Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Vecinos en alerta: carta al Intendente y más episodios delictivos en El Mondongo

Se registró un escruche en una casa de estética y dos mujeres aseguraron que fueron perseguidas por un sujeto en un auto blanco

Vecinos en alerta: carta al Intendente y más episodios delictivos en El Mondongo

El local del centro de estética atacado el jueves / Sebastián Casali

15 de Abril de 2019 | 02:05
Edición impresa

Un nuevo escruche, esta vez en un comercio, volvió a causar indignación entre los moradores de El Mondongo, que luego de la última asamblea vecinal decidieron elevar una carta al intendente Julio Garro con las problemáticas más urgentes del barrio.

Noelia, la damnificada y propietaria del local, aseguró tras el robo que “cada día es ir y no saber con qué te vas a encontrar. Anda gente rara todo el tiempo”.

Los delincuentes habrían entrado por la fuerza al centro de estética -situado en 115 entre 60 y 61- entre la noche del jueves y la madrugada del viernes pasados. Será trabajo de los peritos determinar cómo lograron burlar la alarma del negocio y no levantar sospechas en la cuadra.

Lo cierto es que estuvieron algunos minutos y se llevaron varios elementos de valor. “Tengo impotencia por no poder hacer nada. Tenemos alarma y eso tampoco sirve” para frenar a los ladrones, lamentó Noelia. Asimismo, señaló que “hace 12 años que tengo la estética” y es la primera vez que padeció un robo.

En esa línea, la mujer no dudó en manifestar que “cada día en este barrio es un comercio o una casa, ya no se puede vivir así”.

Esa misma madrugada, dos menores de 15 y 16 años fueron aprehendidos cuando intentaban ingresar a un comercio de diagonal 79 y 2. Los adolescentes habían roto una ventana del local y no llegaron a sustraer nada.

“Podrían haber sido los mismos que me entraron a mí”, dijo Noelia.

UN AUTO BLANCO Y UN SOSPECHOSO

Por otra parte, dos chicas denunciaron en los grupos de vecinos haber sido perseguidas por “un tipo de unos 40 años, morocho” que circulaba en un vehículo blanco.

“Pensás que nunca te va a pasar hasta que pasa”, aseguró Sol, una de las afectadas por la situación.

Según su relato, el episodio ocurrió el pasado 9 de abril a las 20.30, mientras ella caminaba por 63 entre 116 y 117. En esas circunstancias, se le acercó un auto, ”un Renault Clío blanco modelo viejo”, explicó.

El conductor “me gritó varias cosas a las cuales no respondí”, sostuvo. Sin prestarle demasiada atención, continuó la marcha.

No obstante, siempre según lo referido por la joven, el sujeto nunca dejó de perseguirla. Hasta que, al llegar a la mitad de la cuadra, “se bajó del coche, se acercó e intentó agarrarme para meterme en adentro”, aseguró.

Sol logró escapar a la carrera y dobló en 116, para evitar que el hombre pudiera seguirla porque “era contramano para él”.

Melanie, la otra mujer que afirmó ser víctima de un episodio similar, indicó que a ella la abordaron “hace unos meses” a una cuadra del lugar donde sorprendieron a Sol.

Conforme a lo detallado por la propia protagonista, fue cerca de las 23, cuando “se me ocurrió sacar a la perrita”.

“Un auto blanco hizo marcha atrás casi una cuadra a toda velocidad hacia donde estábamos y paró delante mío”, añadió. Melanie detectó la maniobra y no esperó a ver qué pasaba. “Salí corriendo y me metí al edificio. Él se quedó mirando para todos lados y después se fue”, apuntó.

Según la descripción que dio, el hombre “era un morocho de aproximadamente 40 años, y me pareció que tenía un logo en la ventana de alguna remisería”.

LA CARTA

En tanto, luego de llevarse a cabo el sábado 8 de abril la última reunión entre vecinos por la inseguridad y otros problemas, entre los presentes tomaron la decisión de enviar una carta a las autoridades municipales.

“Se comunica que de acuerdo a lo hablado con todos los integrantes de la última asamblea, se presentó ante el intendente, con firma y sello oficial, una nota con todas las problemáticas”, explicaron.

En ese sentido, precisaron que los pedidos más apremiantes son los siguientes:

1) Terminar con la oferta, venta y práctica de sexo callejero.

2) Terminar con la distribución y el consumo de droga en las calles del vecindario.

3) Ponerle freno a los motochorros y ladrones que, solos o en grupos, asaltan personas en la vía pública, en los garajes o puertas y entran a las casas por los techos.

4) La falta de vigilancia y ronda policial.

“Eso pasa en la totalidad del barrio y se viene incrementando en el último tiempo”, culmina el mensaje”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla