Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Nedela apuesta a municipalizar la elección y apunta a Slezack como su “verdadero” rival

El radical que gobierna Berisso quiere dar vuelta el resultado de las PASO y cuestiona que sus adversarios son “el pasado”

Nedela apuesta a municipalizar la elección y apunta a Slezack como su “verdadero” rival
21 de Octubre de 2019 | 03:05
Edición impresa

Mostrar “números” que reflejen metros de asfalto o cantidades de baches tapados, cámaras de seguridad instaladas o ambulancias y maquinaria incorporada. Y marcar que su principal adversario en la compulsa está “rodeado” de dirigentes y ex funcionarios de la anterior gestión municipal. Por esos dos ejes pasa el tramo final de la campaña del oficialismo en Berisso para intentar dar vuelta el resultado de las elecciones PASO donde se impuso el candidato por el Frente de Todos, Fabián Cagliardi.

Poco después de ese comicio y como tercera vía para volver a contar con el voto de un sector del peronismo berissense que lo acompañó en 2015, la estrategia de Nedela es fogonear el descontento de aquellos que perdieron la interna peronista, especialmente el sector que se referencia en el ex candidato a intendente Juan Ignacio Mincarelli.

En contrapartida, el peronismo local no ahorra en gestos para mostrar unidad y alejar los fantasmas de un “fuego amigo” que le reste posibilidades al candidato oficial, como ocurrió en 2015 y en 2017 en que Juntos por el Cambio ganó la intendencia, primero, y las legislativas después.

Ahora, que en la previa los números no se son favorables, el intendente de Berisso apuesta a la municipalización del comicio para seguir gobernando un distrito donde por estas horas se ven afiches con su rostro pero no con los del presidente Macri ni la gobernadora Vidal.

“Si me tengo que ir lo voy a hacer a la casa en que viví toda la vida y en el Fiat Idea modelo 2006 con el que llegué a la intendencia y que ya debe haber pasado los 250 mil kilómetros”, viene señalando Nedela como forma de abrir espacios de crítica a sus adversarios del peronismo berissense, especialmente a aquellos que considera “ligados” al ex intendente Enrique Slezack al que derrotó en las urnas de 2015.

“Los que quieren volver son los mismos que estaban. Fabián Cagliardi es la pantalla pero detrás de él está Slezack, el que nos dejó un municipio sin ambulancias para poder salvarle la vida a Nahiara (la nena que murió en el Hospital de Berisso en 2015 y generó una reacción vecinal); los que inauguraron tres veces la terminal de contenedores que ahora sí funciona y los que nos dejaron con el 80% de los berissenses sin cloacas”, dispara Nedela.

Pero más allá de batalla política que se apoya en esa idea de que “quieren volver los mismos”, el oficialismo berissense apunta a la municipalización de la campaña desde el lugar donde pueda mostrar resultados de gestión.

En ese contexto, la estrategia viene siendo visitar a vecinos de barrios por donde en estos años pasaron obras de asfalto y otras mejoras edilicias. De acuerdo con un informe municipal se ejecutaron 2.400 metros lineales de pavimento nuevo y aseguran que se alcanzaron a tapar 3.600 de los 5.000 baches que recibió al inicio de su gestión.

En el mapa de lo que Nedela trata de mostrar a los vecinos de cara a la elección, uno de los caballos de batalla es la pavimentación e iluminación de la calle 8 desde el Centro hasta los barrios de La Franja que, en la práctica, funciona como una vía alternativa de acceso y egreso al distrito más allá de la tradicional avenida 60 y la 66 que empezó a iluminar en 2017. “Le decían la ruta de la muerte”, recuerda Nedela.

OBRAS Y SALARIOS

Entre las cartas “locales” que Juntos por el Cambio quiere jugar de cara al comicio que le permita mantener el gobierno municipal, se menciona un monto global de “más de $ 500 millones” en obras sin ocultar que esos fondos fueron aportados por la Provincia aunque en los afiches callejeros no aparezcan ni Macri ni Vidal.

La otra carta que en el municipio consideran “brava” pasa por el proceso de recomposición salarial que ha llevado adelante con los municipales. Aun cuando Nedela sabe que se trata de un gremio conducido por adherentes al peronismo y con el que ha tenido chispazos (nunca lo invitaron a la fiesta de fin del día del empleado municipal), en su abanico para mostrar gestión sostiene que “desde que llegamos al gobierno aumentamos el salario en un 200%”. Aunque sin números a la vista, Nedela asegura que “el trabajador municipal de Berisso gana más que el de La Plata y el de Ensenada y eso la familia municipal lo sabe”.

En ese marco, se sostiene que la planta comunal de 1.500 agentes en cuyo pago de salarios Berisso destina el 80% de su presupuesto, no creció y que las alrededor de 200 incorporaciones que hubo en estos años de su gobierno se compensaron con las vacantes que dejaron los trabajadores que se jubilaron.

Nedela admite que la economía del país no lo acompañó y que por eso, dice, “no pudimos generar empleo, aunque asistimos a la esperanza que significa que Tec Plata por fin esté funcionando y que ya haya movimiento de camiones”. Y asegura que al inicio de su gestión “recibimos muchos pedidos de instalación de fábricas para nuestro parque industrial pero lamentablemente no se dieron. Nosotros enfrentamos dos devaluaciones”.

En ese plano económico Nedela también ofrece argumentos para captar el “voto Berisso” sin dejar de admitir que la situación económica del país le jugó en contra. “Nosotros llegamos con un nivel de recaudación del 35% porque la gente no quería pagar por servicios que no le daban y en poco tiempo, mostrando capacidad de gestión la subimos al 51%. Pero en los últimos tiempos bajó al 40% porque cuando la situación económica se pone difícil lo que primero que se deja de pagar son las tasas municipales”, señala.

Con todo, la campaña berissense entró en su recta final. El retador por el Frente de Todos, Fabián Cagliardi, no ahorra críticas a la gestión de Nedela a la que no duda en “pegar” a la del gobierno nacional y desde el oficialismo la estrategia es por demás clara: municipalizar o lo que en palabras del intendente implica “que el vecino vea la diferencia y valore lo que hicimos”, dice Nedela.

“Quieren volver los mismos que estaban. Detrás de Fabián Cagliardi está Slezack”, dice Nedela.

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla