Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $140,77
Dólar Turista $246,35
Dólar Blue $293,00
Euro $141,88
Riesgo País 2468
Deportes |EMPATÓ 0-0 CON ATHLETICO PARANAENSE
Estudiantes logró un empate muy valioso y define en casa

El León jugó un partido inteligente y la serie quedó abierta de cara al jueves en UNO. El VAR fue el gran protagonista, con un penal y un gol bien anulados a los locales

Martín Cabrera

Por: Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

5 de Agosto de 2022 | 04:05
Edición impresa

 

CURITIBA,
Enviado especial

mcabrera@eldia.com

Lo aguantó. Lo sufrió. Lo padeció. Se lo lamentó. De algún modo lo celebró. Ese fue el cóctel que acompañó el empate 0-0 de Estudiantes en el partido de ida de la Copa Libertadores ante Athlético Paranaense, que se definirá la próxima semana en La Plata. Al menos no está obligado a descontar goles ni a ganar para no quedar eliminado. No es un escenario de maravilla, pero bastante mejor al que se esperaba en la previa. De paso dio una clara señal de estar entero desde lo anímico para seguir dando batallas .

En este punto se puede poner el foco, ya que el Pincha fue un equipo totalmente diferente a lo mostrado en los últimos partidos por el torneo local. Anoche fue un verdadero  León copero, con una enorme entrega y el corazón en la mano para correr y meter en cada rincón de la cancha. En el peor momento del ciclo sacó a relucir su mística para dar pelea en l competencia que más quiere.

En los primeros 45 minutos Estudiantes jugó aceptablemente, de mayor a menor. Pese a tener muy poco la pelota y dejar generalmente demasiado solo al uruguayo Méndez, contó con las chances más claras de gol que pudieron darle ese gol que pocos esperaban.

A los 6 minutos, con una genial asistencia de Agustín Rogel, el uruguayo Manuel Castro quedó mano a mano con Bento, el arquero local. El volante corrió unos metros y al pisar el área remató fuerte al palo izquierdo. La pelota pegó en el lateral de la red.

No aflojó el Pincha y le sacó jugó a los pocos segundos con el balón en su poder. Siempre recuperando en el medio y buscando alguna contra con Pablo Piatti o con alguna subida de Castro. Así llegó un tiro de esquina que ejecutó Fernando Zuqui. Como antes, pelota envenenada al punto del penal, por donde apareció Luciano Lollo. El central cabeceó ganando la marca pero el arquero desvió al tiro de esquina.

El primer tiempo tuvo una jugada polémica: la mano que el VAR avisó que no era penal

 

Sin ser brillante ni descubriendo la fórmula de la Coca Cola, Estudiantes supo controlar un partido que en la previa era complejo. Y, de paso, se terminó de convencer que su rival no es de esos ingenuos que se regalan y por jugar a la “ofensiva” dejan espacios para la contra. Paranaense, fiel a su DT Felipe Scolari, se sientas más cómodo jugando de contra.

El primer tiempo tuvo una jugada polémica y que pudo haber cambiado el rumbo del partido: la jugada que pegó en la mano de Leonardo Godoy a los 24 minutos tras un centro cruzado. El lateral no tuvo intención de tocarla y pese a que primero el árbitro Valenzuela lo sancionara, luego revisó en el VAR y desde la sala le advirtieron que sin querer ocupar espacio no hay penal.

Marcha atrás y alivio para el Pincha que, de todos modos, no la estaba pasando mal como se especulaba en la previa. Pero esa jugada no frenó al local sino que todo lo contrario, lo empujó a buscar la diferencia. Y por ella fue, con poco avasallamiento pero mucha tenencia de la pelota, que fue provocando una serie de faltas en la puerta del área muy peligrosas. Dos de ellas las cometió Lollo, de buen partido en ofensiva pero con desatenciones como las de las faltas, innecesarias. Un tiro libre terminó con una revolcada de Mariano Andújar, otra con un remate alto y una tercera con el arquero salvando una pelota envenenada que tenía destino de gol.

Manuel Castro choca contra Abner Vinicius y Fernandinho. el pincha se trajo un empate bárbaro de Brasil / AFP

Así se fueron al descanso, con un empate justo en cuanto a las situaciones de gol en cada arco, pero con la sensación que si Estudiantes no controlaba más la pelota estaba empezando a complicarse sin darse cuenta. ¿Cuánto más iba a poder aguantar?

El segundo tiempo empezó igual. Athletico, pese a sus necesidades por ser el local, nunca se apresuró ni adelantó sus líneas cuando el Pincha tenía la pelota.

Llamó la atención lo que tardó en corregir ese dibujo táctico. Recién promediando los 15 minutos Felipao movió el banco de suplentes, más por el descontento de los hinchas que por convicción, pareció.

Fue tan calcado el segundo tiempo que nuevamente fue Castro el jugador visitante que mejor entendió la situación. Con velocidad y a las espaldas de lo laterales siempre se las ingenió para encontrar el espacio y lastimar. Él en una de esas corridas que quedó en posición de gol y Piatti en un mano a mano que no supo definir por encima del arquero, fueron las chances más claras.

En la parte final, otra vez intervino el VAR, ahora para anular el gol de Thiago Heleno

 

Pero de tan igualito que un período que el otro se sucedió lo mismo que en el primero: la reiteración de faltas en posiciones poco propicias.

Y a sufrir con las pelotas paradas y las segundas jugadas dentro del área. Cuando el reloj marcaba los 30 minutos no la pasó bien el equipo de Zielinski. Para nada bien y necesitó alguna variante del banco para frenar el vendaval.

Entonces el DT sacó del campo a Zuqui, amonestado, y lo hizo debutar a Nehuén Paz, adelantando a Morel a la mitad de cancha. Pese a esas variantes el equipo siguió sufriendo, no tanto el asedio pero sí la sensación de apremio.

El local tuvo dos chances muy claras de cabeza, primero con Leo y luego con Thiago Heleno.

Y fue este último, a falta de ocho minutos quien encontró de cabeza el gol, anulado un par de minutos después a instancias del VAR y cuando hasta la voz del estadio lo había gritado y todo el local con sus suplentes abrazado junto a sus hinchas.

Para los minutos finales Zielinski mandó a Mateo Pellegrino por Méndez y dejó a Boselli en el banco. Una confirmación que el delantero no estaba para entrar en acción todavía.

Ya no tuvo tiempo Athlético para llegar al gol, que buscó pero no lo desesperó. Pudo ganarlo, pero también perdido si la suerte le daba un poco la mano a Estudiantes. Fue empate, y de alguna manera está bien. Todo se definirá en La Plata, pero el escenario es mejor que en la previa para los albirrojos, que además del buen resultado se trajo la convicción que sigue con vida, con un corazón que late y siente lo que piden sus hinchas: dejar todo por la Copa Libertadores.

 

📹🎤 EL COMENTARIO FINAL (Por Martín Cabrera)

 

 

📹🎤 LA PREVIA DESDE CURITIBA (Por Martín Cabrera)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla