Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Brasil campeón de la Copa América: el Perú de Gareca lo hizo padecer pero la jerarquía del local pudo más

El anfitrión se impuso 3 a 1 en el Maracaná tras una final emotiva y cargada de tensión. La solidaridad y el empuje peruano no pudieron contra el buen conjunto de Tite

La jerarquía de Brasil, aún con Neymar sentado en la platea, fue más fuerte que la solidaridad, el entusiasmo y el empuje que mostró el equipo peruano que conduce el argentino Ricardo Gareca y los dueños de casa se consagraron campeones por novena vez de la Copa América consiguiendo un 3 a 1 que pudo consolidarse recién en el final después de un tercer gol polémico.

En el inicio la postura de Perú fue clara: presionar alto y no dejar jugar al rival. Por eso el local se vio incómodo en la zona media y Dani Alves no gozaba de libertades para poder ponerse con facilidad el saco de conductor.

Esta asfixia tanto en el círculo central como en tres cuartos de cancha rival, le permitió al equipo conducido por el argentino Ricardo Gareca llegar dos veces con peligro en apenas 5 minutos de partido, con sendos disparos desde afuera que se fueron contra un costado.

Cuando el local lograba superar la zona de presión, Perú se mostraba solidario en la marca, defendiendo en bloque y obligando al adversario a caer en un embudo. Pero las individualidades de Brasil podían hacerle encontrar el antídoto para llegar al gol, algo que finalmente sucedió cerca del cuarto de hora.

Con el correr de los minutos el local logró tomar la posesión del balón y hacer retroceder a los peruanos. Si bien el destino que le daba no era fructífero, apareció Gabriel Jesús con una jugada brillante y a los 15 minutos le sirvió el gol a Everton que puso el 1 a 0.

 

Perú acusó el golpe y tuvo minutos de zozobra y desconcierto en los que el anfitrión podría haberle marcado otro tanto. Cuando Arthur, Everton y Jesús coincidían en las combinaciones Brasil mostraba su mejor cuota de buen fútbol. 

El equipo supo tener paciencia para encontrar sus momentos y también los callejones que le permitieron volverse superior dentro un juego que no había comenzado auspicioso desde el desarrollo.

Por su parte, el combinado incaico, si bien comenzó enérgico en la presión y generó expectativas desde el entusiasmo, le costó construir juego elaborado y en muchos pasajes abusó del pelotazo a Paolo Guerrero, esperando disputar la segunda pelota. Ante esto, la mejor forma de Perú sino la única, de contrarrestar el mejor momento de Brasil en el partido parecía ser la pelota quieta.

Y así fue. Porque una jugada de Cueva que llegó hasta el vértice del área chica terminó con una mano de Thiago Silva que desembocó en un penal que el goleador Guerrero, en su partido número 100, cambió por gol en el epílogo del primer acto.

 

Sin embargo y cuando parecía que Perú recuperaba el impulso emotivo, Gabriel Jesús apareció de nuevo pero esta vez para anotarse en la red justo antes del pitazo que decretó el final de los primeros 45 minutos.

El arranque del complemento fue diferente al amanecer del primero por un simple motivo: el local salió desde el vestuario con el resultado a su favor y si algo sabe hacer Brasil es jugar contra la necesidad y la obligación del oponenente. 

Con espacios que aparecían por ambas bandas comenzó a tomar más participación en el juego Coutinho y el ataque de los de Tite se volvía cada vez más amenazante haciendo presagiar que el tercero podía caer en cualquier momento.

Se lo perdieron sucesivamente el mismo Coutinho y Firmino ante Gallese, solamente porque carecieron de puntería. Los locales atacaban por todos lados, mientras Perú, como podía, aguantaba e intentaba lastimar con sus armas, quedando descompensado ante la obligación de alcanzar la igualdad. La situación de partido hacía que la final se volviese emotiva y cargada de tensión hasta el final.

Por si algo le faltaba al último tramo del juego, llegó la expulsión de Gabriel Jesús a falta de 20 minutos. Y eso hizo que el conjunto de la banda roja se soltara, ocupara mejor el  campo y le trajera preocupaciones al seguro arquero Alisson.

Así Trauco tuvo el empate con un zurdazo bajo y potente que el golero sacó al córner contra su caño derecho y también lo tuvo Flores, con un buen disparo que se fue apenas desviado. 

Tite notó que el rival se le venía encima y sin reparo movió algunas fichas: sacó a Fermino y a Coutinho y decidió protegerse mejor con sus diez jugadores que le quedaban en cancha. Claro que el Tigre tomó nota de esto y le respondió con el ingreso del delantero Rui Díaz por el volante Yotún.

La tranquilidad para la Verdeamarela llegó a cuatro minutos del final cuando el árbitro Tobar pitó penal en contra de Everton en un claro choque hombro con hombro con un defensor. Lo revisó con la tecnología e igual mantuvo su idea. Richardison lo cambió por gol tras una nueva falla arbitral polémica dentro del certamen.

Y no hubo tiempo para más. Brasil se coronó campeón de América en su casa, en una Copa que será recordada por la desprolija participación de la tecnología.
 

EL CAMINO DE AMBOS

Brasil arribó a la instancia final, de la que no era parte desde 2007 cuando salió campeón en Venezuela, luego de ser el primero del Grupo "A" y de eliminar a Paraguay (4-3 por penales tras el 0-0) en los cuartos de final y a Argentina (2-0) en la semifinal.

A su vez, Perú, que se consagró como el mejor en la edición de 1975 y de 1939, se metió como uno de los mejores terceros desde la zona "A" y después superó a Uruguay (5-4 en penales, 0-0 en el partido) y a Chile (3-0), en los cuartos y semi, respectivamente.

Además, en la fase de grupos, Brasil había aplastado a Perú al golearlo por 5 a 0 en el estadio Arena de Corinthians, con tantos de Dani Alves, Firmino, Everton, Casemiro y William. 

SÍNTESIS

Brasil: Alisson; Dani Alves, Marquinhos, Thiago Silva y Alex Sandro; Casemiro y Arthur; Coutinho y Everton; Gabriel Jesús y Firmino. DT: Tite. 

Perú: Perú: Pedro Gallese; Luis Advíncula, Carlos Zambrano, Luis Abram y Miguel Trauco; Renato Tapia y Yoshimar Yotún; André Carrillo, Cristian Cueva y Edison Flores; Paolo Guerrero. DT: Ricardo Gareca. 

Goles: PT 15' Everton (B); 43' Guerrero (P); 47' Jesús (B); ST 42' Richardison (B)

Cambios: ST 30' Richardison por Firmino (B); Militao por Coutinho (B); 33' Rui Díaz por Yotún (B); Polo por Carillo (P); 47 Allan por Everton (B)

Amonestados: Jesus, T. Silva (B); Tapia, Zambrano, Advíncula (P)

Incidencias: ST 25' expulsado Gabriel Jesús por doble amonestación.

Árbitro: Roberto Tobar (Chile).

Estadio: Maracaná.

Hora: 17 (argentina).

TV: TV Pública

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla