frentistas por el mal estado de la calle 90, desde el cruce con la 137 hacia 155. La calzada ofrece una vista impactante por el mal estado. En la zona sostienen que alguna vez fue un camino confiable, de tierra, abovedado y capaz de resistir el paso de autos, camionetas y camiones que se mueven por el área, un paraje sexi rural que conecta con establecimientos agrícolas y ganaderos.

Eso ya es parte del pasado. En los últimos años, con el desarrollo de una urbanización en el área, subió el tránsito de camiones y ya es difícil moverse en vehículos más livianos. “También hay un problema grave para las familias que usan la calle para ir con los chicos a la escuela que está sobre la 137”, dijo un vecino que viene denunciando la problemática.

El asfalto, un peligro

Por su parte, vecinos de la zona de 3 y 516 de Ringuelet, denunciaron el mal estado de la calle, que se presenta rajaduras, debido a que por debajo del pavimento, hay un caño de agua roto de agua que ejerce presión y generó un socavón en la base, se indicó. “Varias personas se cayeron. Está bastante peligroso. Hace como tres meses se empezó a deteriorar, porque tiene un caño roto abajo. En cualquier momento se hunde”, manifestó un vecino a este diario.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Piden controles de peso en avenidas de la periferia / el dia

La calle 90 ya es una huella imposible de usar cuando llueve / el dia

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla