Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
HALLAN UN MEDICAMENTO EFICAZ PARA SU TRATAMIENTO

Una esperanza contra el chikunguña

R{IO DE JANEIRO

El fármaco sofosbuvir, utilizado en el tratamiento de la hepatitis C crónica, se mostró eficaz también para combatir los virus de chikunguña y fiebre amarilla, según un estudio de investigadores de la Universidad de Sao Paulo (USP) cuyos resultados fueron divulgados hoy en Brasil.

El estudio pertenece a un trabajo de doctorado de varios alumnos del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Sao Paulo (ICB-USP), bajo la orientación del profesor Lucio Freitas-Junior, dijo la Fundación de Apoyo a la Investigación en el Estado de Sao Paulo (Fapesp), entidad que financió el proyecto.

“Las células humanas infectadas por el virus de chikunguña fueron tratadas con sofosbuvir y el fármaco eliminó el virus sin dañar las células. La droga se mostró 11 veces más efectiva contra el virus que contra las células”, afirmó Rafaela Milan Bonotto, una de las autoras del trabajo.

El profesor responsable de la investigación, Freitas-Junior, subrayó la importancia de que el sofosbuvir sea ya un fármaco aprobado para el uso humano pues reduce mucho el tiempo en el que puede estar disponible en el mercado para tratar el chikunguña.

“El sofosbuvir es una droga que ya pasó todo el proceso de aprobación para uso humano lo que permite que pueda ser utilizada contra el chikunguña en entre uno y tres años. El investigador recordó que el chikunguña provoca una enfermedad grave no solo por el episodio agudo en sí, sino por las secuelas que puede dejar, tales como dolores articulares que durante meses o años pueden incapacitar a las personas infectadas.

El chikunguña es uno de los virus que se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti, responsable también por la transmisión del dengue, el zika y la fiebre amarilla, y produce en su fase aguda síntomas similares a los del dengue, con dolores de cabeza y musculares, fiebre o náuseas.

El chikunguña fue la enfermedad transmitida por el Aedes aegypti más mortífera en Brasil en 2017, y para la que aún no hay una vacuna o medicamento específico aprobado. (EFE)

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...