Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
DESTACADO DE LA CARTELERA

De amor y desamor: con el puñal del tango

“Cautivos”, de Bettina Giorno, bajo la dirección de Marcelo Demarchi, se ofrece los sábados en Teatro Estudio

De amor y desamor: con el puñal del tango

Escena de “cautivos”, de Bettina Giorno, que se ofrece en teatro estudio

Bettina Giorno escribió “Cautivos”, la pieza que, bajo la dirección de Marcelo Demarchi, se ofrecerá mañana a las 21 en Teatro Estudio con una historia atravesada por el tango.

En la obra, que incluye las actuaciones de Siro Colli, Bettina Giorno, Mariela Marconi, Diego Negri, Luciana Parodi y Santiago Epele, “dos almas de universos opuestos” esperan la llegada de “un amor que los salve”.

Ambientada en los años 40, la pieza, sin embargo, reviste de una gran actualidad, presentando al machismo como una cultura naturalizada que hoy, a pesar de que hace tiempo comenzó a hacer ruido, todavía sigue presente.

En diálogo con EL DÍA, Bettina contó que esta historia le brotó a partir de un tango, “en el cual siempre me conmovió el sentimiento de vacío y pena que relataba el protagonista de la historia respecto de una relación y un amor aparentemente no correspondido”.

Lejos de quedarse con esa “versión”, un día de esos iluminadores lo observó desde otro lado, “pensando que quizás ese era un sentimiento propio que nada tenía que ver con lo que sentía la otra parte”.

Porque, insistió Bettina, “a veces en las relaciones uno siente que es el que está poniendo todo y no se detiene a pensar qué es lo que siente y vive la otra parte”. Y así alumbró esta historia: “En la que un tercer personaje refleja desde afuera la verdad de esta relación, si en realidad existía una víctima y un victimario en esa pareja”.

Sin querer, Bettina terminó escribiendo un cuento de cruda actualidad, aunque el hecho de haber elegido al tango - “género machista por excelencia”, dijo-’ como hilo conductor, la hizo descreer de las casualidades.

“La obra transcurre a fines de los 40, donde la mujer ocupaba un lugar sumamente postergado y sumiso pero empezaba a abrir los ojos y a necesitar un cambio. Pero el tema es que en esos tiempos el maltrato del hombre hacia la mujer estaba naturalizado. Y la mujer lo vivía con resignación. Hoy esta conducta violenta por parte de los hombres hacia las mujeres es socialmente condenada. Pero lamentablemente sigue existiendo. Y si bien hemos avanzado muchísimo, todavía nos falta seguir trabajando para cambiar ese paradigma”.

En este sentido, la autora indicó que el aporte que su obra hace a la agenda cultural pasa por la reflexión: “Siguen ocurriendo hechos tan aberrantes como en el siglo pasado, pero es importante que tanto mujeres como hombres entiendan y no dejen que prosperen las relaciones tóxicas. Que puedan salirse a tiempo, que les haga ruido el maltrato o destrato del otro. Qué de eso no se trata el amor”.

Bettina es también protagonista de esta obra, un doble rol que la enfrentó a un “hermoso” desafío:

“Por un lado contás con mucha más información de tu personaje que cuando te toca abordar un texto ajeno. Por el otro estás contando una historia que gestaste vos misma, con lo cual estás contando lo que tenías ganas de compartir con la gente. No te cayó de arriba un texto y le pusiste el cuerpo”.

En su faceta como actriz, dijo que no le costó despegarse de la autora, y que una vez que le entregó el texto al director, lo dejó todo en sus manos, “otorgándole todos los permisos para que hiciera la versión que él quisiera hacer de mi obra. Fue un proceso sumamente relajado y placentero, con unos compañeros de lujo”.

Con diseño y realización escenográfica de Néstor Roux; adaptación de vestuario de Kitty Di Bártolo; gráfica y difusión de Jony Durisotti y Fabián Fornaroli; fotografía de Ana Laura Ferrer; dirección coreográfica de Luciana Parodi; dirección musical de Luciano Guglielmino y asistencia de dirección de Roxana Giorno, “Cautivos” continuará ofreciéndose los sábados del mes en la sala de 3 y 40.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...